Archivo de la etiqueta: tercera edad

Bienestar y salud en la vejez también está asociado a vida sexual

En nuestra sociedad, todavía tenemos la idea errónea de que, con el paso de los años, el ser humano deja de tener un desempeño sexual satisfactorio y no presenta las mismas condiciones de deseo y placer sexual.

Quién cree que la tercera edad debe utilizar su cama box pring sólo para dormir, esta muy engañado. Por eso, Es necesario cuestionar estas creencias distorsionadas frente al ejercicio sexual durante el proceso de envejecimiento, sustituyéndolas por informaciones realistas y no preconcebidas.

old

El sexo en la tercera edad

El sexo hace diferencia cuando el asunto es salud. Y según defienden los médicos, el envejecimiento no induce necesariamente la impotencia sexual.

Lo que está detrás del cuadro son cambios de orden sistémico – circulatorios, neurológicos, endocrinológicos – o emocionales, que pueden iniciarse bien antes, hacia los 40 años.

Cada caso debe ser cuidadosamente evaluado por un especialista. Lo ideal es buscar al médico ante los primeros síntomas de que algo no va bien. Por eso si no tienes ganas de hacer algo más que dormir en su cama box spring, cansancio excesivo o dificultad en la erección, busca un especialista y evita al máximo la automedicación.

Cuidar de la salud física y mental a lo largo de la vida es la mejor opción para quien desea que la actividad sexual sea buena compañera también en la tercera edad.

Cambios si, pérdida de calidad no

Según expertos, lo que cambia con el paso de los años es el intervalo entre una erección y otra. Pero lo que se pierde en cantidad, puede ser revertido en calidad.

Eso ocurre porque además el sexo involucra afecto y, para eso, la edad no impone límites. Una buena vida a dos reduce la incidencia de crisis depresivas en la vejes y juventud.

El bienestar relatado por quien disfruta de una vida sexual sana tiene nombre: se llama endorfina. Además de la dosis extra de esta hormona del placer, el sexo activa la circulación, potencia el sistema inmunológico, alivia el malestar causado por la jaqueca, fortalece la musculatura pélvica, mejora la calidad del sueño, entre otros beneficios.

Problemas articulares más comunes en adultos

El paso del tiempo y el envejecimiento afectan de particular manera la fisiología de nuestro cuerpo. Por lo tanto, no es raro notar que a mayor edad existan cambios en la postura y la forma en cómo una persona se desplaza mientras camina.

2En esto las articulaciones juegan un papel importante. Hay que entender que el esqueleto es el encargado de apoyar y dar estructura a todos los órganos y componentes del cuerpo, el que se encuentra integrado por las articulaciones, que nos permiten tener movilidad.  En la articulación los huesos están conectados pero nunca se tocan; entre ellos existen los cartílagos, la membrana sinovial y el líquido, que amortigua los movimientos.

El envejecimiento y otros factores como el sobrepeso, falta de nutrientes esenciales, una vida poco activa o la genética puede incidir en que recurrentemente aparezcan enfermedades críticas para la tercera edad.

Enfermedades más comunes en la adultez
Entre las afecciones más comunes se encuentra la osteoporosis, un cuadro que se caracteriza por la disminución de la masa ósea junto con el deterioro de la micro arquitectura de los huesos. Esto termina debilitando las extremidades, aumentando el riesgo de una fractura.

La osteoartritis también es común en la tercera edad. Esta enfermedad afecta a las articulaciones, principalmente al cartílago que las integra. La osteoartritis hace que su capa superior se rompa, haciendo que se desgate y generando dolor por la fricción entre los huesos.

El paso de la edad también afecta a los reflejos de las personas mayores, que se convierten en pacientes en los que disminuye la velocidad de reacción. ¿Por qué? Principalmente por el cambio que el envejecimiento provoca en músculos y tendones, lo que representa una pérdida del reflejo rotuliano o reflejo aquíleo.

