Archivo de la etiqueta: hogar

Salud y familia: Todo lo que debo tener en casa

Una farmacia en casa, con medicamentos y curativos básicos, es esencial para todas las familias, principalmente las que tienen niños pequeños. Pero no es necesario tener grandes arsenales, sólo estar prevenido para problemas simples, que no requieren la visita a una clínica.

Conoce algunos consejos de los principales remedios y accesorios que no pueden faltar en la farmacia de su casa:

farm

¿Cuáles son los medicamentos que se deben tener en casa?

En casa debe tener un conjunto de algunos medicamentos y materiales de primeros auxilios que ayuden en la eventualidad de episodios menores que afecten a nuestro bienestar, como quemaduras, heridas, contracturas musculares, entre otras.

Artículos Básicos de Primeros auxilios

  • Ligaduras de gasa y adhesivos.
  • Caja de compresas.

Medicamentos

  • Desinfectante para heridas;
  • Pomada para quemaduras;
  • Pomada para las picaduras de insectos;
  • Medicamentos para el acidez estomacal;
  • Pomada con efecto analgésico y anti-inflamatorio para contracturas musculares;
  • Analgésico de baja dosificación para situaciones ligeras de dolor o inflamación. Por ejemplo: paracetamol e ibuprofeno.

¿Dónde se deben guardar?

Debe guardar los medicamentos en la habitación o en el baño en local seguro. Los fármacos deben almacenarse respetando criterios exigentes de temperatura y humedad, pero en casa están sujetos a muchas variaciones de las mismas, que a largo plazo podrá alterarlos.

Validez de los medicamentos

Ejemplo: uso de pomadas oculares, gotas después de abiertos tienen la validez de un mes. Es un medicamento, que debe prestar atención a la validez.

Cuando estos estén fuera del plazo deben ser entregados en las farmacias.

Farmacia de los niños y bebés

Cuando se trata de la farmacia del bebé, los consejos son más específicos y hay que tener aún más atención.

Es indicado tener opciones como termómetro, paquetes de algodón, pañuelo humedecido, tijeras sin puntas, jabón neutro líquido, pomada contra asaduras, suero fisiológico, aceites vegetales o cremas y repelente de insectos infantiles.

Cuando el asunto son los remedios, vale el cuidado doble. Para evitar riesgos de dosificación excesiva o medicamentos inadecuados para la edad de los pequeños, lo ideal es siempre consultar al pediatra y verificar cuáles son las recomendaciones específicas para su hijo.

Sugerencias importantes:

Haga siempre una revisión periódica de su farmacia doméstica a cada seis meses. TODOS los remedios tienen fecha de vencimiento y es muy importante respétala.

Acuérdese también que cualquier síntoma más grave debe ser tratado en una clínica con profesionales especializados.

Cuando ir a urgencia

Saber cuándo acudir a la emergencia no siempre es una actitud fácil para todas las personas – especialmente aquellas que tienen miedo de los hospitales. Sin embargo, muchas veces buscar atendimiento profesional es la actitud más responsable y recomendada.

Algunos casos piden una consulta de urgencia, conoce:

1. Síntomas de intoxicaciones.

2. Diarreas o vómitos con sangre y secreciones.

3. Dificultad respiratoria.

4. Alteraciones circulatorias que se detectan en la piel, como la cianosis (coloración azulada de la piel) o palidez.

5. Alergias con edemas o hinchazones en la cara. Algunas veces se asocian a una dificultad respiratoria.

6. Heridas abiertas que requieran puntos de sutura.

7. Traumatismo craneoencefálico (golpes fuertes en la cabeza) con o sin pérdida de los sentidos.

8. Debilidad profunda y sensación de cansancio exagerado o fatiga sin razón aparente.

9. Fiebres con erupciones agudas en la piel o internas.

10. Traumatismos en las piernas o brazos que causan mucho dolor y requieran algún tipo de inmovilización.

enfermera_a_domicilio

Aprendamos a tratar las quemaduras en el hogar

enfermera_a_domicilioUno de los accidentes más peligrosos y frecuentes que ocurren en la tranquilidad de nuestros hogares, son las quemaduras con agua caliente o por el contacto directo con el fuego. Puedes llegar a ser quemaduras muy superficiales y otras que pueden llegar a convertirse en letales. Por lo tanto, es muy importante conocer la forma en que se deben afrontar estas críticas situaciones y siempre es bueno contar con la ayuda de profesionales como enfermeras a domicilio.

Tipos de quemaduras

Las categorías en las que se clasifican este tipo de accidentes son de: primero, segundo y tercer grado. Definidas de forma ascendente según la gravedad, es decir, una quemadura de tercer grado es considerada gravísima, por lo que la víctima debe ser trasladada de inmediato a un centro asistencial.

Atención en quemaduras leves

La importancia de una atención de primeros auxilios en cualquier accidente, siempre puede ser vital. En cuanto a las quemaduras menores, donde el área afectada no mida más de 3 pulgadas, también es el caso, ya que pueden ser tratadas dentro de la vivienda, siguiendo las siguientes instrucciones:

1- Enfríe el área sólo con agua, dejando que se moje por alrededor de cinco minutos aproximadamente. No utilice hielo. Esto también disminuirá el dolor y bajará la hinchazón que se produzca por la quemadura.

2- Utilice gasa de algodón para cubrir la superficie dañada. Evite ir apretando mientras va envolviendo, ya que la idea principal es protegerla y que entre aire al área quemada. Así también, ayuda a aliviar la inflamación.

3- Si la persona afectada sufre de dolores poco tolerables, es aconsejable que suministren algunos medicamentos que cumplan una función analgésica y antiinflamatoria, los cuales necesariamente no son con receta médica.

Tal como se indicó anteriormente, las quemaduras graves, ya sea en segundo o tercer grado, deben ser atendidas por un personal médico, dada la importancia de estos accidentes. Tome las precauciones necesarias para evitar estos problemas en su hogar.

¿Cómo prevenir?

Los siguientes consejos son muy prácticos y fáciles de realizar, con tal de proteger a todas las personas que habitan el hogar:

  • Al cocinar, todos lo mangos de los sartenes y ollas, deben ir hacia dentro para que no sobresalgan la cocina.
  • Mucho cuidado al calentar líquidos o cualquier alimento en el microondas. Suele ocurrir que el recipiente que los contenga se caliente más de lo debido y al tomarlos, produzca una inminente quemadura.
  • Educar a los niños sobre el peligro del fuego, es primordial para que conozcan el daño que puede producirles.
  • Nunca dejes cigarrillos a medio apagar o fumar acostados, una ceniza o colilla mal apagada puede ser el inicio hasta de un siniestro.
  • Al usar estufas o calienta ambientes con parafina, alejarlos de cortinas y alfombras, que son elementos altamente inflamables.
  • Los aparatos eléctricos también son peligrosos, su manipulación y traslado debe hacerse cuando estén desenchufados.
  • No uses un enchufe para conectar varios aparatos, ya que se sobre calientan produciendo cortes y finalmente fuego.