Archivo de la etiqueta: tiroides

Jugos ayudan a enfrentar los problemas en la tiroides

Nerviosismo, insomnio y pérdida o aumento de peso son los síntomas hipertiroidismo más comunes de cambios irregulares de la actividad de la glándula tiroides, responsable por regular el funcionamiento de órganos como el corazón, el hígado, el cerebro y los riñones.

El problema es más común en las mujeres que en los hombres, llegando incluso a niveles en que se puede dañar la fertilidad femenina y causar riesgos durante el embarazo.

Hipotiroidismo e hipertiroidismo 

El hipertiroidismo opuesto es el hipotiroidismo, que se caracteriza por el funcionamiento más lento de la tiroides, resultando en una baja o ninguna producción de hormonas.

Diferencia entre ambos
Tanto el hipotiroidismo e hipertiroidismo son enfermedades que aquejan una disfunción en la glándula tiroides. En el primer caso la glándula tiroides no genera la cantidad suficiente de hormonas tiroideas, en el hipertiroidismo es lo contrario: un exceso de la producción de esta hormona.
El caso más recurrente de hipotiroidismo es la tiroiditis de Hashimoto, y en el caso del hipertiroidismo la enfermedad de Graves. El buen funcionamiento del sistema endocrino es vital para el organismo, razón por la cual estas enfermedades tienen que ser tratadas con urgencia y restablecer lo antes posible la producción de hormonas tiroideas.
El hipotiroidismo se ve reflejado en síntomas como la retención de líquidos, somnolencia, problemas de concentración y memoria, sequedad de la piel (manos), tendencia a la depresión, visión borrosa e irritabilidad.
Los síntomas del hipertiroidismo son contrarias al hipotiroidismo: aceleración, nerviosismo, palpitaciones, ansiedad, temblores en las manos, alteraciones del sueño y pérdida de peso.

Los principales síntomas del hipotiroidismo son fatiga, depresión y aumento de peso.Algunos alimentos pueden ayudar a tratar la tiroides y normalizar el funcionamiento de la misma.

Conoce la receta de dos jugos que puede te ayudar a enfrentar los problemas en la tiroides:

1. Jugo para sanar hipotiroidismo

La receta contiene tres ingredientes especiales:

  • Algas deshidratadas y acelgas (eses ingredientes contienen yodo que ayuda a regular la tiroides)
  • Naranja
  • Durazno (es una fruta rica en minerales, lo cual es muy importante para el buen funcionamiento de la tiroides).

INGREDIENTES

1 hoja de alga seca (se venden en tiendas de alimentos naturales o en los mercados de bienes orientales)

10g de acelgas

2 naranjas

1 durazno

MODO DE PREPARACIÓN

Hidrate la alga colocándola en un vaso con un poco de agua.

Elimine el agua y deje de lado las algas hidratadas.

Preparar el jugo de naranja.

Combinar todos los ingredientes y mezclar en una licuadora.

Colar y tomar tres veces al día entre las comidas.

2. Jugo para sanar el hipertiroidismo.

Col y pera, son alimentos que contienen sustancias que inhiben la producción de hormonas las hormonas de la tiroides.

INGREDIENTES

3 hojas de col

1 pera

200 ml de agua

MODO DE PREPARARACIÓN

Batir los ingredientes en una licuadora.

Colar y tomar 3 veces al día.

IMPORTANTE

Las personas con enfermedad de la tiroides deben buscar una clínica especializada en el asunto y realizar acompañamiento con profesionales. Nada debe substituir el tratamiento clínico.

 

Cómo detectar problemas a la tiroides

tiroidesUna de cada cinco mujeres sufre de problemas a la tiroides, según datos de la Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes, los cuales suelen afectar después de los 40 años.

La tiroides es una glándula endocrina encargada de secretar las hormonas tiroideas, estas controlan procesos esenciales del cuerpo como el ritmo cardíaco, el metabolismo, el crecimiento de los músculos, entre otros.

 Tipos  de enfermedades a la tiroides

 Los tres problemas más comunes son el hipotiroidismo, cuando hay un descenso en la secreción de las hormonas tiroideas, provocando una disminución en el metabolismo basal. En segundo lugar está el hipertiroidismo, que se caracteriza por un aumento excesivo en la secreción de la hormona tiroidea. Por último, están los nódulos tiroideos, crecimiento o protuberancia en la glándula, es decir en la parte frontal del cuello, justo al centro y arriba de la clavícula.

 Cuando presentan problemas  en la tiroides estos nos afectan en varios niveles desde la parte física, hasta la dimensión psicológica a través de depresión y baja de energía. Por lo mismo, estar atentos a las señales que nos da el cuerpo, será esencial.

