Archivo de la etiqueta: parto

Mujeres: todo lo que ocurre en tu cuerpo durante el parto

Un momento especial, de mucha ansiedad, angustia, espera, incomodidad y finalmente felicidad. Todas estas y mil emociones más se entremezclan en el momento de un nacimiento, sin duda un acontecimiento importante por el bebé que viene a la vida. ¿Pero te has preguntado qué ocurre en el cuerpo de la mujer durante el parto?

10Durante las horas previas
Antes que todo el trabajo de parto y la consiguiente ida al hospital, los especialistas en obstetricia concuerdan en que el primer síntoma en el cual fijarse son las contracciones. Éstas se definen como un dolor que recorre el cuerpo desde arriba hacia abajo y de atrás hacia adelante, en un espasmo parecido a un cólico abdominal.

¿Cómo reconocer cuando la labor de parto ha comenzado? Los médicos indican que hay que observar la frecuencia: cuando ya se han presentado tres en un lapso de diez minutos, con una duración de entre cuarenta y cincuenta segundos, todo esto durante más de dos horas, es señal inequívoca de que comenzó el trabajo de parto.

La labor de parto
Es el momento cercano al nacimiento. Un proceso que involucra tres fases antes de que la madre dé a luz: dilatación, expulsión y alumbramiento. Todo esto puede llegar a tener una duración de entre seis a catorce horas en las mujeres que son madres por primera vez. En aquellos casos en que ya se han tenido hijos, la duración del parto puede llegar a las ocho horas.

La dilatación es la primera parte de este proceso, y consiste en el ensanchamiento del cuello uterino que ocurre para que el bebé tenga espacio para salir del vientre. La dilatación debe llegar a los 10 cm.

La fase de expulsión ocurre cuando la dilatación alcanza la medida adecuada. En este momento el equipo médico debe evaluar la posibilidad de requerir una episiotomía, un procedimiento poco recurrente que consiste en una incisión en el perineo para evitar un desgarre de la abertura vaginal durante el parto.

Finalmente el alumbramiento es la fase de término, que ocurre entre los 15 y 30 minutos inmediatamente después de nacido el bebé. La mujer podría seguir experimentando contracciones débiles, mientras el equipo médico debe verificar si sus condiciones son normales.

Descubre más sobre la cesárea

La cesárea son una intervención quirúrgica en las cuales que se realiza un corte transversal de aproximadamente 10 cm en la parte baja del vientre de la mujer embarazada. Eso sirve para abrir el abdomen, llegando luego al  útero y realizando el parto del bebé.

Para llevar a cabo ese procedimiento, se requiere el uso de anestesia general o epidural. En este último, la madre es anestesiada solamente desde la cintura para abajo.

Después de la cirugía, es necesario que la madre permanezca en el hospital. El periodo varía de acuerdo con su situación de salud, pero generalmente dura aproximadamente de dos a cuatro días bajo observación.

Indicaciones de la cesárea

La cesárea está indicada sobre todo en los casos de madres que no pueden someterse a los esfuerzos de  un parto normal o cuando en que el niño es demasiado grande y se está en una posición desfavorable. También es recomendado a madres que sufren de infecciones virales, como el herpes genital y el SIDA. Para los casos en que el trabajo está progresando muy lentamente, si la mujer lo desea, también se muestra la opción de una cesárea.

¿Por qué la mayoría de las mujeres optan por la cesárea?

Sin embargo, vemos que hay muchos casos en los que las madres optan por este método quirúrgico, a pesar de poseer  las condiciones para dar a luz a través de un parto normal. Mucho se debe al miedo al dolor y miedo de los mitos acerca del tema. Algunas madres también optan por el método por poder planearse mejor con fechas y tiempos.

El nacimientos de tipo cesárea también son más cómodos para los médicos, ya que no hay necesidad de esperar a que el inicio del parto – lo que significa un “ahorro de tiempo”. Eso también le permite realizar más cirugías en un corto intervalo de tiempo, lo que nos es posible con el parto fue normal.

¿Qué tipo de parto elegir?

Elija el tipo de parto de acuerdo con su voluntad y las recomendaciones de especialistas. Para eso desde el inicio busque una clínica para acompañamiento de la gestación y procure realizar el todo el control hasta los 9 meses. Así mejor conocerán su historia clínica, estado de salud y harán el mejor para que tengas la mejor experiencia de parto posible.