En el diagnóstico de esta mayor incidencia de cuadros en la tercera edad se recurre a la radiología, en su especialización musculo esquelética, que se dedica a la atención de trastornos en el aparato locomotor.

Tercera edad: sueño excesivo puede ser alerta

Dormir bien es esencial a cualquier edad, pero cuanto más tiempo pasa, más calidad el sueño debe tener para que el proceso de envejecimiento sea saludable. Sin embargo, dormir bien no es sinónimo de dormir en exceso, por eso, pasar horas descansando en el sillón o cama box spring 1 plaza no significa salud. sono

Una encuesta realizada por la Universidad Federal de São Paulo señala que las personas de más de 85 años presentan un patrón más regular del sueño.

Según la pesquisa dormir bien significa envejecer bien. Los ancianos con mayor y mejor tiempo de vida, duermen y despiertan siempre en el mismo horario y hacen una siesta a mitad de día.

El sueño y nuestro cuerpo

El sueño es fundamental para la salud del organismo. El resultado de comer bien y ejercitarse puede verse afectado considerablemente si las noches de sueño no van bien.

Otra alerta importante es para aquellos que pasan gran parte de sus noches y mañanas acostados en una cama box spring 1 plaza o haciendo repetidas pausas en el día: dormir más de diez horas al día puede ser una señal de la manifestación de enfermedades serias y el Alzheimer es una de ellas.

Preocupación doble con la tercera edad

Hoy en día, la apnea del sueño es un problema que afecta casi el 80% de la población de más de 60 años. Los síntomas principales son las pausas respiratorias, que hacen por veces los portadores despertaren durante el sueño y las consecuencias van desde hipertensión hasta la declinación cognitiva, que también puede conducir al Alzheimer.

Las señales de quien está durmiendo mal y necesita una atención especial, son las siguientes:

1. Cansancio durante el día
2. Somnolencia excesiva
3. Dificultad para empezar a dormir
4. Sueño fragmentado
5. Despertar demasiado temprano y no conseguir dormir más
6. Falta de atención

En el caso de esos síntomas, sea en cualquier edad, un doctor debe ser consultado.

Ejercicio y comida sana, la receta perfecta para evitar la osteoartritis

11Una de las enfermedades más comunes y extendidas entre la tercera edad es la  osteoartritis. Este cuadro se produce cuando el cartílago de las articulaciones se desgasta, produciendo dolor y pérdida de movilidad.

Esta enfermedad es también conocida como artrosis, que también es otra de las formas más comunes de hablar sobre esta enfermedad articular degenerativa.

La osteoartritis es una de las consultas más frecuentes entre los profesionales de geriatría, debido a que su incidencia aumenta con la edad, siendo muy común entre las personas que cumplen más de sesenta y cinco años.

Algunas de sus causas

Existen ciertos factores que terminan por determinar la aparición de la osteoartritis, las cuales pueden identificarse como:

- La obesidad, que va impactando negativamente y desgastando las articulaciones que soportan el peso del cuerpo.

- Algunos rasgos hereditarios, como por ejemplo determinados efectos congénitos en las articulaciones. El cartílago defectuoso es el que se daña con mayor rapidez.

- La debilidad muscular, condición que se da entre la gente de avanzada edad, que año a año va perdiendo masa muscular y por tanto puntos de soporte articular.

- Las lesiones que durante los años la persona ha acumulado a través de la práctica de deportes o accidentes. El daño reiterativo sobre una misma articulación u su uso excesivo es una de las causantes de la osteoartritis.

Entre los principales síntomas que se aprecian en esta condición está un fuerte dolor en las articulaciones que se va intensificando luego de periodos de actividad física excesiva o luego de realizar actividad tras periodos de inactividad prolongada.

Otra de los síntomas más molestos de la osteoartritis es la sensación de rigidez en las articulaciones que mantienen dolor permanente.

Para lograr un diagnóstico preciso es fundamental acudir a una evaluación clínica, que además incluye un examen físico. A través de radiografías se pueden observar los signos indirectos de la osteoartritis.

