Archivo de la etiqueta: familia

Salud y familia: Todo lo que debo tener en casa

Una farmacia en casa, con medicamentos y curativos básicos, es esencial para todas las familias, principalmente las que tienen niños pequeños. Pero no es necesario tener grandes arsenales, sólo estar prevenido para problemas simples, que no requieren la visita a una clínica.

Conoce algunos consejos de los principales remedios y accesorios que no pueden faltar en la farmacia de su casa:

farm

¿Cuáles son los medicamentos que se deben tener en casa?

En casa debe tener un conjunto de algunos medicamentos y materiales de primeros auxilios que ayuden en la eventualidad de episodios menores que afecten a nuestro bienestar, como quemaduras, heridas, contracturas musculares, entre otras.

Artículos Básicos de Primeros auxilios

  • Ligaduras de gasa y adhesivos.
  • Caja de compresas.

Medicamentos

  • Desinfectante para heridas;
  • Pomada para quemaduras;
  • Pomada para las picaduras de insectos;
  • Medicamentos para el acidez estomacal;
  • Pomada con efecto analgésico y anti-inflamatorio para contracturas musculares;
  • Analgésico de baja dosificación para situaciones ligeras de dolor o inflamación. Por ejemplo: paracetamol e ibuprofeno.

¿Dónde se deben guardar?

Debe guardar los medicamentos en la habitación o en el baño en local seguro. Los fármacos deben almacenarse respetando criterios exigentes de temperatura y humedad, pero en casa están sujetos a muchas variaciones de las mismas, que a largo plazo podrá alterarlos.

Validez de los medicamentos

Ejemplo: uso de pomadas oculares, gotas después de abiertos tienen la validez de un mes. Es un medicamento, que debe prestar atención a la validez.

Cuando estos estén fuera del plazo deben ser entregados en las farmacias.

Farmacia de los niños y bebés

Cuando se trata de la farmacia del bebé, los consejos son más específicos y hay que tener aún más atención.

Es indicado tener opciones como termómetro, paquetes de algodón, pañuelo humedecido, tijeras sin puntas, jabón neutro líquido, pomada contra asaduras, suero fisiológico, aceites vegetales o cremas y repelente de insectos infantiles.

Cuando el asunto son los remedios, vale el cuidado doble. Para evitar riesgos de dosificación excesiva o medicamentos inadecuados para la edad de los pequeños, lo ideal es siempre consultar al pediatra y verificar cuáles son las recomendaciones específicas para su hijo.

Sugerencias importantes:

Haga siempre una revisión periódica de su farmacia doméstica a cada seis meses. TODOS los remedios tienen fecha de vencimiento y es muy importante respétala.

Acuérdese también que cualquier síntoma más grave debe ser tratado en una clínica con profesionales especializados.

Cuando ir a urgencia

Saber cuándo acudir a la emergencia no siempre es una actitud fácil para todas las personas – especialmente aquellas que tienen miedo de los hospitales. Sin embargo, muchas veces buscar atendimiento profesional es la actitud más responsable y recomendada.

Algunos casos piden una consulta de urgencia, conoce:

1. Síntomas de intoxicaciones.

2. Diarreas o vómitos con sangre y secreciones.

3. Dificultad respiratoria.

4. Alteraciones circulatorias que se detectan en la piel, como la cianosis (coloración azulada de la piel) o palidez.

5. Alergias con edemas o hinchazones en la cara. Algunas veces se asocian a una dificultad respiratoria.

6. Heridas abiertas que requieran puntos de sutura.

7. Traumatismo craneoencefálico (golpes fuertes en la cabeza) con o sin pérdida de los sentidos.

8. Debilidad profunda y sensación de cansancio exagerado o fatiga sin razón aparente.

9. Fiebres con erupciones agudas en la piel o internas.

10. Traumatismos en las piernas o brazos que causan mucho dolor y requieran algún tipo de inmovilización.

Cómo elegir un buen doctor para cuidar de su familia

Los que ya tienen un médico de familia o de confianza pueden considerarse afortunados. Pero aquellos que todavía no tienen, encontrar las clínicas y los especialistas ideales pueden requerir algo de trabajo.

https://image.freepik.com/free-photo/doctor-with-co-workers-analyzing-an-x-ray_1098-581.jpg
Conoce algunos consejos que harán esta tarea más fácil y segura:

1 – Ser recomendado por alguien

Es natural, siempre recibimos recomendaciones de clínicas y doctores cuando tenemos un problema específico y el mismo debe ocurrir cuando vamos elegir el doctor de familia. El primer paso para una buena elección, por lo general, es preguntar a amigos o familiares si conocen a alguien, es un hecho más seguro y cómodo.

