Archivo de la etiqueta: cirugia bariatrica

Cirugía bariátrica: los riesgos del bypass gástrico

El bypass gástrico es un tipo de cirugía bariátrica que puede llevar a la pérdida de hasta el 70% del peso inicial y consiste en la reducción del estómago y la alteración del intestino, llevando a la persona a comer menos, acabando por perder peso.

Como se hace el bypass gástrico

El bypass gástrico se realiza con anestesia general y, demora en promedio 2 horas, siendo recomendado quedarse internado entre 3 a 5 días.

http://img2.rtve.es/v/2962141?w=1600&preview=1422018623980.jpg

Para realizar esta cirugía bariátrica el médico necesita:

  1. Cortar el estómago y el intestino

Se hace un corte en el estómago junto al esófago que lo divide en dos partes, una porción muy pequeña, en forma de bolsa y, una porción grande, que corresponde al resto del estómago y que pierde gran parte de la su función, dejando de almacenar alimentos. Además, se hace un corte en la primera parte del intestino, llamado yeyuno;

  1. Unir una porción del intestino al estómago más pequeño.

En esa etapa  se crea un paso directo hacia los alimentos en forma de tubo.

  1. Unir la parte del intestino que quedó ligada a la parte grande del estómago al tubo.

Esta conexión permite que el alimento, que viene de la unión anterior creada, se mezcle con las enzimas digestivas, ocurriendo la digestión.

Los riesgos y complicaciones asociados al tratamiento quirúrgico de la obesidad incluyen:

  • Riesgos y complicaciones específicas de la cirugía de la obesidad, que están relacionados con el tipo de procedimiento adoptado y con la experiencia del equipo quirúrgico.
  • Riesgos y complicaciones inherentes a cualquier intervención quirúrgica en pacientes con obesidad mórbida.
  • Riesgos y complicaciones inherentes a cualquier intervención quirúrgica a nivel de la cavidad abdominal, que difieren según la cirugía se realice por vía abierta o por vía mínimamente invasiva. Se cuenta, entre los más importantes, la ocurrencia de hemorragias y la formación de hematomas o abscesos intrapersonales.
  • Riesgos inherentes a la anestesia general.

Es importante recordar que cualquier procedimiento quirúrgico de tratamiento de la obesidad comporta riesgos potenciales y complicaciones.

De esta forma, los riesgos de una cirugía de bypass gástrico deben ser evaluados y ponderados entre gravedad y las condiciones generales de la salud en que se encuentra el candidato a un tratamiento quirúrgico de la obesidad, sobre todo cuando éste ya presenta factores de riesgo de enfermedades graves importantes.

¿Para qué se realiza la cirugía bariátrica?

La cirugía bariátrica es como comúnmente se denomina a una serie de procedimientos quirúrgicos en medicina, que son utilizados para el tratamiento de la obesidad. Ésta es una alternativa válida para aquellos casos en que el paciente no ha logrado reducir su peso hasta niveles saludables por medios de métodos no quirúrgicos.

8Este procedimiento se centra en la búsqueda por disminuir el aporte energético al que tiene acceso el cliente, donde existe un desequilibrio que está generando la formación de grasa corporal. A su vez, la cirugía bariátrica pretende que se estimule en el cuerpo el consumo de los depósitos de grasa que ya se encuentran acumuladas.

En este proceso son dos las vías que se toman: restringir o disminuir de manera física la cantidad de alimento ingerido, por medio de la regulación del consumo de comida y el apetito; y en segundo lugar, modificando la forma en cómo el organismo absorbe los nutrientes.

El objetivo de las cirugías bariátricas es reducir las posibilidades de muerte asociadas a la condición de obesidad del paciente, disminuir la comorbilidad asociada y, lo más importante, mejorar la calidad de vida de quienes se encuentran en ese estado.

Indicaciones de la cirugía bariátrica

La indicación de este tratamiento es primordial para los pacientes de obesidad que han seguido anteriormente un tratamiento médico en el que se consideren dietas, ejercicios, medicamentos y tratamiento psicológico, y que no ha dado resultado para que la persona disminuya su masa corporal.