Estos síntomas pueden decirte si sufres de artrosis

30Sufrir de artrosis puede ser muy complicado para la movilidad y la calidad de vida de quien la padece. Esta enfermedad degenerativa provoca un daño en las articulaciones, provocado por múltiples factores como la edad, el impacto que tienen los movimientos repetitivos (como en actividades como caminatas o correr), lo que a la larga genera el desgaste del cartílago articular.

Hay que entender que los huesos en nuestro cuerpo están unidos por medio de las articulaciones, que en este caso actúan como una bisagra, lo que finalmente permite la flexibilidad y el movimiento.

La superficie ósea está revestida de cartílagos, una capa que evita el negativo impacto de la fricción, lo que se encuentra rodeado de una sustancia llamada líquido sinovial. Finalmente, todo el conjunto está complementado por tendones, músculos y ligamentos.

El paso del tiempo no es en vano en el caso de las articulaciones
La edad y los años que van pasando encima del organismo hacen que se debiliten las articulaciones. Este desgaste es el que produce deformaciones óseas o incluso desviaciones en el eje en el que se mueven las extremidades.

La artrosis suele aparecer en articulaciones de carga, sobre las que se asienta el mayor peso corporal, como la cadera y las rodillas. También puede desarrollarse en otros lugares como las manos, el dedo gordo del pie y la columna vertebral.

Entre los síntomas de esta degeneración ósea está el dolor que se siente en la articulación involucrada, que se presenta sobre todo cuando esta zona se sobre exige.

También puede aparecer la hichazón debido a la acumulación de líquido sinovial, que el cuerpo sobre produce en abundancia para evitar el roce en la articulación lesionada.

El crujido también es posible situarlo dentro de los síntomas característicos, aunque no necesariamente si hay sonido es que estemos ante la presencia de artrosis, pues este síntoma también aparece en otros cuadros.

 

Principales enfermedades que afectan a la tercera edad

enfermedades_terceraedadDurante la etapa de la vejez es imprescindible que los adultos mayores adquieran hábitos saludables para que puedan llevar un estilo de vida óptimo. Para ello es necesario que acudan con frecuencia a su especialista en geriatría para que le oriente sobre cómo sobrellevar sus malestares.

En el proceso de la vejez ocurren cambios físicos y psicológicos en los individuos, por lo que es muy común que se presenten con más regularidad diversas enfermedades como las crónico-degenerativas, que detonan desgaste o incluso la muerte de las personas de edad avanzada.

Algunas de las más habituales

-Enfermedades cardiovasculares: Uno de los más comunes son los infartos y las cardiopatías isquémicas, los que se producen por el sedentarismo, obesidad y alimentación inadecuada. Por lo general pueden afectar a las personas que tienen más de 40 años.

-La diabetes mellitus: es la que ocurre por la alteración del metabolismo, lo que genera  incapacidad del organismo para procesar la glucosa en la sangre.

Para poder evitarse es importante que, independientemente de la edad que se tenga, comience a  llevar una dieta balanceada y realizar ejercicio para evitar el sobrepeso, que es un factor de riesgo importante.

-Neumonía: es la enfermedad que ataca al sistema respiratorio, inflamando la zona y causando malestar general. Si bien esta enfermedad puede atacar en cualquier época de la vida, esta es más fuerte durante la vejez, debido a los cambios físicos y el debilitamiento del sistema inmune.
-El cáncer de próstata en los hombres y el cáncer cervicouterino en las mujeres son muy habituales en los pacientes que sobrepasan los 40 años. Es por ello que es preciso que esté muy atento a los cambios que pueda tener su cuerpo, que visite periódicamente a su doctor, que practique ejercicios y por sobre todo que lleve una alimentación libre de toxinas.

 

Sepa cuáles son las enfermedades de la tercera edad

enfermedades_terceraedadCuando llega el momento de alcanzar la mayoría de edad, junto con el cansancio del cuerpo se le suman una serie de enfermedades que van de la mano con esta nueva etapa. Es por esto que es necesario conocerlas para que podamos ayudar de mejora manera estas personas, y que puedan acudir al médico geriatra lo antes posible.

