Archivo de la etiqueta: quemaduras

Sepa qué hacer ante una quemadura

quemaduraTodos en alguna ocasión hemos sufrido algún tipo de quemadura, y es que el dolor es tan grande que cuesta mucho olvidarlo. Existen distintos grados de quemazón, las que varían según el grado que afecta a las capas de la piel, y también a la sensación que produce.

Cuando nos encontramos ante esta situación, es fundamental reaccionar a tiempo por más difícil que parezca, porque debemos recordar que la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y cuesta mucho recuperarla en caso de quemaduras.

En el caso de tener una sensación de quemazón en la piel y que luego se perciba: una hinchazón leve, enrojecimiento y dolor al tocar el área afectada, nos estaremos enfrentando a una quemadura de primer grado, las que suelen deberse a una larga exposición al sol durante el verano.

La mejor forma de reaccionar en este caso es poner el área afectada bajo un chorro de agua helada durante unos minutos, hasta que disminuya el dolor. Es importante que no se utilice hielo porque puede provocar más dolor, o incluso la piel puede pegarse agravando aún más el problema.

Si la persona se siente muy mal, y presenta fiebre lo más recomendable es acudir a un servicio de urgencias para que se le brinden los mejores cuidados.

Quemadura de segundo grado

En el caso de que la quemadura sea aún más profunda (de segundo grado), donde se sienta hipersensibilidad, acompañado de un dolor agudo, hinchazón intensa, e incluso se vean ampollas; significará que ya ha alcanzado la epidermis, la dermis, folículos pilosos y las glándulas sudoríparas.

Ante esta situación es recomendable sacar inmediatamente la ropa del área quemada y colocar agua fría. Si hay ampollas debes evitar tocarlas, tampoco intentes sacar la piel, ni menos aplicar pomadas;  en vez de eso debes cubrir la herida con gasa no adherente y si la sensación continúa o desencadena otros síntomas como fiebre, lo mejor es que visites un doctor lo más rápido posible.

 

enfermera_a_domicilio

Aprendamos a tratar las quemaduras en el hogar

enfermera_a_domicilioUno de los accidentes más peligrosos y frecuentes que ocurren en la tranquilidad de nuestros hogares, son las quemaduras con agua caliente o por el contacto directo con el fuego. Puedes llegar a ser quemaduras muy superficiales y otras que pueden llegar a convertirse en letales. Por lo tanto, es muy importante conocer la forma en que se deben afrontar estas críticas situaciones y siempre es bueno contar con la ayuda de profesionales como enfermeras a domicilio.

Tipos de quemaduras

Las categorías en las que se clasifican este tipo de accidentes son de: primero, segundo y tercer grado. Definidas de forma ascendente según la gravedad, es decir, una quemadura de tercer grado es considerada gravísima, por lo que la víctima debe ser trasladada de inmediato a un centro asistencial.

Atención en quemaduras leves

La importancia de una atención de primeros auxilios en cualquier accidente, siempre puede ser vital. En cuanto a las quemaduras menores, donde el área afectada no mida más de 3 pulgadas, también es el caso, ya que pueden ser tratadas dentro de la vivienda, siguiendo las siguientes instrucciones:

1- Enfríe el área sólo con agua, dejando que se moje por alrededor de cinco minutos aproximadamente. No utilice hielo. Esto también disminuirá el dolor y bajará la hinchazón que se produzca por la quemadura.

2- Utilice gasa de algodón para cubrir la superficie dañada. Evite ir apretando mientras va envolviendo, ya que la idea principal es protegerla y que entre aire al área quemada. Así también, ayuda a aliviar la inflamación.

3- Si la persona afectada sufre de dolores poco tolerables, es aconsejable que suministren algunos medicamentos que cumplan una función analgésica y antiinflamatoria, los cuales necesariamente no son con receta médica.

Tal como se indicó anteriormente, las quemaduras graves, ya sea en segundo o tercer grado, deben ser atendidas por un personal médico, dada la importancia de estos accidentes. Tome las precauciones necesarias para evitar estos problemas en su hogar.

¿Cómo prevenir?

Los siguientes consejos son muy prácticos y fáciles de realizar, con tal de proteger a todas las personas que habitan el hogar:

  • Al cocinar, todos lo mangos de los sartenes y ollas, deben ir hacia dentro para que no sobresalgan la cocina.
  • Mucho cuidado al calentar líquidos o cualquier alimento en el microondas. Suele ocurrir que el recipiente que los contenga se caliente más de lo debido y al tomarlos, produzca una inminente quemadura.
  • Educar a los niños sobre el peligro del fuego, es primordial para que conozcan el daño que puede producirles.
  • Nunca dejes cigarrillos a medio apagar o fumar acostados, una ceniza o colilla mal apagada puede ser el inicio hasta de un siniestro.
  • Al usar estufas o calienta ambientes con parafina, alejarlos de cortinas y alfombras, que son elementos altamente inflamables.
  • Los aparatos eléctricos también son peligrosos, su manipulación y traslado debe hacerse cuando estén desenchufados.
  • No uses un enchufe para conectar varios aparatos, ya que se sobre calientan produciendo cortes y finalmente fuego.

Mano vendada

Quemaduras con hielo seco: ¿Qué es lo que debo hacer?

Mano vendada

Es cierto que el hielo seco es un elemento que puede servirnos para un sinfín de recursos, desde refigerar alimentos industriales hasta realizar una presentación neblina artificial están dentro de las funciones que uno puede utilizar con el hielo seco. Sin embargo, hay que tener ciertos cuidados a la hora de manipular este elemento, ya que podría causar quemaduras de distintos niveles dependiendo de diversos factores. El nivel de dificultad que presente la quemadura tiene que ver con las condiciones ambientales, la duración de la exposición con el hielo, si estaba o no protegido con la debida indumentaria y el estado de salud que la persona que se expuso haya tenido en ese momento.

Hay que tener claro que cuando una persona sujeta hielo seco sin guantes ni protección se está congelando los tejidos de la piel desde afuera hacia adentro.Sólo bastan dos segundos de exposición para que este lamentable proceso comience. Por ejemplo, el cuerpo humano posee diferentes sensores para discriminar entre el calor y el frío, pero dentro de ciertos límites. El contacto con el hielo, desconcierta a estos sensores y activa el dolor.

Aún cuando la exposición haya sido poca, el congelamiento ligero causa que las células se congelen, y luego mueran. En casos muy severos, puede llegar al extremo de comprometer músculos, tendones y huesos.

¿Qué puedo hacer si me quemé con hielo seco?

  • Lo primero que debes hacer en caso de quemadura, es cubrir la herida o la zona de la quemadura con una gasa limpia y acude de inmediato a un médico especialista.

  • No apliques ningún medicamento por cuenta propia, pues puede que lo único que hagas sea agravar la situación. Debes esperar la opinión de un profesional.

  • Si debes manipular hielo seco, siempre hazlo con guantes y la ropa protectora adecuada, pues no olvides que lo primordial es la prevención.