Archivo de la etiqueta: vida sexual activa

Bienestar y salud en la vejez también está asociado a vida sexual

En nuestra sociedad, todavía tenemos la idea errónea de que, con el paso de los años, el ser humano deja de tener un desempeño sexual satisfactorio y no presenta las mismas condiciones de deseo y placer sexual.

Quién cree que la tercera edad debe utilizar su cama box pring sólo para dormir, esta muy engañado. Por eso, Es necesario cuestionar estas creencias distorsionadas frente al ejercicio sexual durante el proceso de envejecimiento, sustituyéndolas por informaciones realistas y no preconcebidas.

old

El sexo en la tercera edad

El sexo hace diferencia cuando el asunto es salud. Y según defienden los médicos, el envejecimiento no induce necesariamente la impotencia sexual.

Lo que está detrás del cuadro son cambios de orden sistémico – circulatorios, neurológicos, endocrinológicos – o emocionales, que pueden iniciarse bien antes, hacia los 40 años.

Cada caso debe ser cuidadosamente evaluado por un especialista. Lo ideal es buscar al médico ante los primeros síntomas de que algo no va bien. Por eso si no tienes ganas de hacer algo más que dormir en su cama box spring, cansancio excesivo o dificultad en la erección, busca un especialista y evita al máximo la automedicación.

Cuidar de la salud física y mental a lo largo de la vida es la mejor opción para quien desea que la actividad sexual sea buena compañera también en la tercera edad.

Cambios si, pérdida de calidad no

Según expertos, lo que cambia con el paso de los años es el intervalo entre una erección y otra. Pero lo que se pierde en cantidad, puede ser revertido en calidad.

Eso ocurre porque además el sexo involucra afecto y, para eso, la edad no impone límites. Una buena vida a dos reduce la incidencia de crisis depresivas en la vejes y juventud.

El bienestar relatado por quien disfruta de una vida sexual sana tiene nombre: se llama endorfina. Además de la dosis extra de esta hormona del placer, el sexo activa la circulación, potencia el sistema inmunológico, alivia el malestar causado por la jaqueca, fortalece la musculatura pélvica, mejora la calidad del sueño, entre otros beneficios.