A continuación les daremos una lista de las enfermedades más habituales que se presentan en la edad avanzada.

Afecciones más comunes

1- Artrosis: Consiste en la degeneración del cartílago articular debido al paso de los años, la que se refleja en problemas motores y dolor al mover las articulaciones. Cuando se llega a los 75 años es muy común que todas las personas presenten esta enfermedad. Los que tienen mayor tendencia a padecerla son personas con obesidad, las que no hacen suficiente ejercicio, y especialmente las mujeres.

2- Artritis: Se puede presentar con la inflamación de las articulaciones, o bien como hinchazón articular en las enfermedades degenerativas.

3-Alzheimer: Es la pérdida progresiva de la memoria y de las habilidades mentales debido al envejecimiento del cerebro. Esta enfermedad es degenerativa porque a medida que mueren las células nerviosas, distintas zonas del cerebro se van atrofiando.

4-Parkinson: Enfermedad neurodegenerativa  que se produce por la pérdida de neuronas en la sustancia negra cerebral. Desencadena trastornos del movimiento, alteraciones de la función cognitiva en la expresión de las emociones y en la función autónoma.

5-Presión arterial alta: Aunque no presenta síntomas, puede provocar problemas como insuficiencia cardíaca, infarto, insuficiencia renal; es por ello que es muy importante que las personas de tercera edad se controlen la presión periódicamente.

6-Sordera: Conforme avanza el envejecimiento, comienza el desgaste natural del oído. No obstante existen audífonos que optimizan en gran parte la calidad de vida de la persona mayor.

Osteoporosis, el mal de la tercera edad

osteoporosisLa enfermedad de la osteoporosis es la que afecta a los huesos de las personas de edad avanzada, provocando que se tornen frágiles y propensos a fracturas. Pero ¿por qué se genera? pues en primer lugar se debe comprender que el hueso es un tejido vivo y es constantemente reemplazado por hueso nuevo y la osteoporosis se manifiesta cuando el organismo no es capaz de producir suficiente hueso nuevo, cuando demasiado hueso existente es reabsorbido por el cuerpo o por ambos.

Asimismo este mal es de característica genética, es decir que si sus padres o abuelos lo padecieron, es muy probable que usted también se vea enfrentado a ese problema.

El calcio es algo fundamental para el cuerpo humano, y por sobre todo para los huesos ya que al carecer de él o tener pocas cantidades se corre el riesgo de que el cuerpo no sea capaz de formar nuevo tejido óseo, los huesos se volverán frágiles y propensos a las fracturas. Así como también existen otros factores de riesgo como fumar, enfermedades de la adultez y niñez.

Tipos de osteoporosis

-Osteoporosis senil es un desequilibrio entre la velocidad de degradación y de regeneración ósea, la que es provocada por una deficiencia de calcio relacionada con la edad afectando por lo general a adultos mayores que bordean los 70 años.

-Osteoporosis secundaria que es consecuencia de otras enfermedades, como las cantidades excesivas de hormona tiroidea, la insuficiencia renal crónica, trastornos hormonales, o bien la administración de fármacos como los anticonvulsivantes o corticoesteroides.

-Osteoporosis posmenopáusica es debido a la falta de estrógenos y los síntomas aparecen en mujeres de entre 51 a 75 años.

Aprenda a detectar los síntomas

Lamentablemente durante la primera etapa de la enfermedad, no hay síntomas y generalmente las personas tendrán una fractura antes de saber que padecen la enfermedad.

Se puede percibir una pequeña disminución de la estatura -6 pulgadas aprox- y se puede desarrollar una visible postura encorvada.

El aplastamiento vertebral consiste en el dolor en casi cualquier lugar de la columna vertebral y puede ocurrir lentamente y en cualquier momento

Si usted ya padece esta enfermedad, lo más recomendable es cambiar el estilo de vida, llevando una dieta sana y con mucho ejercicio (apropiado para su edad), tomar calcio y ser muy responsable con los remedios que le recetó el doctor.

