Archivo de la etiqueta: síntomas

Síntomas y tratamiento del colon irritable

El síndrome del colon  irritable es un trastorno gastrointestinal caracterizado por dolor abdominal y alteraciones del tránsito intestinal, sin que haya ninguna causa orgánica identificable.

A pesar de presentar signos y síntomas que pueden ser bastante incómodos, el síndrome del colon irritable no provoca inflamaciones o lesiones en el intestino ni aumenta el riesgo de cáncer intestinal.

Sin embargo, es muy importante acudir a la coloproctología en caso de sospecha de la enfermedad.

Síntomas del colon irritable 

infeccion_urinaria

Los signos y síntomas del síndrome del colon irritable pueden variar mucho de persona a persona y son a menudo similares a los síntomas de otras enfermedades. Los más comunes son:

  • Dolor abdominal o cólicos
  • Sensación de hinchazón
  • Gases
  • Diarrea o el estreñimiento – a veces alternando las crisis entre los  dos problemas
  • Muco en las heces

En la mayoría de los pacientes con cuadros leves de la enfermedad, los signos y síntomas pueden ser fácilmente controlados con cambios en el estilo de vida y la dieta.

Es importante que el paciente aprenda a reconocer qué tipos de alimentos desencadenan la crisis, para que pueda evitarlos. La reducción del estrés también es un factor vital en el tratamiento, pero esto no siempre es muy fácil de implementar.

Ejercicio físico regular e ingestión frecuente de agua, este último principalmente en aquellos con diarrea frecuente, también son importantes.

Remedios para el síndrome del intestino irritable

En los pacientes con la síndrome moderada a grave, cuyos síntomas interfieren en la calidad de vida, el tratamiento medicamentoso suele ser necesario. En este caso, una consulta con un médico especializado en coloproctología es esencial.

Los pacientes en los que la diarrea es el síntoma predominante, antidiarreicos, como la loperamida (Imosec) pueden ser útiles. Si el cólico es el principal síntoma, los antiespasmódicos, como la escopolamina (Buscopan) ayudan. En los pacientes con estreñimiento, laxantes suelen ser necesarios para regularizar el tránsito intestinal.

Los antidepresivos pueden ser útiles en pacientes con depresión o altos niveles de estrés, lo que sabemos ser un factor de agravación de los síntomas del síndrome del colon irritable.

Cómo prevenir un accidente vascular

El sufrimiento de un accidente cerebro vascular puede tener consecuencias muy graves e incluso la muerte. Para prevenir el accidente y evitar una neurocirugía, es muy importante el cambio de los hábitos de vida.

Descubre cómo prevenir ese mal que afecta a tantas personas:

avc

1. Controlar la presión arterial

La presión arterial alta es un factor de riesgo para producir un accidente cerebro vascular, pero raramente produce síntomas detectables, por lo que es importante controlar la presión arterial.

Si es superior o muy baja, usted debe consultar a un médico para evaluar la pressión, que le indicará la dieta a seguir, incluyendo la medicación, caso necesario.

2.Mantenga su peso y realice ejercicios físicos

Si sufres de exceso de peso debe perder peso, ya que es una gran manera de minimizar el riesgo de accidente vascular. Comer menos, o de forma sana es la manera más eficaz de lograrlo, combinado con la actividad física, como una caminata diaria.

3. Tener una dieta sana

Tener una dieta sana es probablemente la manera más eficaz de mantener un bajo riesgo de accidente cerebro vascular, ya que puede proteger de enfermedades como la presión alta, la diabetes, el colesterol alto y la obesidad, entre otros.

Coma pequeñas porciones, para evitar almacenar el exceso de calorías y aumentar el peso. Consuma sal con moderación para evitar la retención de líquidos y el aumento de la presión arterial.

Evitar alimentos fritos y comida rápida, aumentando la ingesta de frutas, verduras, cereales integrales y verduras y escogiendo peces no grasos y carne de pollo o pavo.

4. Evite el alcohol o consuma con moderación

5. Evite el tabaco

El fumar es a menudo el único factor de riesgo identificable de las personas que han sufrido un accidente vascular y tuvieron que sufrir una neurocirugía. Por eso, evitarlo es un signo concreto de prevención.

