Archivo de la etiqueta: test papanicolau

papanicolau

La importancia del Test Papanicolau

papanicolauMuchas son las mujeres que por vergüenza o simplemente flojera dejan de asistir a las citas con su ginecólogo y luego deben lamentar enfermedades que son detectadas de forma tardía.

Uno de los exámenes que no se realizan con mucha frecuencia las mujeres es el test de Papanicolau, sin pensar en las consecuencias que trae el no realizarlo.

Si tu vida sexual ya la iniciaste o eres mayor de 21 años, deberías considerar leer este artículo.

Lo que debes tomar en cuenta a la hora de dejar para después este test, es la importancia que tiene. Gracias a este examen se puede detectar el cáncer del cuello uterino (cervical, del cuello de la matriz).

En primer lugar debes saber que este test tiene varios nombres algunos lo llaman “citología vaginal” y otros “prueba del Papanicolau”, mientras que en Estados Unidos, por su parte, se conoce como “Pap”.

¿En qué consiste el test?

El examen consiste en que tu ginecólogo, mediante una espátula obtiene células del fondo de la vagina y de la parte externa del cérvix.

Posteriormente con un pequeño cepillo redondeado se toman esas células del interior del cuello del útero. Luego esas muestras se depositan en un cristal especial que se llama portaobjeto, que será enviado al laboratorio para el análisis correspondiente.

Importante es que la mujer debe realizarse la prueba entre períodos y evitar las relaciones sexuales, los lavados vaginales, el uso de espermicidas u otras cremas vaginales en las 48 horas previas, con esto se evita el mayor número de posibles errores en el diagnóstico final.

¿Quienes se lo deben realizar?

Todas las mujeres mayores de 20 años deben hacerse este test , al menos una vez al año. También se lo pueden hacer mujeres menores de 20  que tengan una vida sexual activa. Además de las mujeres que llevan varios años tomando anticonceptivos orales.

Una vez realizado el examen y el resultado es positivo, esto significa que existe una lesión que puede ser moderada o grave. De no tratarse  a tiempo estas lesiones, pueden terminar en un cáncer.