La función básica de la tiroides es segregar determinados tipos de hormonas: tiroxina y tryodotironina, las que van a regular nuestro metabolismo, además de todas las funciones relacionadas con la reproducción y nuestro crecimiento, cuando somos pequeños.
Ahora, las principales enfermedades que se manifiestan por alguna anomalía en la tiroides son:
- Hipotiroidismo: cansancio, aumento de peso, dolor muscular, etc. Su tratamiento consiste en dosis de yodo, junto a una correcta alimentación.
- Hipertiroidismo: nerviosismo, sudoración, alteraciones en la menstruación, etc. En este caso puede ocurrir que padezcamos una crisis tiroidea, donde hay mucha fiebre. Será tu medico quién te dé el tratamiento más adecuado a tu sintomatología.
- Nódulos tiroideos: es otra enfermedad en la cual aparecen bultos alrededor de la glándula tiroidea. Se detecta mediante exámenes médicos que señalarán si son masas benignas o cancerosas.
Finalmente las enfermedades tiroideas, en general, tienen un tratamiento adecuado y es una enfermedad crónica con la que se puede vivir de manera casi normal.

Síntomas más comunes

 El correcto diagnóstico de la tiroides es complejo, ya que puede afecta a muchas áreas del cuerpo a la vez y de diferentes maneras, entre los síntomas más comunes están:

-          Fatiga constante y cambios de ánimo

Si a pesar de haber dormido toda la noche, nos despertamos con cansancio o con la necesidad de dormir una siesta a media tarde.

-          Cambios de peso

La tiroides es responsable de regular el metabolismo y el pulso cardíaco, por lo mismo una bajada o subida de peso repentina, podría indicar fallas en el funcionamiento de la glándula. Igualmente, si hay cambios en la velocidad de tus pulsaciones, podría indicar un problema a la tiroides.

 

Conozca los nódulos tiroideos y cómo pueden afectarle

nódulos_tiroideosExisten muchas afecciones que atacan a la glándula de la tiroides, la que está ubicada en la parte frontal del cuello, específicamente encima de donde están las clavículas en el centro. Y al ser una zona tan difícil, en algunas ocasiones se manifiestan los nódulos tiroideos, que consisten en la existencia de una protuberancia en el área.

Estos nódulos son neoplasias de células en la glándula tiroidea, las que pueden  ser quistes  llenos de líquidos, ser un nódulo o un grupo de nódulos pequeños, es posible que produzcan hormonas tiroideas (nódulo caliente), o que no las esté produciendo (nódulos fríos) y finalmente pueden ser benignos, lo que implica que no se trata de un cáncer; así como también ser efectivamente un cáncer de tiroides.
Ahora usted se estará preguntando, quiénes pueden adquirirlos; pues bien los científicos han demostrado que conforme van pasando los años, una persona tiene más probabilidades de desarrollarlos; además las mujeres son más propensas que los hombres a adquirirlos.

¿Cómo saber si es canceroso?

Si usted o uno de sus amigos puede palpar un bulto en la zona y es duro, ha presentado cambios en la voz, si tiene antecedentes de exposición a la radiación en cabeza y cuello, o tiene familiares que han padecido cáncer a la tiroides debe acudir cuanto antes a un médico especialista.
Es preciso mencionar que la mayoría de estos nódulos no presentan síntomas, no obstante cuando comienzan a crecer ejercen presión manifestándose con dolor en el cuello, tener un bocio visible, tener problemas para respirar cuando está acostado, dificultad para deglutir alimentos, o roncar; así como también tener el pulso acelerado, tener más hambre que de costumbre, sentir la piel pegajosa y helada, tener una notoria pérdida de peso, una sensación de inquietud constante, dolores en el área del tórax, fatigas e incluso pérdida de la memoria.

Todo lo que debe consultar al médico post tratamiento contra el cáncer de tiroides

El temor de una persona que ha pasado por un tratamiento contra el cáncer de tiroides, es que vuelva a aparecer en el corto plazo o exista una expansión hacia otros órganos. Lo importante es mantener un chequeo constante, pero siempre pensando en que se puede regresar a una vida normal tras las terapias.

Lo fundamental es asista a cada consulta médica programada y aclara todas las dudas que tenga en cada una de ellas. Establezca un calendario con fechas de pruebas y estudios de seguimiento, procurando estar al día en ello.

También, es necesario que consulte sobre los posibles efectos secundarios en el mediano y corto tiempo, así como a qué situaciones debe prestar atención y ante qué circunstancias debe ir a un especialista. No olvidar, además, sugerencias para un plan de alimentación y de actividad física.