Niños en desarrollo versus dietas vegetarianas

Rate this post

15El creciente interés que concitan las formas de alimentación saludables junto a un aumento en la cantidad de personas que rechaza el consumo de carne por diversas razones han acercado aún más el tema de las dietas vegetarianas y la crianza.

A priori, muchos padres que se sitúan desde el punto de vista “convencional” de crianza han mirado con recelo este tipo de dieta, que por un lado se ve como una forma de imponer las decisiones éticas de los padres a niños que aún no tienen edad suficiente para realizar una decisión consciente. Por otra parte, también está el temor de que los niños que dejan de consumir algunos alimentos de vital importancia para el desarrollo (especialmente la carne y las proteínas y vitaminas que contiene) terminen por sufrir consecuencias visibles en un desarrollo.

Desde la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria han sido enfáticos en señalar que una dieta vegetariana o vegana con una mala planificación está destinada a generar consecuencias negativas sobre la salud e influir en el crecimiento de los niños. Lo anterior se da en un contexto en que este tipo de dietas se está volviendo tendencia entre los padres españoles.

Dietas “verdes”
Recordemos que las dietas vegetarianas o veganas están basadas en la supresión de la carne como proteína, lo que incluye a pescados y mariscos, pudiendo extenderse también a otros productos de origen animal como la leche, los huevos, los lácteos y la miel.

A pesar de los riesgo de generar un problema nutricional en los niños, lo cierto es que los médicos  sólo fijan su llamado en prestar atención y realizar este tipo de dietas de forma asesorada, y siempre supliendo los nutrientes básicos con otros alimentos. Hasta ahora ningún especialista de la pediatría ha intentado prohibir o ser concluyente sobre la negatividad de las dietas vegetarianas en niños, y esto se debe simplemente a que, bien balanceada, esta forma de alimentación puede entregar todos los componentes  nutritivos que los niños necesitan.

Beneficios de los deportes en el desarrollo de los niños

En la actualidad, cuando la obesidad infantil ha sido declarada como una epidemia mundial, provocada principalmente por el sedentarismo y la mala alimentación. Se exige que los padres supervisen la alimentación y motiven la actividad física en sus hijos.
Controlar el consumo de comida chatarra en tu hijo harán que él tenga mucha más energía al jugar y mejorará su estado de ánimo. Es recomendable fomentar la práctica de algún deporte que le interese a tu hijo.
Los beneficios de los deportes y la actividad física en los niños son numerosos, podemos nombran entre esta larga lista que: favorece el crecimiento de los huesos y los músculos, es decir, ayuda a su desarrollo integral, ayuda a que los pequeños se concentren más en los estudios.
Por otro lado los deportes entregan valores sociales en los niños, como la responsabilidad, el trabajo en equipo, superar la timidez y el respeto a las reglas del juego.