Además es muy importante que deje los malos hábitos, como por ejemplo el cigarro, alcohol -porque en grandes cantidades pueden dañar los huesos y provocar caídas que puedan romper un hueso- Así como también se deben instalar barras de seguridad en el baño y  quitar las alfombras del hogar para prevenir caídas.

¿Cómo se puede prevenir?

Para evitar que la enfermedad avance es muy recomendable que se sigan algunas recomendaciones para poder aumentar y conservar la densidad ósea, como por ejemplo:

-Practicar ejercicios físicos donde sea necesario que los músculos muevan los huesos pues ayudan a mantener y a aumentar la densidad ósea,  y evitar los que tenga que soportar peso corporal.

-Consumir abundante calcio.

 

clinica_alemana_geriatria

¿Cómo afecta la Neumonía durante la tercera edad?

Las infecciones suelen producir importante enfermedades en las personas, pero no todas ellas reaccionan de la misma manera frente a una dolencia de este tipo. Esto es lo que ocurre con la Neumonía, que es una inflamación del parénquima pulmonar, que si no es tratada como es debida, puede producir hasta la muerte. Por esta razón, una enfermedad de esta índole en los ancianos, dada su alta reiteración  y mortalidad, debe ser vista, estudiada y cuidada con una mayor preocupación y dedicación.

clinica_alemana_geriatriaLa neumonía es considerada una de las enfermedades más críticas y comunes en las personas mayores de 65 años, dado que su organismo es mucho más frágil, llegando inclusive a ser causal de muerte en muchos de ellos. Lo que conlleva a los ancianos a pasar mayor tiempo de hospitalización y estancias mucho más largas en observaciones y cuidados críticos.

Por medio del envejecimiento, la tercera edad se encuentra mucho más susceptible a padecer cualquier dolencia, porque sistemas como el respiratorio o el inmune, disminuyen sus funciones y vida útil. Dada las fallas que comienzan a presentar en estos aspectos, los resfriados suelen ser mucho más comunes y ameritan un cuidado importante, de lo contrario son materia fácil para las infecciones y producir neumonía.

De esta manera, es recomendable estar muy atento a los síntomas que presenta los ancianos cuando tienen un cuadro de resfrío. Dolores de cabeza, dolor corporal, tos seca, vómito y diarrea, son signos de que algo no anda bien y necesita ser evaluado por un especialista, quién realizará los exámenes previos como radiografías a la parte del tórax y comenzar el tratamiento adecuado para evitar cualquier desgracia.

Cuidar al anciano

Tal como se ha comentado, las personas que pertenecen al grupo etario de la tercera edad están mucho más propensas a sufrir o ser víctimas de enfermedades que le afectan el organismo mucho más que a una más joven. Los motivos provienen de que su cuerpo ya no está funcionando como antes y sus defensas están mucho más bajas, de ahí que se promueva el cuidado estrictos de los ancianos, sobre todo en épocas donde los resfríos abundan.  Por esta misma razón, una enfermedad tan importante como la neumonía, ha sido considera a la vez como enemiga y amiga de los más viejos, porque tiene una alta frecuencia y por su mortalidad.

Así, esta enfermedad es considerada como una dolencia de gran influencia en la vida de los ancianos y una infección de las más recurrentes en ellos, dado que el 90 por ciento de la población anciana o mayor a 65 años, fallece producto de esta enfermedad, dejando a la neumonía como la cuarta causa de muerte entre la tercera edad. Cifras poco alentadoras para aquellos que sólo buscan tener un buen pasar y de ahí, que los cuidados que se deben tener con ellos sean tan necesarios a la hora protegerlos de los cambios de temperatura y que se relacionen con personas enfermas o que tengan algún resfrío.