Un breve recorrido por las enfermedades respiratorias

12Algo importante a tener en consideración en nuestra salud cotidiana son las enfermedades respiratorias, que son uno de los tipos de cuadros que mayormente se sufre y no solo en invierno, sino que pueden ocurrir en toda época del año.

Cómo se definen
Las enfermedades respiratorias son todos aquellos cuadros donde las vías respiratorias se ven afectadas, y que por lo tanto van a producir molestias como dolor de garganta o graves infecciones pulmonares.

Principales síntomas
Entre los síntomas visibles se encuentran la obstrucción nasal (sentir la nariz tapa parcial o completamente), dificultad para respirar, dolor de pecho, sonidos en los pulmones como pitidos o tos de perro, lo que se acompaña con una sensación general de malestar.

Sus principales causas
Las enfermedades respiratorias tienen causas muy variadas, aunque la más común tiene relación con las infecciones bacteriales o por virus, que se van transmitiendo en el ambiente por medio de gotas de saliva de otras personas o las mucosidades arrojadas durante los estornudos.

Otros factores ambientales se encuentran en la contaminación, la exposición a agentes tóxicos aéreos o bien el tabaquismo que se desprende del hábito de fumar, que podría dar pie a desarrollar cáncer en el pulmón o la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

Enfermedades respiratorias más comunes

- Gripe y resfriado común: corresponden a infecciones respiratorias virales autolimitadas, que tienen una duración de entre tres a cinco días y donde el propio cuerpo se encarga de sanarlas de forma espontánea.

- Rinitis: refiere a la inflamación de la mucosa que recubre las cavidades de la nariz, cuyos síntomas abarcan estornudos, picor, congestión, secreción y ardor.

- Rinosinusitis: inflamación de las paredes paranasales, que ocurre en un estado de agravamiento de la rinitis. Esta se caracteriza por la secreción abundante de mucosidad y la opacidad de los senos nasales en las imágenes de examen.

Enfermedades respiratorias en verano
Se acostumbra a asociar a las enfermedades respiratoria con la temporada de invierno, ya que efectivamente es en esta época del año cuando más tipos de estos de virus se hacen presentes, complicando gravemente cuando los afectados son niños a personas de la tercera edad.
Pero hay dos tipos de enfermedades respiratorias que también cobran un auge en el verano, llegando a reconocerse como unas de las enfermedades más típicas de las fechas estivales: nos referimos a la bronquitis o faringitis (resfríos).
Los resfríos de verano nos hacen pasar un mal rato, debido a que la combinación de fiebre y altas temperaturas provocan una sensación desagradable. La razón de estas aflicciones respiratorias en verano se debe a los cambios bruscos de temperaturas, ventiladores y aire acondicionados que nos hacen aclimatarnos a una temperatura fría, que al ser contrastada con el calor veraniego terminan resultando una de estas dos clásicas enfermedades respiratorias de verano.

Señales que pueden indicar cáncer de mama

Cada año, el cáncer de mama afecta a muchas personas, siendo las mujeres las principales víctimas. Se cree que el 15% de los que padecen este tipo de cáncer  es por la genética. Sin embargo, hay otros factores que están directamente relacionados con el problema, como edad (afecta a más mujeres entre 50 y 59 años), vida sedentaria y una mala dieta.

El cáncer de mama es un tumor maligno que se desarrolla en las glándulas mamarias y no es un tema exclusivamente femenino, ya que pesar de que en la minoría de los casos, los hombres también pueden ser víctimas de cáncer de mama. http://i0.statig.com.br/bancodeimagens/69/l6/er/69l6erjaiy0qyq9hqu39t7szc.jpg

Saber cómo reconocer las señales de advertencia – que suelen ser visuales, tales como dolor e irritación alrededor de la mama – puede salvar su vida.Descubra algunos señales que pueden indicar el desarrollo del cáncer de mama.

1. Protuberancia o nódulo
Siempre observar las mamas y realizar el autoexamen.  Si siente un bulto o nódulo alrededor de los senos, o incluso en las axilas, busque atención médica inmediatamente. Este es el síntoma más común y el nódulo puede ser muy discreto, e inclusive no producir ningun incomodidad o dolor.

2. Cambio en el tamaño o forma del seno

Cualquier cambio debe ser tomado en consideración, porque el tumor tiende a deformarse y causar alteraciones en la forma de los senos.

