Archivo de la etiqueta: ginecología

Perder peso tras la menopausia evita el cáncer de endometrio

14Recientemente los expertos en ginecología y salud de la mujer han establecido que las mujeres que reducen su peso tras la llegada de la menopausia tienen un menor riesgo de desarrollar cáncer en el endometrio durante los siguientes 11 años en comparación a otras pacientes que no variaron su masa corporal.

Lo anterior fue establecido por un grupo de investigadores de la Universidad de Indiana en Bloomington, Estados Unidos, quienes acaban de publicar su trabajo en la revista Journal of Clinical Oncology. Allí explican que las mujeres que logran reducir en un 5 por ciento su peso pueden lograr un 29 por ciento de menores probabilidades de desarrollar un tumor en el endometrio.

Los autores señalaron que la intención de realizar este estudio fue que, si bien se sabe que el exceso de peso puede ser un factor en la aparición de cáncer de este tipo, no se tenía certeza absoluta sobre los cambios involucrados en el organismo en el caso de una pérdida de peso intencional.

El cáncer de endometrio como una creciente amenaza para las mujeres
El tumor aparecido en el caso del cáncer ginecológico es uno de los más frecuentes en países como Estados Unido y el cuarto más frecuente entre los que son sufridos por mujeres.

La investigación que reveló la conexión entre la pérdida de peso y el cáncer de endometrio trabajó con más de treinta y seis mil mujeres de entre 50 y 79 años, que se transformaron en participantes de un seguimiento a largo plazo. Al inicio de la medición fueron pesadas y luego de tres años nuevamente fueron analizadas. La investigación transcurrió en un lapso de 11 años, y en total fueron quinientas cincuenta y seis mujeres las diagnosticadas con este tipo de tumor.

Los resultaron fueron concluyentes para determinar que las mujeres que redujeron su peso fueron significativamente menos propensas a desarrollar tumores.

Nutrición en la menopausia
La menopausia en las mujeres es una etapa llena de cambios, y no se trata únicamente de los cambios en el funcionamiento del organismo, también se debe realizar una modificación en el estilo de vida, que incluye la alimentación.
Los expertos recomiendan una dieta en esta etapa de la mujer que incluya todos los alimentos de la pirámide nutricional. Aumentar los lácteos y los alimentos ricos en fibra, pero sin exagerar en este aumento. Consumir productos vegetales (frutas y verdura) a diario y legumbres, incluyendo la soja al menos dos veces a la semana.
En cuanto a los alimentos que se deben limitar, para evitar enfermedades como la hipertensión, es recomendable restringir las comidas altas en sodio y las grasas saturadas, como también cuidar el exceso de café en las mañanas.
También es recomendable incorporar los frutos secos en las comidas y utilizar aceite de oliva. Intentar evitar el consumo de alcohol y el tabaco.

Señales que debes visitar un ginecólogo

El ginecólogo es, sin duda, uno de los médicos más importantes cuando se trata de la salud de las mujeres. Sin embargo muchas jóvenes y hasta mismo mujeres no saben cuándo deben separar un tiempo en su rutina y pedir horas médicas a su ginecólogo.

http://clinicasantafe.com.br/site/wp-content/uploads/2014/11/adolescente-medico-saude-remedio-jovem-consulta-1355334601052_956x500-612x250.jpg
Listamos algunas situaciones que pueden ser señales de que llego la hora de realizar una consulta en una clínica especializada en ginecología:

Primera menstruación

Después de la primera menstruación los periodos deben ser observados. En el caso de dolor severo, retrasos menstruales, sangrado excesivo, falta de sangrado, entre otras condiciones anormales, se recomienda entrar en la lista de horas medicas de un ginecólogo el cuanto antes.

Inicio de la vida sexual

Después de iniciar la vida sexual, es conveniente visitar al ginecólogo para una base anual y de control.

Dudas

¿Tienes preguntas sobre el funcionamiento de su cuerpo y los procesos importantes tales como la ovulación, los días fértiles, el uso de anticonceptivos, prevención de las enfermedades de transmisión sexual o embarazos no deseados? El ginecólogo es la mejor persona para responder a todas sus preguntas.