geriatria

Es posible mejorar la calidad de vida del adulto mayor

Al llegar la vejez, las personas no sólo comienzan a experimentar cambio físicos y a vivenciar varias enfermedades, sino que también se sienten menos útiles a la sociedad, por dejar de trabajar y no quieren convertirse en una molestia para nadie. La realidad de muchos adultos mayores se vive en hogares de ancianos o postrados en una cama al cuidado de sus hijos o de otro familiar. Por lo tanto, es muy importante volverlos a ayudar a sentirse parte de la comunidad, de la familia y hacerlos sentir bien durante esta última etapa de vida.

geriatriaCon la jubilación, el tiempo es de sobra, por lo que, crear actividades de recreación en donde se sorprendan aprendiendo y se mantengan ocupados, es una gran alternativa para que ellos desarrollen habilidades de conocimiento, manualidades y que hagan cosas que quizás nunca hicieron por tiempo, trabajo y familia. Se les debe motivar y hacerles entender que son autovalentes, promoviendo su autoestima.

Además de lo anterior, invitarlos a participar de talleres, charlas y otras actividades para que compartan con gentes de su misma edad y que esté viviendo las mismas experiencias. Existen programas dedicados a fomentar la actividad física, el arte, la música, las manualidades, la convivencia y algo muy atractivo, los viajes. Hay instituciones, que desarrollan varias de los temas nombrados, porque buscan integrar al anciano a realizar tareas que les permitan aprender y gestionar de mejor forma su autocuidado y tiempo.

El principal objetivo, es que los adultos mayores puedan llevar de mejor forma algunas enfermedades propias de la edad y que no se sientan parte de un grupo de personas que no es ningún aporte a la sociedad. Al contrario, las mismas familias deben comenzar con el trabajo en casa y preocuparse, de que la vejez es un momento en que muchos vuelven a nacer por la cantidad de actividades que pueden comenzar a hacer y disfrutar la vida.

 

Cuidadores-de-ancianos

Gobierno anuncia 15 nuevos centros de adultos mayores

Cuidadora de adultos mayoresEn vista de una población que pareciera envejecer cada día más y cuyo 24,1% al día de hoy, está compuesto por la tercera edad, el Gobierno anunció 15 nuevos centros a lo largo de Chile para que existan más cuidados para los ancianos.

La creación de estos establecimientos, responde a una necesidad de incrementar de forma sustancial la oferta pública de cuidadores de adultos mayores en cada región, lográndose una cobertura de 1.260 personas y con sistemas de cuidado que reconocen todos los derechos del adulto mayor.

“Con estos 15 nuevos centros, estamos diciéndole a nuestras personas mayores, que no están solos, que hay una sociedad, que hay una comunidad que los respeta, que los valora, que los acompaña y que los cuida con cariño, y sobre todo a aquellas personas que están en condiciones más frágiles, de mayor dificultad”, fue lo dicho por la presidenta, Michelle Bachelet, al anunciar el proyecto, cuya puesta en marcha será en 2016.

Detalles de los nuevos centros

Serán dos tipos de centros los que se crearán, a fin de cubrir las necesidades de los ancianos, al mismo tiempo que ajustándose a los tratamientos diversos que estos requieren.

  • Establecimientos de Larga Estadía: centros de alto estándar donde vivirán personas de 60 años que por motivos biológicos, psicológicos o sociales, requieren de cuidadores para adultos mayores que se especialicen en tratos diferenciados. Estos se ubicarán en las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Atacama, Coquimbo, Valparaíso, O’Higgins, Los Ríos, Aysén y la Región Metropolitana.
  • Centros de día: espacios destinados al uso ambulatorio para ancianos que requieran cuidados diferenciados, pero sin depender exclusivamente de terceros. Recibirán atenciones como intervención personalizada, talleres y actividades terapéuticas, educación para la famila, en fin, multitud de tareas que pueden efectuar los cuidadores de adultos mayores. Estos estarán ubicados en las regiones de Antofagasta, Atacama, Maule, Bío-Bío, Araucanía, Los Lagos y Magallanes.