Archivo de la etiqueta: ultrasonido

Las ventajas de la ecografía

La ecografía es un procedimiento también conocido como ultrasonido, y en realidad es como un sonido común, excepto que no tiene una frecuencia que nuestro oído puede oír. Ese método envía la frecuencia  al cuerpo por medio de un tipo de sonda que toca la piel del paciente y el sonido se refleja en los órganos.

De esa forma, el retorno del eco se transmite a través del transductor y se convierte mediante un instrumento electrónico en imágenes transmitidas por un monitor, que es el dispositivo que está realizando la exploración de ultrasonido.

¿Quién realiza la ecografía?

El procedimiento siempre es realizado por un doctor especialista, llamado ecografista, y las imágenes que se capturan en la película son posteriormente interpretadas por el profesional que cuida del caso del paciente.

Características y sus tipos 

La ecografía o ultrasonografía es un examen que utiliza ultrasonidos para evaluar las estructuras anatómicas de nuestro organismo. El término ecografía es, a menudo, abreviado para Eco en el lenguaje médico corriente.

Este examen sirve para ayudar al médico en el diagnóstico de varias enfermedades, así como para evaluar la respuesta al tratamiento. En esta técnica se utiliza un aparato, denominado ecógrafo que produce los ultrasonidos.

Para evaluar diferentes áreas de nuestro organismo se utilizan diferentes sondas, que emiten ultrasonidos con diferentes frecuencias, dependiendo de la profundidad del órgano que se pretende evaluar.

De esa forma, existen diversos tipos de ecografía entre ellas la abdominal, de tireoide, renal, torácica, pelve, hombro, prostática, mamaria y ecografía de las partes blandas – que analizan estructuras superficiales, como la piel y la grasa subcutánea.

La ginecología y la obstetricia también utilizan mucho las ecografías, sea para tener diagnósticos más detallados del útero y ovarios o para evaluar la evolución del bebé y de sus órganos durante el embarazo.

Sus principales ventajas 

El examen de ultrasonido ofrece muchas ventajas para el paciente que necesita hacerlo. Además de ser un procedimiento que no causa ningún tipo de dolor, su duración también es mínima y generalmente dura entre 10 y 15 minutos al máximo (en casos simples).

Cuando hablamos de casos que necesitan un diagnóstico más complejo y que  lleguen más a fondo, la ecografía puede durar más tiempo. De esa forma el área que necesita ser analizada es estudiada con más detalle y precisión.

Efectos y algunas recomendaciones

La ecografía es un procedimiento seguro, sin efectos secundarios en la mayoría de los pacientes, y además de ser común, hay varias indicaciones médicas para el uso de la ecografía. Aunque sea casi siempre recomendada para mujeres embarazadas, este examen también puede ser utilizada para diversas partes del cuerpo, tales como el útero, los ovarios, hígado, vejiga, entre otros órganos.

Así que no es motivo para  preocuparse si su médico solicita una investigación de ultrasonido, ya que el proceso es muy tranquilo y rápido, tampoco causa dolores o presenta riesgos al paciente. El más importante en ese momento es encontrar una clínica especializada en el procedimiento y que pueda garantizar resultados confiables.  Más allá de un examen de diagnóstico, la ecografía puede ayudar a prevenir e iniciar tratamientos el cuanto antes, lo que hace toda la diferencia  en casos de enfermedades.