Las publicaciones médicas al respecto reafirman la evidencia de que la única posibilidad de tratamiento para la obesidad mórbida es la cirugía bariátrica, esto siempre y cuando el tratamiento sea implementado por un equipo médico competente.

Las contraindicaciones existentes están dirigidas a los pacientes menores de 13 años y mayores de 65 años, aquellos que presenten alto riesgo anestésico con problemas respiratorios y aquellos que padecen obesidad de origen congénito.

Eficacia del Bypass Gástrico a largo plazo

Según los datos de la Sociedad Americana de Cirugía Bariátrica y Metabólica (ASMBS), en 2013 se realizaron en Estados Unidos cerca de 179 mil cirugías bariátricas, de estas 42,1% gastrectomía vertical, 34,2% bypass gástrico, 14% banda gástrica , 6% revisional, 2,7% otros procedimientos y 1% duodenal switch.

Un estudio que acompañó a 1156 pacientes con obesidad grave, en los Estados Unidos, durante 12 años, concluyó que el Bypass Gástrico es efectivo para pérdida de peso y remisión efectiva y prevención de diabetes tipo 2, además de mejora de la hipertensión y de los niveles lipídicos. El estudio concluyó en 2016, y demostró que en los primeros seis años, el porcentaje medio de pérdida de peso fue del 28%, y al final del 26,9%.

El estudio realizado en la Universidad de Utah, EE.UU., y acompañó a pacientes entre 18 y 72 años y constató la remisión de la enfermedad en el 75% de los pacientes en dos años, el 62% a los 6 años, y el 51% en 12 años después del procedimiento.

¿Qué es la cirugía bariátrica?

También conocida como la cirugía de la obesidad, o bypass gástrico, la cirugía bariátrica es el conjunto de procedimientos para tratar el sobre peso y la obesidad, ya que lo que se busca es disminuir el peso corporal a través de este procedimiento quirúrgico.
Este tipo de procedimiento suele aplicarse cuando todos los demás han fallado, es decir una persona que padece de sobre peso, debería tratarse primero, mejorando su dieta, haciendo ejercicio y llevando un estilo de vida más saludable, todos estos tratamiento también debería ir acompañado de apoyo psicológico que permitan un cambio en la conducta del paciente.
Los procedimiento quirúrgicos suelen preferirse cuando el Índice de Masa Corporal (IMC) es superior a 40 o 35 y si existen enfermedades relacionadas con el sobre peso. También existen otros tipos de indicaciones quirúrgicas como la Gastrectomía de Manga, la Banda gástrica ajustable y el balón gástrico.

cirugia_bariatricaA continuación, algunos requisitos para ser candidato a una cirugía bariátrica:

- Tener entre 18 y 60 años
- Ausencia de alcoholismo o farmacodependencia
- Tener un caso de obesidad con una evolución mayor a cinco años
- Tener un IMC importante, asociado a alguna de estas enfermedades asociadas: Diabetes Mellitus tipo 2, Hipertensión arterial sistémica, apnea del sueño o enfermedades articulares
- Fracasos repetidos al tratar de bajar de peso por otros métodos no quirúrgicos
- Tener un bajo o moderado riesgo quirúrgico
- Ausencia de contraindicaciones psiquiátricas, como psicosis, bulimia, anorexia, etc.
- Ausencia de contraindicaciones médicas como nefropatía avanzada, neoplasias, etc.
- Ausencia de alteraciones endocrinas “activas”
- Capacidad de comprensión y colaboración
- Compromiso de seguimiento post-operatorio; la operación es la primera parte de un largo proceso, que incluye recuperación y luego de mantención del peso perdido, es importante seguir la dieta indicada, para no volver a ganar kilos.

