5 cosas que deberías saber antes de comenzar un plan para bajar de peso

Rate this post

¿Estás decidido a comenzar una dieta para bajar de peso? ¿Tienes claro cuáles son los pasos a seguir y las consideraciones que debes tomar? No te preocupes, échale un vistazo a estos prácticos consejos que te permitirán tener mayor seguridad a la hora de empezar tu plan.

Es muy importante alimentarse de manera saludable al intentar bajar de peso, así como también poner atención a las actividades físicas, y alejarse de tentaciones como bebidas alcohólicas y grasas saturadas, son uno de los primeros pasos que suele tomar cada persona. Sin embargo, es fundamental llevar una dieta saludable que interponga equilibrio y que dé el aporte nutricional necesario para funcionar correctamente.

Integrar más verduras, frutas verdes e infusiones sin azúcar permitirá que se realice una desintoxicación en el cuerpo, eliminando toxinas que pueden perjudicar nuestra salud. Es un proceso lento pero que a la larga brinda muy buenos resultados.

Lo relevante es mantener una buena hidratación, con el respectivo aporte de vitaminas y calorías para no andar fatigado, ni tentarse con la idea de consumir algún dulce o comida chatarra. El cuerpo termina acostumbrándose a la dieta saludable, mientras te sentirás mejor y reducirás grasa corporal y peso.

bajar_peso1. La importancia del compromiso

Esta palabrita deberás recordarla cada día al levantarte, pues dará frutos. Es esencial que no cedas ante los malos ratos que aumentan tu ansiedad, ni te impacientes por observar los resultados de tu dieta. Concéntrate en el plan original, a medida que vayas cumpliendo con pequeñas metas del mismo, el tiempo irá pasando más rápido y sentirás avances en el mediano plazo.

2. Cambia tu entorno y hábitos

Si solías guardar snacks por tu casa para tener “por si acaso”, tendrás que deshacerte de ellos por completo. Rodea tu entorno de comida saludable, frutas, agua o jugos naturales serán clave para no sucumbir ante los alimentos que no son parte de tu minuta. Ordena tus comidas y mata el antojo con frutas, agua abundante o algún otro alimento que sí esté permitido dentro de tu plan.

3. Interacción con medicamentos

¿Estás bajo tratamiento con algún medicamento? Infórmate sobre cuáles de ellos pueden hacer un poco más difícil tu objetivo. Antidepresivos, litio, antihistamínicos, medicamentos para la diabetes e incluso anticonceptivos pueden hacer un poco más ardua la tarea de bajar de peso, así que infórmate a tiempo.

4. Consulta a tu médico

Analiza tu plan con un nutricionista para asegurarte que no ponga en riesgo tu estado de salud. Alértale también de cualquier cambio que notes en tu cuerpo o estado de ánimo, así confirmarás si el plan que desarrollaste es realmente el indicado para tu organismo.

5. Promueve la sensación de saciedad.

Proponerte reducir tu peso, no significa que debas matarte de hambre, sino ordenar tus hábitos alimenticios. Lo ideal es que no pases más de tres horas sin comer algo liviano, de lo contrario, cuando llegues a probar un bocado puede que te descontroles. Por eso, evita la fatiga consumiendo sopas caseras y gelatinas que, además de nutrir, ayudarán a mantener una sensación de saciedad durante tus comidas fuertes.

Como puedes ver, empezar un plan para perder peso es una tarea que requiere de mucho compromiso y dedicación. Recuerda siempre ser responsable con tu organismo, después de todo, bajar de peso es un compromiso con una vida saludable.