endodoncia

¿Para qué sirve el tratamiento de endodoncia?

Rate this post

endodoncia

Muchas veces hemos escuchado las palabras ortodoncia y endodoncia e instantáneamente la asociamos al dentista, pero no sabemos a ciencia cierta de qué se tratan. En el caso de la endodoncia, ésta se encarga de tratar el interior de un diente, que presenta algún problema.

Si una caries infecta la cámara en donde va el nervio, la única manera de salvar el dientes sin extraerlo, es con un tratamiento del conducto radicular. Dentro de la dura cubierta exterior del diente, existe una pulpa formada por vasos sanguíneos, vasos linfáticos y nervios que nutren al diente. Los conductos radiculares que contienen la pulpa se extienden hasta la parte terminal de la raíz, llegando al hueso. Es así como una caries profunda o una lesión en la superficie del diente, pueden ocasionar graves daños e infecciones en los nervios y vasos de la pulpa.

¿En qué consiste?

La endodoncia o tratamiento de conductos lo que hace es limpiar la cámara pulpar, así como también los conductos que se encuentran infectados y colocar luego un material de obturación para sellar esos espacios, que fueron previamente limpiados y desinfectados.

Este tratamiento es necesario cuando la pulpa dental se inflama o se infecta. Para esto, pueden existir varias causas como una caries profunda, procedimientos dentales repetitivos, una fractura en el diente, producto de algún golpe, etc.

En cuanto a las señales de una pulpa afectada serían un dolor espontáneo, sensibilidad prolongada al frío o al calor, cambio de coloración en el diente, inflamación y molestia en la encía alrededor del diente que se encuentra afectado. No obstante, esto no es una regla, ya que en muchos casos, estos síntomas podrían no presentarse.

Una visita al especialista siempre puede aclarar cualquier duda respecto al tema, por lo que no hay que dejar nuestra salud bucal de lado. Siempre es preferible prevenir cualquier infección o problema, que estar curando más adelante, ya que enfrentamos el riesgo de pérdida de una de las piezas dentales, y también porque el precio de un tratamiento es mucho más costoso que una simple consulta de prevención al dentista.