Una nueva molécula descubierta demuestra la efectividad de la cirugía bariátrica

48El descubrimiento de una molécula relacionada con la mayor inflamación y el desarrollo de comorbilidades (entre ellas la diabetes, la hipertensión y enfermedades cardiovasculares) podría demostrar en concreto la efectividad que la cirugía bariátrica tiene en el control de la obesidad.

Lo anterior es posible gracias a un estudio realizado por especialistas de la Clínica Universidad de Navarra, quienes descubrieron que las personas que presentan obesidad tienen una mayor concentración de Interleuquina-32, que justamente es la molécula relacionada con las enfermedades relacionadas a la presencia de diabetes y obesidad.

Los investigadores basaron su trabajo en base a la premisa de que aquellas personas que sufrían de una obesidad severa y que luego eran sometidas a una cirugía bariátrica, lograban mejorar notablemente su estado de salud. Además, estos pacientes pudieron reducir sustancialmente las enfermedades que acarreaban producto del sobrepeso. El alcance que las cirugías bariátricas tienen fue lo que los llevó a realizar un estudio a nivel molecular del caso.

En busca de la molécula perdida
En el estudio participaron noventa personas, que correspondían a pacientes que estaban calificados entre delgados y obesos. Esta última categoría se distinguieron a aquellos que mantenían índices glicémicos normales y los que sufrían de diabetes.

En la muestra, los especialistas se dedicaron a identificar aquellas moléculas que estaban implicadas en favorecer el proceso inflamatorio que sufren los pacientes con obesidad. Así, los resultados arrojaron la existencia de una nueva molécula (la Interleuquina-32), que se encuentra presente en la sangre y el tejido adiposo en niveles muy altos cuando la persona es muy obesa.

Este estudio, que comenzó sus primeras fases en 2015, ha permitido a los médicos corroborar los beneficios que la cirugía bariátrica, entre cuyas técnicas más reconocibles está el bypass gástrico, tiene en el tratamiento de la obesidad y las enfermedades relacionadas a esta condición.

Cirugía bariátrica para mejorar la diabetes

La cirugía bariátrica se ha posicionado como una de las intervenciones más afectivas para bajar de peso, pero en este último tiempo también ha demostrado ser uno de los peores enemigos de la diabetes.
Los especialistas consideran que esta cirugía es una respuesta multiuso, ya que ayuda a combatir todas las enfermedades asociadas al síndrome metabólico, como las altas de presión, de colesterol, de triglecéridos, etc. En definitiva, ante todas las enfermedades que tienen que ver con el sobrepeso. Y ahora se le suma la eliminación de la diabetes.
Esto último se asegura, ya que los especialistas toman en cuenta el resultado positivo en la mayoría de los casos. Estamos hablando de cifras de hasta el 80% de los casos en donde la cirugía bariátrica consigue mejorar el cuadro de la diabetes. Si se le compara con el 10% de mejoras con el uso de insulina, se entiende lo categórico de las afirmaciones de los médicos.

Sacarse un peso de encima gracias a la cirugía bariátrica

En las intervenciones dedicadas al combate de la obesidad, la cirugía bariátrica es una de las más relevantes y utilizadas entre las alternativas de tratamiento a las que los pacientes con estas agravantes tienen acceso.
Este procedimiento consiste en una serie de intervenciones quirúrgicas que buscan lograr la pérdida de peso de forma efectiva, dirigida a pacientes con problemas de obesidad.
Su uso, a diferencia de lo que se cree, no es nuevo. Desde hace alrededor de siete décadas que la medicina ha hecho de su uso un tratamiento efectivo contra el aumento de peso. Sin embargo, es desde la década de los años noventa que se comienza a escuchar más sobre ella debido a un alza en la ocurrencia de obesidad en las personas.
Actualmente en nuestro país vivimos una creciente incidencia en los casos de sobrepeso en la población. Chile se encumbra en el sexto lugar entre las naciones con mayor obesidad infantil del mundo, y el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos ha advertido que en corto plazo un 70 por ciento de los niños va en camino a transformarse en obesos.

