Archivo de la etiqueta: Chile

Banco de sangre en Santiago: todo lo que se debe saber sobre donar y recibir sangre

Sea en un banco de sangre en Santiago o en cualquier otra parte del mundo, los donantes voluntarios siempre serán la parte más importante y todo tipo de sangre será responsable de salvar vidas.

Sin embargo, hay algunos tipos de sangre que son más raros que otros y hoy hemos venido a aclarar un poco sobre este tema.

La importancia de la sangre

https://tusbuenasnoticias.com/wp-content/uploads/2018/06/donar-sangre-730x691.jpg

La sangre es de extrema importancia en el organismo. Es responsable de diversas tareas, como mantener la temperatura corporal constante, llevar oxígeno a las células del cuerpo, traer el gas carbónico que liberamos durante las respiraciones, llevar nutrientes a las células y combatir enfermedades a través de los anticuerpos.

¿Qué es el tipo sanguíneo?

El tipo sanguíneo es el nombre dado al grupo sanguíneo humano, donde constan los tipos de sangre más importantes. Se trata de: A, B, AB y O, que se subdividen en Rh positivo (+) y Rh negativo (-). La correcta indicación del tipo sanguíneo es la clave para el éxito de una transfusión de sangre.

Los tipos sanguíneos y cómo funcionan

Cada tipo sanguíneo lleva anticuerpos contra antígenos del otro tipo, o sea, antígenos que el organismo del individuo no posee. Entonces, si una persona tipo A recibe sangre tipo A, no sufrirá ningún problema.

De lo contrario, si esa persona recibe una transfusión del tipo B, sus anticuerpos luchar contra los antígenos B, haciendo que la sangre se disuelva.

¿No sé mi tipo sanguíneo, eso es grave?

Aquellos que no saben el tipo sanguíneo no necesitan desesperarse. En caso de que sea necesaria una transfusión de sangre, sólo ocurrirá después de que los médicos o el banco de sangre identifiquen su tipo sanguíneo.

Si la situación es de emergencia, se administrará el tipo sanguíneo O negativo, ya que es el donante universal.

Requisitos para donar sangre:

  • Documento de identidad con nombre y RUT.
  • Tienen entre 18 y 65 años.
  • Haber dormido al menos 5 horas.
  • Pesar más de 50kg.
  • Haber comido en las últimas 5 horas.

En caso de haber realizado una donación de sangre, es recomendable  pasar un período de 3 meses en caso de los hombres y 4 meses en caso de las mujeres.

Es importante siempre recordar que todos tienen el derecho de desistir de la donación en banco de sangre en Santiago o cualquier otro. Es decir, que si el donante no se siente seguro o considera que su sangre puede causar algún problema para quien la reciba, es siempre mejor no realizar la donación.

Enfermedades mas comunes en Chile

Todos los chilenos conocemos al menos una persona – sea de nuestro circulo familiar, laboral, entre otros – que sufre de alguna enfermedad crónica. Sin embargo, el escenario de ese tipo de enfermedad puede ser más alarmante de lo que imaginamos.

Según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 26 % de los chilenos muere por cáncer, 27% por enfermedades del corazón y 3% por ciento por diabetes.

Los datos demuestran que más de la mitad de la población del país fallece por enfermedades crónicas y las tratan en las regiones que poseen clínicas en Santiago, Norte y Sur de Chile.

Qué son las enfermedades crónicas

cron

La enfermedad crónica es aquella de larga duración y, generalmente, de progresión lenta. Las enfermedades crónicas pueden clasificarse en dos categorías: transmisibles o contagiosas y no transmisibles.

Entre las enfermedades transmisibles están el SIDA, la hepatitis B y C y la tuberculosis. En el caso de las enfermedades transmisibles, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades respiratorias (asma, bronquitis, Enfermedades Pulmonares obstructivas crónicas), las enfermedades metabólicas (obesidad, diabetes, hiper e hipotiroidismo), entre otras.

Causas de las enfermedades crónicas

Las enfermedades crónicas constituyen la epidemia del Siglo XXI, afectando la calidad de vida no sólo de los adultos, sino también de la  población infantil y eso puede tener una causa muy simple: la calidad de vida.

Especialmente en el caso de Las enfermedades crónicas no transmisibles no existen causas específicas y pueden ser derivadas de múltiples factores relacionados, principalmente, a la condición de salud (obesidad, enfermedades congénitas o genéticas, ocurrencia de otras enfermedades crónicas) y a los hábitos de vida (sedentarismo o excesos físicos , estrés, alimentación inadecuada, tabaquismo, alcoholismo, uso de drogas).

Los factores genéticos también contribuyen y se consideran importantes en algunas de las enfermedades crónicas.

Tratamiento y prevención

Además de tratar las enfermedades en las regiones que poseen clínicas Santiago, Norte y Sur de Chile., es posible prevenir por medio de la adopción de un estilo de vida saludable.

Para eso es necesario adoptar alimentación balanceada, práctica de actividades físicas, sin olvidar de los exámenes clínicos de rutina.

Las enfermedades crónicas aparecen con mayor incidencia en ancianos – a partir de los 60 años, y de forma aún más evidente en personas mayores de 80 años. Este predominio se deriva principalmente del proceso de envejecimiento natural del ser humano y puede ser acelerado por el estilo de vida de cada uno.

Síntomas de la enfermedad renal crónica

En la mayoría de los casos la enfermedad renal crónica evoluciona sin presentar síntomas hasta llegar a su fase más avanzada. Sin embargo, pueden surgir algunas señales como:

-Náuseas y vómitos;

-Pérdida de apetito sin causa aparente;

-Cansancio excesivo durante el día;

-Dificultad para tomar el sueño;

-Cambios en la cantidad de orina durante el día;

-Dificultad para concentrar o pensar;

-Calambres musculares o temblores;

-Picazón constante en todo el cuerpo;

-Hinchazón de los pies y las manos;

-Sensación de falta de aire constante.

Generalmente la enfermedad renal crónica es más común en las personas que sufren de presión arterial alta o diabetes, pero que no hacen el tratamiento adecuado. Esto sucede porque el exceso de presión en los vasos y los altos niveles de azúcar en la sangre causan lesiones en los pequeños vasos sanguíneos de los riñones que, a lo largo del tiempo, van perdiendo su capacidad para filtrar correctamente la sangre y eliminar las toxinas.