Síntomas raros

Si siente dolor al orinar, ardor, picazón o problemas en su área vaginal, es importante hacer una cita con el ginecólogo para las pruebas y para iniciar un tratamiento que le ayude a mejorar la situación.

Cambio en los períodos y moco vaginal

Si usted nota que su flujo menstrual es más abundante de lo normal o el moco vaginal tiene una consistencia espesa y olor diferente, más fuerte y ácido, es muy importante marcar una consulta ginecológica. Esto es a menudo un síntoma que puede indicar ambas infecciones vaginales y la presencia de alguna enfermedad de transmisión sexual frecuente.

Salud de las mamas

El ginecólogo no sólo se encarga de la zona vaginal, es también el experto designado para asegurarse de que todo está bien en nuestras mamas. Así se detecta un bulto en la mama, un cambio en los pezones, secreción o dolor repentino en sus senos, es importante visitar a un ginecólogo.

Por otra parte, con el fin de mantener su salud, se recomienda realizar el autoexamen de la mama periódicamente.

Dolores

Si usted tiene dolor abdominal severo en la espalda o en el abdomen inferior, independientemente de si es o no el período menstrual es importante ir al ginecólogo para asegurarse de que todo está bien en el aparato sexual reproductivo.

Antes de embarazarse

Si después de un año de intentar concebir de forma natural con su pareja sin éxito, es necesario tomar horas médicas con un ginecólogo para recibir orientación.

Síntomas de menopausia 

Muchas mujeres dejan de visitar al ginecólogo con el pasar de los años, práctica que es un error, ya que desde los 30 años en adelante es necesario realizar exámenes de prevención, por ejemplo contra el cáncer de mamas.
Es así como se lleva a la edad de menopausia, etapa que es el fin de la edad reproductiva, y en donde las mujeres ya se pueden olvidar de los métodos anticonceptivos. Pero no por esto dejar de asistir al ginecólogo, ya que la anticoncepción es solo una de las aristas que revisa el doctor.
Al llegar la menopausia las mujeres tiene que ir al doctor, para prevenir las complicaciones que puede traer esta etapa: dolor al tener relaciones sexuales, sequedad vaginal o incluso problemas urinarios.
Es recomendable que las mujeres vayan al ginecólogo en la etapa premenopausia, apenas comenzar a sentir los síntomas de esta nueva etapa y poderla vivir sin problemas.

Sepa por qué se produce la infección urinaria en el embarazo

infección_embarazoPor lo general las mujeres son más propensas a adquirir infecciones urinarias que los hombres, y si además esto ocurre durante la etapa del embarazo la situación empeora pues puede traer serias complicaciones para su hijo.

Este tipo de infección es ocasionada por la invasión de microorganismos en el sistema urinario, lo que incluye a la vejiga, riñón, la uretra, y para tratarla es necesario acudir a un servicio de ginecología para que la atienda un profesional de la salud, pues está completamente contraindicado automedicarse.

Pero ¿por qué hay mayor tendencia a contraer esta infección durante el embarazo? siga leyendo que a continuación se lo contaremos en detalle.

Principales causas

Existen tres causas por las que se puede adquirir:

-La segregación de la hormona de la progesterona en el embarazo causa un relajo en los músculos de las vías que conectan la vejiga con los riñones, lo que ocasiona que el flujo de la orina sea más lento por lo que demora más tiempo en atravesar las vías urinarias, elevando el riesgo de que las bacterias se reproduzcan y ataquen.

-La progesterona además relaja los músculos de la vejiga, por lo que es más difícil vaciarla por completo. Esto intensifica el riesgo de reflujo de la orina y que vuelva a subir a los riñones.

-Por lo general durante la etapa del embarazo el PH de la orina cambia, de manera que se hace menos ácida y con mayor tendencia a contener glucosa lo que evidentemente eleva el riesgo de la proliferación de bacterias.

Cuando una mujer padece este mal debe tratarse lo antes posible, pues es una de las complicaciones más graves durante el embarazo debido a que existe la posibilidad de que la infección se extienda a la corriente sanguínea pudiendo afectar gravemente tanto a la madre como al feto.