Cuando un médico recibe un paciente indicado por un colega tiene ahora una responsabilidad adicional.

2 – Tener un historial profesional registrado

Para asegurarse de que el especialista es respetado en el medio, no tenga vergüenza de pedir comprobaciones acerca de su currículo profesional.

3 – Observe su prontitud

En caso de requerirlo o comunicación por correos observe su atención a la solicitud y tiempo de respuesta. Puede parecer un poco invasivo, pero un enfermo con ansiedad, por ejemplo, necesita mejorar esa sensación y una buena atención puede hacer toda la diferencia.

Buenos doctores saben que eso alivia la queja del paciente, por eso, mismo que la respuesta no sea pronta el importante es tener buen sentido. A veces, el médico no respondió de inmediato, por estar haciendo alguna consulta o procedimiento, pero aun así es posible certificarse de su preocupación acerca de sus pacientes.

 4 – Número de celular

No es una obligación o no ética, dejar de ofrecer el número de móvil para el paciente. Pero este es un comportamiento que merece elogio y que pueden interferir con los resultados del tratamiento.

5 – Puntualidad

Cumplir con el tiempo siempre es una buena señal.  Esperar entre 30 minutos y una hora no es el ideal, pero a veces sucede. A veces es bueno estrés. Después de todo, puede ser que la primera paciente ha tomado un bote lleno de 20, 30 pruebas de evaluación. Pero cuando el retraso se hace habitual puede ser un problema de programación y organización, lo que no es algo positivo cuando se trata de salud, ya que cada minuto puede hacer la diferencia.

Esperamos que ahora además de elegir las mejores clínicas especializadas, tú también encuentres más fácil encontrar el doctor ideal para cuidar de la salud de su familia.

¿Cómo elegir un pediatra para mi hijo?
El cuidado de los niños no se puede dejar en las manos de cualquiera, el especialista que tendrá la tarea de cuidar a tus hijos deberá comprobar los estudios necesarios, así como la experiencia, para esto es necesario que te informes de manera de cuál es el universo de pediatras que puedes elegir dentro de tu comunidad.
Principalmente le tiene que causar una simpatía al niño o niña, para que de esta manera se pueda abrir con el pediatra y lograr diagnósticos certeros y oportunos. De igual manera deberá tener un buen trato con los padres, ya que su tarea es educarte porque la salud comienza en casa.
Si los tratamientos que ofrece el pediatra no te convencen, o muestra errores en sus métodos particulares, es conveniente que revises la posibilidad de cambiarlo, yo creas que por su autoridad académica se vuelve indispensable en la salud de tus pequeños.

Cómo no heredar la deuda a tu familia en caso de fallecimiento

Las obligaciones monetarias son habituales. La compra de un auto, materializar el sueño de la casa propia, costear algún imprevisto de salud o darse un merecido descanso con un viaje alrededor del mundo, son motivos válidos para adquirir un crédito y cancelar en cómodos pagos, accesibles para el presupuesto.

Si una persona es ordenada, tener cuotas mensuales por pagar no debiera implicar una dificultad. Sin embargo, si es que el titular de estos compromisos financieros llegara a fallecer, podría transferir sus deudas al grupo familiar. Para que esto no suceda, el estar asegurado se vuelve primordial, ya sea de manera voluntaria o mediante seguros colectivos, ya que esto permitirá resguardar la estabilidad financiera de los seres queridos.