3. Secreción o sensibilidad

Sentir el dolor en los senos no es normal y, más allá de este síntoma, el cáncer de mama puede causar algunas manchas de sangre u otro tipo de secreción en los senos.

4. heridas en los senos

Si aparece una llaga o úlcera que no se cura, es bueno estar alerta y buscar atención médica cuanto antes.

5. Cambios en la piel alrededor de los pezones

Si se observa que la piel alrededor del pecho está más caliente, escamosa, roja o inflamada, busque un centro clínico especializado en cáncer de mama.

Cáncer de mama en hombres

Se asocia el cáncer de mama, de manera espontanea, a un padecimiento que sufren las mujeres y a una precaución y chequeo médico que ellas deben hacer constantemente. Pero, ¿sabías que el cáncer de mama también afecta, con menor frecuencia, a los hombres?
El cáncer mamario afecta al grupo etario masculino de entre los 60 y 70 años en la mayoría de los casos. Generalmente los bultos en la zona pectoral no son tumores, pero este es uno de los síntomas de este tipo de cáncer, así que es necesario realizar un chequeo médico en el caso de descubrir un bulto en el pecho.
Junto con el bulto pectoral, el cáncer de mama en hombre provoca piel con hoyuelos y arrugada, pezón rojo o escamoso y secreción de liquido por los pezones.
Sus causas son la exposición ante radiación, los antecedentes familiares y los altos niveles de estrógeno, asociado a enfermedades como la cirrosis y el síndrome de Klinefelter.

 

Cómo se manifiesta la enfermedad de Parkinson

enfermedad_parkinsonLa enfermedad de Parkinson es una afección del sistema nervioso central, que es considerada crónica y degenerativa. Afecta a la zona de los ganglios basales, la que actúa como un sistema de ayuda en la producción y control de los movimientos, tanto voluntarios como involuntarios de las personas.

Para que se entienda de mejor manera, debe saber que cuando este proceso se desarrolla de manera apropiada, el individuo es capaz de mantener bajo control los movimientos voluntarios, y también le permite mantener inhibidos los movimientos involuntarios.

Y a pesar de que es una de las enfermedades que se consideran más propias de los adultos mayores, la realidad es que el mal de Parkinson no discrimina por edad. De hecho, existen casos de personas muy jóvenes que desarrollan la enfermedad y deben enfrentarse a complejos tratamientos para controlar los síntomas.

¿Cómo se detecta?

Algunos de los síntomas más habituales suelen ser la hipocinesia, tener temblores estando en reposo y rigidez, el que se detiene al momento de realizar el movimiento.

Así como también si el paciente tiene familiares que padecieron esta afección, lo más probable es que lo desarrolle por la herencia genética.
Si tiene lentitud en los movimientos que se manifiesta en actividades que requieren habilidad o precisión, tales como coser y afeitarse; a medida que avanza, empieza a notarse en actividades menos precisas, como abrochar botones o pelar frutas.
Tener problemas para flexionar o extender las extremidades, los que comienzan con dolores locales y calambres.
Cuando la enfermedad está avanzada, el paciente comienza a  flexionar el tronco, la cabeza, las extremidades y se altera la marcha; posteriormente se presentan bloqueos al estar caminando e inestabilidad para hacer giros.
Evitar enfermedades como el Parkinson no es posible, pero al detectarse a tiempo existe mayor probabilidad de mantener controlados los síntomas y llevar una vida cotidiana normal por más tiempo.

 Soluciones para tratar los dolores en la enfermedad del parkinson

El parkinson es una enfermedad neurodegenerativa que, hasta el momento, no tiene cura, aunque sí formas de tratarlos para hacer más llevadera la vida de los pacientes. Sus principales síntomas son los temblores, la rigidez muscular y la dificultad para realizar cualquier movimiento.

Uno de los procedimientos más sofisticados integra terapias de estimulación eléctrica, aunque su implementación no se ha masificado. Otros se basan en la utilización de medicamentos con contenido de ledovopa para promover la liberación de dopamina.

Los consejos para reducir los dolores y rigidez muscular es aumentar el consumo de legumbres y frutas y verduras ricas en antiodioxidantes, vitamina C y E. Estos los puede encontrar en frutillas, arándanos, tomates, zanahorias, uvas, brócoli, moras y nueces.

