Vacunación contra la influenza

Campaña de vacunación contra la influenza se extiende

Rate this post

Luego de 60 días de campaña y un 88,7% promedio de cobertura, el Ministerio de Salud se decidió a prolongar hasta el 9 de junio la campaña de vacunas contra la influenza, a fin de poder cubrir en su totalidad a los niños, adultos mayores y enfermos crónicos que requieren de inmunización, sobre todo considerando los panoramas de heladas y lluvias que se avecinan.

De acuerdo al doctor Fernando Muñoz, jefe del Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI), aún queda espacio para aumentar la cobertura más que exitosa que se ha logrado desde que en los meses pasados, las autoridades llamaran a la población a acudir oportunamente a los servicios de vacunación, considerando escenarios problemáticos como había sido el terremoto del norte del país y ahora, con los damnificados por el incendio de Valparaíso, la urgencia es mayor.

“Durante el período de 60 días definido para la campaña, estamos muy cerca de la meta en el promedio, pero hay espacio para aumentar la cobertura de los mayores de 65 años y de los niños y niñas. Por esta razón, y dado que falta algún tiempo para que los virus estén en su máximo apogeo, se ha decidido sostener la campaña por dos semanas más”, explicó el doctor Muñoz.

Riesgos de la influenza

Servicio de vacunaciónA diferencia de una gripe común, que por lo general es de corta duración y cede espontáneamente, la influenza puede prolongarse en el tiempo y derivar en complicaciones, tales como una neumonía, la cual puede ser eventualmente fatal si ataca a la población más vulnerable en términos inmunológicos -menores, enfermos y ancianos-.

Por tal razón, es importante que dentro del plazo que queda, los servicios de vacunación se movilicen rápidamente, a fin de que se puedan establecer operaciones en terreno, ya sea en salas cunas o consultas privadas en el caso de los niños; en cuanto a adultos mayores, se deberán identificar los lugares de mayor concentración.

Además, considerando las emergencias a partir de las condiciones climáticas en Calama y Tarapacá, es probable que se proceda a servicios de medicina preventiva generalizada para la población que enfrente mayores riesgos de infección, aunque esto aún no se define y quedará a criterio de las autoridades de cada región.