Para no heredar la deuda a tu familia en caso de fallecimiento, estos consejos son primordiales:

Privilegiar oportunidades laborales que ofrezcan seguros colectivos

En la actualidad, son más las empresas que se enfocan en el cuidado de sus trabajadores con regalías adicionales. Los seguros colectivos son uno de los beneficios más importantes, otorgados por las compañías, ya que buscan resguardar tanto a sus colaboradores como a las familias. Este tipo de producto financiero, en caso de fallecimiento de un miembro del equipo de trabajo, permite beneficiar a los familiares y les entrega una suma de dinero, la cual podrá ser utilizada para cancelar deudas y costos asociados al deceso.

Ser responsable en materias financieras

La responsabilidad es el pilar de cualquier compromiso, ya que permitirá llevarlo con racionalidad y la plena consciencia de que debe ser cumplido. Esta premisa también aplica en materia financiera, ya que alguien serio y recto no arriesgará su estabilidad ni la de su familia, abarcando más de lo que puede pagar en deudas. Aunque la tentación del dinero plástico sea grande, la mesura es la mejor aliada cuando se trata de comprar.

Contratar oportunamente un seguro de desgravamen

Otra protección efectiva que se puede tomar a la hora de resguardar a la familia es la contratación de un seguro de desgravamen por cada deuda que se adquiera. Quien adquiere este servicio cancela un monto mensual que permitirá, en caso de una muerte inesperada, cubrir cada compromiso monetario que el asegurado tenía durante su vida activa.

La adquisición excesiva de deudas no sólo implica una conducta irresponsable para quien no sepa controlar sus gastos, sino que también puede llegar a dañar a quienes más quiere si es que llegara a fallecer. Por esta razón, se debe ser ordenado, metódico y planificado cuando se trata de materias financieras, para así proteger la calidad de vida propia y también la de la familia.

wpid-postedin-mg6zXXx.jpeg

Cómo saber qué seguro de vida elegir

Entre las opciones para obsequiar a tu familia, los seguros de vida son la mejor decisión. Claramente, nada te reemplazará ni atenuará el dolor de tu eventual pérdida; pero al menos les darás seguridad y restarás preocupaciones. Si ya te decidiste, entonces revisa qué alternativas te ofrece el mercado y elige la que mejor se adecue a tus expectativas.

1. Temporales: brindan cobertura durante un plazo determinado, que puedes renovar una vez extinguido. Dicho periodo se definirá en el momento del contrato, pudiendo ser de 1, 10, 20 o más años, según acuerdo con la aseguradora. Este tipo de producto, a diferencia de otros de su clase, no genera ahorros ni inversiones.

2. Vida entera: estará en vigor durante toda tu existencia. A la vez, podrás generar un capital destinado a ahorros, desde el cual – según las condiciones del contrato – incluso te será posible retirar ciertos montos. Es muy ventajoso, ya que al tiempo que proteges a tu familia, dispones de dinero para emergencias o gastos extra.

3. AhorroFlex: es un producto único en cuanto a seguros de vida y lo ofrece Consorcio. Brinda protección hasta los 100 años de edad, con coberturas por fallecimiento o enfermedad. Se puede precisar si la indemnización se realizará de una sola vez o por cuotas, como rentas anuales o mensuales. El ahorro se realizará por fondos mutuos, pudiendo su composición ser mejorada.

Es usual que el mercado ofrezca seguros de vida flexibles o con ahorro. Lo destacable de AhorroFlex es que mezcla lo mejor de ambas modalidades, con una prima muy favorable para el asegurado. La garantía con ahorro habitualmente permite disponer de un monto en caso de que lo necesites, mientras que la flexibilidad radica en poder jugar con los montos de inversión. Como puedes ver, contar con ambos beneficios en un solo producto constituye un verdadero agasajo.

4. Desgravamen: si pediste un crédito a largo plazo – como un hipotecario – este seguro es para ti, pues paga la deuda total a la entidad financiera en caso de fallecimiento. Así dejarás a tu familia un legado repleto de buenos momentos y no sólo deudas que dificulten el proceso de duelo. Sin duda, ¡el mejor regalo que puedes otorgarles!

Y bien, ¿ya tienes definido qué seguro es para ti?