En tanto, añadir una rutina de actividad física suave y ejercicios de estiramiento ayudan, sobre todo, al endurecimiento de los músculos.

Cáncer gástrico: Conozca sus principales síntomas

cáncer_gástricoEl tipo de cáncer que se genera en el estómago, es el cáncer gástrico, y por lo general  se ubica el tubo digestivo en el área del revestimiento, llamado adenocarcinoma.

Es muy habitual que se les diagnostique a las personas que tienen familiares que lo padecieron, a los que tienen una dieta baja en frutas y verduras, a quienes tuvieron un pólipo de un tamaño mayor a dos centímetros en su estómago, si tiene una inflamación de tipo gastritis por demasiado tiempo, si fuma con regularidad, o bien si tiene una infección del estómago por una bacteria llamada Helicobacter pylori.

Formas de detección

Los principales síntomas de esta enfermedad son heces negras, tener problemas para deglutir, eructos excesivos, carecer de la sensación de hambre, perder peso sin habérselo propuesto, sentir un malestar general, náuseas, junto con vómitos con sangre.

Las principales formas de tratar este tipo de cáncer es mediante una extirpación del estómago, y posteriormente se debe aplicar una quimioterapia o radioterapia para aumentar las posibilidades de una curación temprana.

En algunos casos la enfermedad está tan avanzada que no es posible curarla con una cirugía, por lo que la quimioterapia es la mejor opción para mejorar los síntomas, pero cabe destacar que puede que no cure el cáncer como tal, sin embargo prolongará la supervivencia del paciente.

Post tratamiento

Luego de culminado el tratamiento, es importante que el paciente acuda a todas sus citas de seguimiento. Durante estas visitas, los médicos harán preguntas sobre cualquier problema que tenga, se le aplicarán nuevos exámenes o análisis de laboratorios, e incluso estudios por imágenes para determinar si hay signos de cáncer o para tratar efectos secundarios.

Casi todos los tratamientos contra el cáncer tienen efectos secundarios, y algunos de ellos duran de unas pocas semanas a meses, pero otros pueden durar el resto de su vida.

 Las principales causas conocidas del cáncer gástrico

Según la Sociedad Americana del Cáncer, existen muchos factores de riesgos ante el cáncer gástrico, aunque aún no está determinado con exactitud cuáles son los que generan que las células del revestimiento en el estómago se vuelvan cancerígenas.

Pese al diagnóstico anterior, las mutaciones hereditarias en algunos genes suele aparecer como la primera causa de la enfermedad. Esto porque el crecimiento descontrolado de las células que cubren la superficie interna del estómago suele asociarse a antecedentes familiares.

En tanto, la helicobacter pylori, o el reflujo gastroesofágico, son hechos que se le relacionan al cáncer gástrico, ya que son infecciones crónicas del estómago que puede desarrollar el crecimiento de células cancerígenas.

A su vez, los especialistas afirman que una mala alimentación, basadas en una dieta muy baja en verduras y frutas en proporción a comida chatarra, más una vida sedentaria, nos vuelve más propensos.

Cáncer de páncreas, una enfermedad silenciosa

cáncer_páncreasEl cáncer de páncreas es uno de los más difíciles de detectar, debido a que sus síntomas se detectan cuando la enfermedad está bastante avanzada, los que incluyen un tono amarillento en la piel y en los ojos; además de dolores abdominales y de la espalda, fatiga y una evidente pérdida de peso.

Esto ocurre principalmente porque al estar el páncreas tan escondido entre los órganos, es muy difícil para los médicos del área de la oncología poder detectarlos. Pero para que lo entienda un poco mejor, debe saber dónde se encuentra esta área del cuerpo; pues bien es una glándula localizada detrás del estómago y por delante de la columna, su principal función es la producción de jugos que ayudan a descomponer los alimentos y las hormonas que ayudan a controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Principales síntomas

Dependiendo de la localización del tumor en el área del páncreas, los síntomas pueden variar pero por lo general suelen coincidir con los siguientes:

-Dolor y malestares constantes en la región media o superior del abdomen, el que se intensifica cuando el paciente está acostado o cuando acaba de comer.

