Archivo de la etiqueta: traumatología

Cuándo buscar la ortopedia, reumatología o traumatología

Al sentir dolor en las rodillas, o en el hombro, la primera pregunta que nos hacemos es: ¿Debemos buscar un ortopedista, un traumatólogo, o sería mejor buscar un reumatólogo? Mientras que cada uno de ellos actúa muy de cerca el uno al otro, a veces incluso juntos de manera complementaria, las tres especialidades tienen sus propias características.

https://p2.trrsf.com/image/fget/cf/460/0/images.terra.com/2015/07/07/orto-int.jpg

De qué se trata cada una de ellas

El ortopedista trata los problemas mecánicos relacionados con los huesos (fracturas, luxaciones, lesiones de menisco o ligamento). El reumatólogo, a su vez, se encarga de las enfermedades inflamatorias de las articulaciones y los tejidos circundantes (huesos, músculos, tendones y ligamentos). Las principales enfermedades reumáticas son la osteoartritis (desgaste del cartílago), fibromialgia (dolor en el cuerpo), la osteoporosis (disminución de los huesos), la artritis reumatoide (inflamación en las articulaciones, deformación y dificultad de movimiento) y tendinitis (inflamación de los tendones) , entre otras.

¿Qué es la fibromialgia?
La fibromialgia es una enfermedad que ha cobrado un considerable aumento en estos últimos años, y el número de pacientes que se ven aquejados por esta enfermedad puede aumentar, ya que muchas personas asocian esta enfermedad a la fatiga o a los estados de ánimos negativos.
Sus síntomas se caracterizan por presentar un dolor músculo esquelético generalizado y una disminución en el umbral del dolor, una especie de hipersensibilidad. Estos dolores se presentas principalmente en zonas musculares, sin ser estas expuestas a ningún tipo de lesión, estos padecimientos tienen una gran sensibilidad a los cambios de temperaturas y a cualquier tipo de contacto físico.
Aún no se tiene certeza sobre las causas directas de esta enfermedad, pero todo apunta a que se trata de un desequilibrio de neurotransmisores del sistema nervioso producido post cuadros depresivos. Tampoco existe un medicamento que sane esta enfermedad, pero se ocupan fármacos para aliviar sus dolores.

El traumatólogo, el profesional especialista en traumatología se encarga del cuidado, estudio y rehabilitación de la forma y función de la columna y estructuras asociadas. Esa especialidad médica se dedica a cuidar lesiones traumáticas; pero contempla también el estudio de patologías congénitas.

Aunque que sea difícil distinguir el paciente cuando el dolor está relacionado con ortopedia, reumatología o traumatología los siguientes consejos pueden ser útiles:

Si el dolor o la inflamación aparecen después de un trauma, como una torcedura provocada por la práctica del deporte, lo ideal es buscar un ortopedista. En caso de que la lesión o los síntomas  sean en la columna y estructuras asociadas, es recomendable procurar un traumatólogo.

Si los síntomas son crónicos y acompañan inflamaciones, dolor, calor, enrojecimiento y dificultad de movimiento, el reumatólogo es el experto más adecuado.

La diferencia entre reumatólogos y cirujanos ortopédicos es que la ortopedia es una especialidad quirúrgica que se ocupa de la corrección de problemas mecánicos. La reumatología, por su vez, es una especialidad clínica que utiliza el tratamiento farmacológico y la rehabilitación física.

Ahora que ya sabes las diferencias entre esas especialidades médicas, procura buscar una clínica responsable y reconocida por el núcleo que más te conviene y mejor solucionara su problema.

¿Qué hacer después de sufrir un esguince?

Un esguince corresponde a una lesión que se produce en los ligamentos ubicados en las articulaciones, cuando son sometidos a algún tipo de movimiento agresivo. Puede provocarlo una ruptura o estiramiento exagerado, generando un fuerte dolor en el área que generalmente termina inflamada. Habitualmente nos percatamos que sufrimos algún tipo de esguince cuando luego de una caída o golpe fuerte, la zona afectada se hincha, la piel cambia de color, las articulaciones implicadas se vuelven rígidas y se siente dolor muscular y/o articular.

Si llegas a sufrir algún tipo de esguince, debes saber que la solución es mucho más simple de lo que parece, pero para ello debes seguir alguno de los 3 pasos que encontrarás a continuación:

1. Tratamiento primario

Básicamente son todas las acciones que te permitirán desarrollar progresivamente el movimiento con normalidad. Lo primero es mantener reposo, entre 24 a 48 horas. En caso de no poder hacerlo, evita al máximo apoyar tu peso en la zona afectada o realizar las acciones que demanden mucho trabajo en ella. El siguiente paso es aplicar hielo por alrededor de 2 horas, estando en reposo con la zona afectada apoyada y elevada sobre una cierta altura. Asimismo, es muy importante que una vez que hayas tomado las anteriores precauciones, tengas cubierta la extremidad esguinzada con un vendaje elástico, para prevenir que la inflamación se desarrolle.

2. Tratamiento con medicamentos

Todos aquellos medicamentos como el paracetamol, por ejemplo, sirven para aliviar la sensación de dolor. Asimismo, los antinflamatorios no esteroides —sustancias que combaten tanto el dolor como la inflamación— son una alternativa para rehabilitarse en una cantidad de tiempo mucho menor.

3. Tratamiento fisioterápico

Estos se hacen por medio de baños de contraste, masajes para reducir la inflamación, fortalecimiento de los músculos y una reeducación propioceptiva, que consiste en un conjunto de distintas técnicas que ayudan a estimular el trabajo del sistema neuromuscular. No olvides que estos tratamientos siempre deben ser supervisados por alguien capacitado.

Cualquiera de las 3 opciones te puede resultar útil, incluso es posible realizarlas en conjunto, todo depende de la alternativa que estimes más conveniente. Sin embargo, siempre es importante tomar en cuenta qué medidas puedes tomar para prevenir que tus articulaciones sufran un esguince, luego de realizar algún deporte o actividad física exigente. Después de todo, el cuidado de tu integridad física y calidad de vida, sólo depende de ti.