Partos alternativos: otras formas de nacer

Conforme va llegando la fecha del nacimiento del bebé, una de las mayores preocupaciones de las mujeres aparece: la forma que el hijo vendrá al mundo.

Los expertos son unánimes en afirmar que no existe un tipo ideal de parto, aunque lo normal es el más indicado, porque ofrece un ambiente más seguro para madre y bebé.

Actualmente, los partos alternativos han sido una tendencia entre las mujeres que buscan pasar una experiencia más natural y humanizada.

El parto en el agua, por ejemplo, viene ganando cada vez más adeptas. El procedimiento ocurre en una tina o piscina estéril con agua caliente, donde la madre dará a luz.

En los primeros momentos, el niño todavía respira por el cordón umbilical, por lo que no hay riesgo de ahogamiento. En ese, la mujer siente menos el cansancio del trabajo de parto, pero es contraindicado para gestantes con preeclampsia.

Otro parto alternativo es el de cuclillas con la ayuda de la gravedad, la tendencia es que se realice más rápidamente, pero sólo es indicado para mujeres que no presentan problemas de presión arterial y si el bebé está en la posición correcta para bajar.

Ambos partos anteriores se pueden realizar de forma domiciliar, otra forma alternativa de dar la luz. En este caso, incluso si se realiza en casa, el parto necesita apoyo médico y estructura, en caso de complicaciones que pueden ocurrir como crisis hipertensivas en el momento del parto y hemorragia.

Cómo tener un embarazo saludable

embarazo_saludableCuando se está en estado de embarazo es necesario que exista un equilibrio entre la mente y el cuerpo, no obstante la mayoría de las mujeres tienden a preocuparse solo por la salud física, cuando también deben estar mentalmente tranquilas, felices y preparadas para los cambios a los que se enfrentarán, y de esta manera poder recibir de manera más óptima a su bebé.

Si eres una madre primeriza, o estás pensando en tener un hijo debes seguir leyendo porque a continuación te daremos una serie de consejos para que lo hagas de la mejor manera.

Algunas recomendaciones

- En primer lugar debes llevar una dieta variada y equilibrada, que contenga alimentos ricos en nutrientes y vitaminas como ácido fólico, hierro, calcio y yodo, pero no en grasas. La dieta ha de ser variada a base de verduras, frutas, cereales, lácteos y legumbres; así como también añadir el aporte diario de proteínas de carne y pescado.
- La hidratación también es importante, por lo que debes beber abundante agua y leche que aporte calcio. Además debes tomar jugos naturales no azucarados, dejando de lado el café y las bebidas alcohólicas.

-La actividad física es esencial para adquirir  bienestar durante este estado, además ayudará a  una ganancia de peso ideal. Para ello es fundamental realizar ejercicio físico como la natación, el yoga, caminar o pilates.
Asimismo mediante la realización de un ejercicio moderado y constante podrás mejorar tu condición cardiovascular y muscular, lo que favorece la corrección postural.

-El gran aumento de peso y volumen que se experimenta durante el embarazo, obliga a que también debas preocuparte por adquirir nueva ropa y zapatos, pues ayudará a que la sangre circule mejor, a evitar forzar los movimientos y por sobre todo a que la piel se mantenga sana.

Gracias a los métodos mencionados anteriormente, podrás tener una mejor condición física en general, y lo más importante es que podrás enfrentarte al trabajo parto con menos riesgos.

Cómo recuperar el peso del embarazo de forma saludable

Los primeros días tras haber dado a luz no es recomendable realizar alguna dieta para perder peso por el desgaste físico y exigencias nutricionales que conlleva amamantar al bebé recién nacido. Luego de los primeros meses, los especialistas indican que puedes sin ningún problema buscar llegar a la talla ideal.

Como todo régimen para bajar de peso, alimentación y rutinas de ejercicios son importantes. Considera no saltar ninguna comida, equilibrando frutas, verduras, cereales, proteínas sin exceso de grasas, buscando mayores aportes de minerales, vitaminas y energía, pero sin tanto aporte calórico.

Es importante tener paciencia, ya que puede ser que el proceso sea más lento, y lo debes contrarrestar con los cuidados del bebé. Pese a ello, seguirla conscientemente ayudará a mejorar el aspecto físico y mental, logrando un mejor aspecto de la piel y estrías, mientras que aumentas tus defensas.