-Obstrucción biliar ocurre cuando el tumor se ubica en la parte superior del páncreas, pues impide que el paciente retenga la bilis y aumente la bilirrubina, lo que ocasiona que la piel tome una tonalidad amarilla, comiencen a sentir náuseas y vómitos.

Tipos

Las principales tipos de esta enfermedad son:

-Cáncer de páncreas exocrino: La forma más común de este tipo son los adenocarcinomas que son los que afectan a las células encargadas de la elaboración de los jugos pancreáticos y que se ubican en la cabeza del páncreas.

-Cáncer de páncreas endocrino: Es el tipo de cáncer más raro y corresponden a los tumores que afectan a las células donde se encuentra la síntesis de las hormonas como la insulina y el glucagón.

 

Consejos para limitar los síntomas de la artrosis

limitar_sintomasLas personas que padecen de artrosis sufren dolores debido a que el cartílago articular se desgasta de manera progresiva. Puede afectar a personas de cualquier edad y a cualquier articulación, siendo los más habituales en las zonas de: la columna vertebral, caderas y rodillas porque son las que tienen mayor uso.

Sus síntomas más comunes son rigidez, deformidad y dolor articular, crujidos o limitación de los movimientos. La persona que padece este mal sabe que durante las épocas frías sus síntomas pueden empeorar, es por ello que a continuación le daremos una serie de consejos para que pueda mejorar sus condiciones de vida .

Algunas consideraciones

-Intente mantener el peso corporal correcto, porque la obesidad hace que que la enfermedad crezca aún más, y para ello procure realizar una dieta baja en calorías, en el caso de que no pueda, pida ayuda a un especialista.

-Evite sobrecargar las articulaciones. Esto puede realizarlo evitando caminar por terrenos irregulares, y no pasar demasiadas horas parado sin descansar. En el caso de que su artrosis esté alojada en la cadera o rodilla, procure llevar consigo siempre un bastón que le ayudará a reducir la sobrecarga en estas articulaciones.

-Lleve zapatos adecuados con una suela muy gruesa para que pueda  resistir la fuerza del impacto del pie contra el suelo mientras está caminando, especialmente si padece de artrosis en las rodillas, caderas o lumbar.

-Mejore sus hábitos de posturas evitando sentarse en sillones muy hundidos, y en su lugar prefiera sillas con respaldo recto donde sus rodillas y caderas adquieran una posición natural para el cuerpo.

-No evite el ejercicio porque al disminuir al máximo la movilidad, la persona con artrosis se transforma en un dependiente de los demás. Por lo que es recomendable que realice algunos de carácter suave como por ejemplo: caminar, nadar o andar en bicicleta; en cambio son contraindicados los deportes de contacto.

 

Sepa todo sobre los nódulos tiroideos

nódulos_tiroideosLos nódulos tiroideos son un problema que consiste en la aparición de protuberancias en las glándulas de la tiroides, se ubican en el cuello encima de las clavículas.

Cuando se descubre este problema, las causas pueden ser muchas como por ejemplo: ser pequeños nódulos; estar produciendo hormonas tiroideas (calientes) o no estar generándolas (fríos); pueden ser nódulos llenos de líquidos (quistes); o en el peor de los casos puede ser un cáncer de tiroides, especialmente si es duro, o si es menor de 20 o mayor de 70 años.

Principales síntomas

Los síntomas más comunes de esta afección son:

-Dolor en el cuello

-Tener problemas para respirar, sobre todo cuando está acostado

-Dificultades para deglutir los alimentos

-Ronqueras y cambios en la voz

-Agrandamiento de la glándula tiroides (bocio)

Además de otros efectos secundarios como inquietud, nerviosismo, pérdida de peso, irregularidad en los períodos menstruales, pérdida del pelo, sentir más frío de lo habitual, fatiga, hinchazón facial, piel fría y pegajosa.

Si una persona tiene todos los síntomas anteriores, debe acudir inmediatamente a un médico para que le recomiende un tratamiento adecuado para su caso en particular, que podría ser:

1° Una cirugía para extraer todo o parte de la glándula tiroides.

2° El yodo radioactivo es una forma de tratar los nódulos que están generando demasiada hormona tiroidea, el que reduce su actividad y tamaño.

Cabe destacar que ambos métodos pueden causar hipotiroidismo de por vida, por lo que posteriormente la persona necesitará de un tratamiento de reemplazo de la hormona tiroidea.

