Archivo de la etiqueta: especialidad

Para qué sirve una endoscopía

Dolor, reflujo y ardor de estómago son síntomas que no dan tregua a algunas personas. A pesar de que la causa normalmente ser una alimentación inadecuada, estos pueden ser signos de enfermedades más graves, como gastritis, inflamaciones o incluso tumores.

El examen que identifica estas enfermedades es la endoscopía gástrica , un procedimiento que analiza la mucosa del esófago, el estómago y la primera parte del intestino delgado. Se hace usando un tubo sensible (endoscopio) que posee en la punta un chip, responsable de capturar las imágenes del sistema digestivo, como una cámara.

La endoscopía es un examen de diagnóstico que sirve para identificar enfermedades como: 

endo

Gastritis

Enfermedad que causa una lesión inflamatoria de la mucosa (capa interna) del estómago.  La endoscopía digestiva puede mostrar la mucosa del estómago con signos de inflamación aguda.

La enfermedad puede clasificarse como aguda, crónica o en formas especiales. Las gestas agudas son mejor diagnosticadas por el uso de la endoscopía digestiva alta, en aquellos pacientes que habitualmente relatan dolor frecuente, sensación de hinchazón y malestar.

El tratamiento de la gastritis aguda es clínico, con el uso de drogas que inhiben la producción de ácido. El tratamiento con antibióticos debe realizarse cuando hay la bacteria Helicobacter pylori. Además, es importante que los pacientes se alejen de los factores de riesgo como alcohol y cigarros.

Úlcera Péptica

Es una lesión más profunda en el estómago o en el duodeno (sobrepasando la capa muscular de la mucosa) que se presenta al paciente en forma de dolor epigástrico (dolor de hambre), habitualmente en quemazón, pudiendo ser acompañado de náuseas y vómitos. Algunos pacientes llegan a despertarse por la noche con dolor epigástrico. También es común la historia de que el dolor alivia cuando el paciente se alimenta.

Los factores de causa son: genéticos, uso del tabaco, factores diuréticos (refrescos, alcohol, café, leche, alcohol y condimentos). El uso de medicamentos corticoides aumentan la probabilidad de que el individuo venga a desarrollar la úlcera.

Las úlceras no tratadas convenientemente pueden complicar de 3 formas: hemorragia, estenosis o perforación.

Cáncer Gástrico

El cáncer de estómago es una enfermedad que ha sufrido un descenso de su incidencia en todo el mundo. Se presenta más comúnmente entre 50 y 70 años. Se relaciona con factores genéticos, ambientales (uso de alimentos cancerígenos) y factores como consumo de alimentos en conserva, alimentos muy calientes, entre otros.

Algunas condiciones que pueden conducir al cáncer gástrico son: adenomas gástricos (tumores benignos del estómago), gastritis crónica, anemia perniciosa e infección por H. Pylori (esta última, mereciendo estudios adicionales).

El diagnóstico se establece con la biopsia de la lesión por endoscopia digestiva alta. Los exámenes como rayos X de tórax, tomografía computarizada y ecografía abdominal pueden auxiliar en el diagnostico del grado de la lesión.

Cómo se preparar para una endoscopia

Como para realizar la endoscopia o la gastroscopia es necesario sedar ligeramente el paciente, es conveniente ir al examen acompañado, principalmente porque después de él usted no debe conducir.

Cualquier tarea que requiera atención completa, como conducir o manipular cualquier tipo de maquinaria, no debe hacerse después de una endoscopia, hasta que los efectos de los sedantes hayan pasado completamente.

Cómo prepararse para una endoscopia: contraindicaciones

La endoscopia o la gastroscopia está contraindicada en los siguientes casos:

- Si sufre problemas de coagulación importantes, por ejemplo, recuento de plaquetas muy baja.

- Si sufre de enfermedades como hipotensión arterial, arritmias cardíacas o problemas respiratorios considerados en fase crítica o de gravedad.

- Si sufre de lesiones cervicales importantes tampoco es conveniente hacer una endoscopia.

- Quien ha sido sometido recientemente a operaciones en el intestino o cuenta con perforaciones en esta área tampoco son candidatos a este examen.

- Las mujeres embarazadas sólo pueden realizar una endoscopia si es pedida de forma estricta por un médico.

- Además, si está realizando algún tratamiento médico con anti-inflamatorios, aspirina, anticoagulantes o suplementos de hierro, es importante avisar a su médico para tomar las medidas adecuadas.