Ejercicio intenso puede ayudar a controlar el Parkinson

Rate this post

Treinta minutos al día, cuatro veces por semana, en alta intensidad. Caminando así, cotidianamente, retrasa la progresión de la enfermedad de Parkinson en personas que recibieron el diagnóstico hace menos de cinco años y que aún no usan medicación.

La noticia de que este tipo de ejercicio puede casi ser equiparado a un medicamento preventivo fue anunciado por investigadores de la Northwestern University y Colorado University (EEUU). Fue el primer estudio clínico del género.

Los científicos querían saber si las evidencias de beneficios de esta actividad encontradas en algunos estudios con animales ser observadas en humanos.

casal-idosos-maratona-80-anos

Además, el grupo deseaba descubrir la intensidad y la periodicidad que de hecho traería resultados. Hasta entonces, las informaciones provenientes de las investigaciones en cobayos eran insuficientes para obtener un patrón de efectividad.

Con indicadores positivos obtenidos en la primera fase de los estudios, los expertos siguieron a la segunda etapa. Los pacientes se dividieron en tres grupos.

Los dos primeros entrenaron cuatro veces por semana, pero en intensidades distintas. Una parte entrenó a ritmo moderado con la frecuencia cardíaca entre el 60% y el 65% de la máxima. La otra, a ritmo intenso, con la frecuencia cardíaca entre el 80% y el 85% de la máxima. El resto siguió con su rutina, aunque eso implicara sedentarismo.

Seis meses después, los únicos que no presentaron ningún descenso asociado a la enfermedad, como pérdida de equilibrio y dificultades en la coordinación motora, fueron los sujetos sometidos al régimen de entrenamiento intenso.

Una de las hipótesis para el efecto es que la buena oxigenación proporcionada por el ejercicio ayude a impedir el deterioro de las neuronas.

“Creo que el entrenamiento aeróbico intenso beneficiará incluso a pacientes en estado más avanzado de la enfermedad”, dijo Margaret Schenkmann, responsable del estudio.

Otros ejercicios que ayudan  amenizar y prevenir el Parkisnon :

Danza

Ayuda a mantener o retrasar la pérdida progresiva de la coordinación motora. Las más elaboradas, como el tango, tienen mayor eficacia

Boxeo

Entrena la coordinación motora y mejora la fuerza muscular

Pilates

Aumenta el tono muscular y eleva el poder de concentración, a menudo perjudicial