Conozca las causas de la obesidad en los niños

Rate this post

obesidad_infantilTodo el mundo sabe que los alimentos sirven para nutrirnos y aportar energías para vivir, por lo que la energía que se ingiere en los alimentos debe ser igual a la que se gasta, de lo contrario comienza a aparecer el exceso de peso y en los casos más extremos, la obesidad pues la cantidad de calorías que se come son superiores al ejercicio físico que se realiza.

Este es un problema que afecta a todas la edades, especialmente a los niños debido a los estilos de vida de esta nueva sociedad.

Para conocer más a fondo este problema, a continuación se enumerarán algunas de las causas más comunes de esta enfermedad.

Nuevos estilos de vida y el exceso de calorías

-Los niños de hoy consumen muchas bebidas y refrescos azucarados durante la vida diaria, ya sea en los recreos del colegio, en la casa o simplemente cuando tienen calor. Antiguamente para todos estos casos los niños se conformaban solo con tomar agua la que los satisfacía eficazmente, sin embargo hoy no se conforman con ello y acuden a estos brebajes azucarados porque son más sabrosos.

-Comer frente a la televisión es un hábito que los niños han adoptado en estos últimos tiempos, y sobre todo con las llamadas “comidas chatarras” que tienen un alto contenido graso y escaso nivel nutricional. Al estar prestando atención a lo que sucede en el televisor, los niños no se dan cuenta de lo que están comiendo y terminan ingiriendo más de lo debido.

-Los niños comen dulces en exceso ya sea en el colegio o en el hogar, donde su dieta está llena de helados, galletas, chocolates o pasteles en todas las comidas diarias sustituyendo a las comidas saludables. Esto causa que en vez de que los niños ingieran minerales y vitaminas, estén reemplazándolas por grasas y azúcares que aumentan el peligro de adquirir diabetes.

-Los juegos al aire libre han sido reemplazados por el uso de las nuevas tecnologías, lo que ha generado que pasen horas jugando sentados sin gastar las calorías que ingieren,y la falta de actividad física provoca obesidad, estrés ansiedad, problemas de sueño, deterioro muscular, entre otras.

El problema de la obesidad infantil debe ser combatido con la ayuda de especialistas, ya que si prohibimos ciertos alimentos durante la estancia en nuestros hogares no solucionará el problema, debido a que el problema está en los hábitos y en la mente. Es por esto que solo con enseñar no basta, porque al estar lejos de los padres los niños volverán a comer en exceso y el problema persistirá.