¿Cuándo debo ir al doctor?

La persona debe acudir inmediatamente al médico si nota una protuberancia en el cuello, o también si ha estado expuesto recientemente a radiación en las áreas de la cara o el cuello.

Ahora ya lo sabe, no deje pasar las señales que da el cuerpo porque siempre es mejor prevenir que lamentar.

Sepa cuáles son los síntomas del parkinson

parkinsonEl parkinson es un desorden crónico y degenerativo de una de las partes del cerebro que controla el sistema motor. Se manifiesta con la pérdida de la capacidad de controlar los movimientos, lo que provoca que se tenga lentitud en la iniciación de movimientos, rigidez muscular o bien tener temblores.

Formas de percibir la enfermedad

Las formas de detectar esta enfermedad son muy difíciles porque aparecen de manera paulatina, y se van haciendo notorias a medida que pasa el tiempo. Comienza con dolores en las articulaciones, dificultades para realizar movimientos o agotamiento, lo que va estrechamente ligado con la irritabilidad o depresión que sienten los pacientes debido a los síntomas y a los grandes cambios que están ocurriendo en su cuerpo.

Posteriormente comienzan algunas señales alarmantes como por ejemplo:

-Bradicinesia: Corresponde a la pérdida del movimiento espontáneo y automático, causando una evidente lentitud en las acciones que provoca que el paciente sea incapaz de realizar movimientos habituales que antes realizaba de manera mecánica.

-Rigidez: La falta de flexibilidad muscular causa que los músculos se contraigan y tensen provocando debilidad  y una resistencia muy invalidante.

-Temblores que ocasionalmente comienzan en la mano y también pueden afectar a la mandíbula o a un pie. Esto se agudiza cuando la persona se enfrenta a situaciones tensas y cuando se encuentra en reposo.

-Problemas para masticar y tragar debido al mal funcionamiento de los músculos, causando babeos y atragantamientos. Así como también tienen problemas de dicción hablando demasiado rápido o en voz baja.

-Pérdida de expresiones debido a los problemas para mover los músculos de la cara, como por ejemplo la incapacidad de mantener la boca cerrada.

-Variaciones de peso: Se disminuye por los cambios motores, deterioro cognitivo o disfunción gastrointestinal , o aumenta debido a los efectos de la cirugía o tratamiento del parkinson.

 

Conozca los tipos de diabetes que existen

diabetesLa diabetes es una enfermedad crónica donde el cuerpo es incapaz de regular la cantidad de azúcar en la sangre y es causada por tener resistencia o muy poca producción de insulina.

Existen tres tipos de diabetes: el tipo 1, 2 y la gestacional.

Diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1 es diagnosticada con mayor frecuencia en niños, adolescentes o adultos jóvenes y se ocurre porque el cuerpo genera poca insulina, ya que las células del páncreas que la producen dejan de trabajar y sin ella, la glucosa se acumula en el torrente sanguíneo  en vez de entrar en las células, causando que el cuerpo no pueda usarla para obtener energía.

Sus síntomas son sensación de cansancio todo el tiempo, tener visión borrosa, pérdida involuntaria de peso, orinar con mayor frecuencia, sentir hormigueo en los pies, entumecimiento, estar muy sediento o hambriento.

Cuando el azúcar en la sangre es muy alto pueden presentarse indicios como náuseas, vómitos e incapacidad para retener líquidos, dolor de estómago, cara enrojecida, respiración rápida o sentir secas la piel y boca.

Diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 por lo general se presenta en la edad adulta, pero con los nuevos estilos de vida de las personas hoy es posible que adolescentes y adultos jóvenes la padezcan debido al alto consumo de comida chatarra -que genera obesidad- la falta de ejercicio o tener familiares cercanos que la sufran.

Los síntomas de este tipo de diabetes aparecen muy lentamente, haciendo que sea casi imperceptible, como por ejemplo pérdida de peso involuntario, visión borrosa, tener heridas que tardan en sanar, tener sed, sentirse cansado o hambriento e ir a orinar frecuentemente.

Si bien la diabetes tipo 1 no tiene cura, la de tipo 2 puede combatirse cambiando los estilos de vida, bajando de peso con mucho ejercicio y con comidas más saludables.