cirugia_bariatricaLas opciones que entrega la medicina moderna
Existe dos procedimientos que tienen la mayor demanda para este tipo de tratamientos y que al mismo tiempo entregan los mejores resultados. Éstos son el bypass gástrico y la gastrectomía tubular, mejor conocida como manga gástrica.
En el bypass gástrico interviene la cavidad estomacal hasta reducirla en un 85 por ciento, a la vez que tiene un efecto de reducción en la capacidad de absorber los nutrientes. Con ello se genera una reducción en la ingesta necesaria de comida y por ende una reducción del peso.
Por su parte la manga gástrica sólo se remite a la reducción en el tamaño del estómago, que puede llegar a un 70 por ciento, obligando a que la ingesta de alimentos sea acotada.

La alimentación después de la cirugía bariátrica

La cirugía bariátrica puede ser la solución en casos de obesidad mórbida y otros problemas relacionados con el exceso de peso. Sin embargo, hay que tener conciencia de que es sólo un pequeño paso hacia lo que realmente hará la diferencia: el cambio de hábitos de vida.

Después del postoperatorio y de la dieta líquida y pastosa, el paciente podrá volver a comer en menor cantidad, pero en general, puede optar por cualquier tipo de comida. En ese momento, es importante que las opciones elegidas sean saludables y poco calóricas.

El hábito de comer “bocaditos” durante el día, también puede ser un villano y hacer que la persona pierda el control de su alimentación. Este problema ocurre en muchos casos, debido al volumen del estómago ser menor, lo que favorece que la persona pase a alimentarse de manera más fraccionada.

En esta voluntad constante de comer algo, la persona puede pasar todo el día ingiriendo alimentos de poco en poco, y a menudo alimentos muy calóricos.

Otro punto importante es el seguimiento médico a largo plazo, no sólo en el postoperatorio inmediato. El abandono del seguimiento post-cirugía con nutricionistas, psicólogos y médicos es esencial para que el paciente no desarrolle trastornos alimenticios, depresión y otros tipos de problemas que interrumpir en el proceso. Junto a consultas periódicas con profesionales, los resultados alcanzados pueden ser mantenidos por toda la vida.

obesidad

Riesgos de la obesidad y la llegada de la cirugía bariátrica

obesidadEn nuestro país los problemas d obesidad se han incrementado en los últimos años, estudios nos ubican entre las poblaciones más afectadas por esta enfermedad en latinoamérica y eso es algo que preocupa a las autoridades debido a que la población infantil es una de las más afectadas. 

Especialistas en cirugía bariátrica ven la llegada de estos procedimientos al país como una oportunidad para que las personas con obesidad mórbida puedan optar por una mejor calidad de vida. De acuerdo a los datos que maneja FONASA, hay unas 18 mil personas en Chile que son candidatas a someterse a este tipo de cirugías, sin embargo el sistema público sólo puede realizar 650 de éstas intervenciones al año.

Primero que todo debemos definir qué se entiendo por obesidad, no necesariamente todas las personas con sobrepeso son obesas. La obesidad es una enfermedad causada por un consumo de energía superior a la que gasta nuestro cuerpo, las calorías se alojan en el cuerpo en forma de grasa y cuando esto supera los índices normales pasa a ser obesidad.

La obesidad trae consigo no sólo la evidente transformación del cuerpo, sino que además acarrea una serie de complicaciones tales como trastornos del aparato locomotor, deficiencias cardiovasculares, diabetes e incluso algunos tipos de cáncer. Otras complicaciones son la hipertensión arterial, apnea del sueño y problemas articulares lo que termina afectando negativamente el diario vivir de las personas que padecen esta enfermedad.

Habiendo tantas personas en Chile que califican para someterse a una procedimiento bariátrico, el sistema de lista de espera de los organismos públicos debe utilizar parámetros que permitan favorecer a las personas que pueden tener en riesgo su vida producto de la obesidad. Por eso, se consideran las enfermedades asociadas y el grado de evolución de éstas para decidir a quiénes de debe intervenir antes.