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional es el alto nivel de azúcar que se presenta en la sangre durante el embarazo de una mujer que no tiene diabetes. Esto es muy frecuente en mujeres que tengan familiares que padezcan la enfermedad.

Por lo general este tipo de diabetes desaparece luego del nacimiento del bebé, pero aumenta el riesgo de padecer diabetes tipo 2 durante otro momento de la vida de la madre y del hijo.

 

clinica_alemana_alzheimer

Sepa cómo identificar si alguien padece de Alzheimer

Una de las enfermedades más triste que puede sufrir el ser humano es ir olvidando los recuerdos de toda una vida. El Alzheimer, es una dolencia neurodegenerativa e irreversible que aqueja a gran parte de la población adulto mayor en todo el mundo, pero que no surge como consecuencia de los años y la vejez. Si existe una persona que la padezca, no sólo se enferma ella, sino que es una afección que incluye a toda su familia, de ahí que percibir los síntomas a tiempo es de gran importancia.

Respecto a las causas de este mal, aunque se han realizado estudios, hasta el momento no se han encontrado causas directas es por ello que no es posible prevenirla, aunque si existe cualidades de la sociedad que pueden posicionarlas en un estado de mayor riesgo. Por ejemplo, las personas mayores son parte de ese grupo de personas más propensas a padecer alzheimer, sin embargo no es una obligación de la vejez el padecerla.

Otras de las cualidades que hacen a una persona más propensa a la enfermedad es el tener un pariente consanguíneo que la padezca o poseer genes de este mal. Por otro lado, las mujeres tienen más probabilidades de padecerla, quienes posean antecedentes de traumatismo craneal y personas con problemas cardiovasculares como el colesterol alto.

clinica_alemana_alzheimerMuchos de los primeros signos de la enfermedad cuando se está en una primera etapa, suelen ser confundidos con las típicas conductas que tiene un adulto mayor producto del envejecimiento. Por lo tanto, hacer hincapié en cuáles son los del Alzheimer, es una gran herramienta para sobrellevar de mejor forma esta dolencia:

  • Olvida cómo hacer algunas tareas cotidianas.

  • Descuidar objetos importante y olvidar el lugar en dónde los deja.

  • Le cuesta tomar decisiones relevantes frente alguna situación.

  • No puede realizar ejercicios matemáticos básicos.

  • Desconoce en qué época y mes del año está.

  • Importantes cambios de humor y conducta.

  • No mantiene una conversación coherente.

  • Dificultad para hilar oraciones y usar palabras.

  • El caminar resulta difícil, pérdida del equilibrio.

Quizás pueden ser parte de la vejez, sin embargo, tomar atención a estos cambios suele ser muy favorable para la persona que está padeciendo el Alzheimer. A pesar de contar con un apoyo especializado y la preocupación de toda la familia, esta enfermedad continúa siendo causa de muerte de parte importante de la población adulta, ya que reduce la esperanza de vida, por lo menos a la mitad, así como otras.

¿Cómo tratar con ellos?

Intentar comunicarse con una persona que padece Alzheimer puede ser todo un desafío. Por lo mismo, se aconseja a quienes tengan bajo su cuidado a estas personas, que no busquen la fórmula para hacerse entender ni que lo entiendan, sino que:

  • Use un tono de voz amable, con frases simples y cortas. Nada muy complejo.
  • Nunca hable de aquella persona como si no lo escuchara o no estuviera presente. Evite también dirigirle la palabra como si fuese un niño 4 años.
  • Cuando se comunique, intente apagar la televisión y la radio para que pueda concentrarse y tomarle toda la atención necesaria.
  • Al hablarle, hágalo mirando a sus ojos y llamándola por su nombre.
  • En sus respuesta no lo interrumpa y dele el tiempo suficiente para responder.
  • Ponga atención a sus necesidades, aunque cueste en un comienzo.

En el mejor de los casos, si algún familiar o cercano se ve afectado por esta enfermedad, es mejor recibir capacitación respecto de cómo cuidarlo. Esto debido a que se trata de una enfermedad degenerativa, es decir que no existe manera de revertirla, con el paso de los años sólo irá empeorando y cada día se irán haciendo más complejos los síntomas y para quienes comparten con el afectado significará un cambio radical en su rutina diaria.