Archivo de la etiqueta: cáncer pulmonar

Qué es el cáncer pulmonar

El cáncer pulmonar es una enfermedad grave caracterizada por la presencia de síntomas como tos, ronquera, dificultad para respirar y adelgazamiento.

A pesar de la gravedad, el cáncer pulmonar tiene cura cuando se identifica en tiempo precoz, pero su tratamiento, que se puede hacer con cirugía, radioterapia o quimioterapia, puede durar meses o hasta años. Por eso, lo mejor para la salud es prevenir ese tipo de enfermedad.

cancer_pulmonar

El cáncer de pulmón es más común entre los fumadores, siendo la causa de casi el 90% de los casos. Sin embargo, también puede surgir en pacientes que están expuestos al humo del cigarrillo o a sustancias químicas consideradas cancerígenas, como Carbono o Plomo, por ejemplo.

Tipos de cáncer pulmonar

Los tipos de cáncer de pulmón se clasifican en etapas, de acuerdo con las regiones afectadas e incluyen:

Etapa 0: el cáncer sólo se encuentra en algunas células del pulmón;

Etapa 1: el tumor está presente sólo en el pulmón;

Etapa 2: el cáncer se extiende a los tejidos e internos cercanos del tumor;

Etapa 3: cáncer de pulmón con metástasis, que se extiende hacia las profundidades de la tráquea, pared torácica o diafragma;

Etapa 4: cáncer de pulmón avanzado con la aparición de metástasis en otros órganos, como metástasis cerebrales, por ejemplo.

IMPORTANTE: Cuanto mayor sea la etapa del cáncer de pulmón, más difícil será alcanzar la cura.

Síntomas de cáncer de pulmón

Los síntomas iniciales de cáncer de pulmón incluyen tos seca y ronquera, sin embargo, otros síntomas de cáncer de pulmón pueden incluir:

  • Tos inicialmente seca y posteriormente con sangre.
  • Dificultad para respirar.
  • Dolor en la espalda.
  • Adelgazamiento sin causa aparente.
  • Dificultad para tragar.
  • Chiado al respirar y dolor en el pecho.

En presencia de estos síntomas, el individuo debe buscar un neumólogo para que tome las medidas necesarias. El médico puede solicitar exámenes como: radiografía, tomografía computarizada, biopsia, entre otros exámenes para diagnosticar la enfermedad.

¿Cuál es la mejor forma de prevención?

El 95% de los casos de cáncer en los hombres y el 80% de los casos de cáncer en las mujeres están relacionados con el tabaquismo, por lo que la mejor forma de prevenir es evitar el consumo de tabaco.

Si usted es un fumador, consulte a su médico para que juntos, busquen alternativas y tratamientos para conseguir abandonar este hábito de riesgo. Aproveche para consultar también nuestros consejos para dejar de fumar haciendo clic aquí.

Reducir la exposición a algunos tipos de elementos químicos: Elementos químicos como el amianto son extremadamente perjudiciales y no existen niveles seguros para su contacto.

Los trabajadores que tratan con materiales químicos (Arsénico, Amianto, Asbesto, Berilio, Cromo, Radón, Níquel, Cadmio y Cloruro de Vinilo) en construcción naval, minería, aislantes térmicos y en fábricas de frenos también deben estar siempre atentos a las medidas de seguridad adoptadas por las empresas en las que trabajan.

Las enfermedades respiratorias más peligrosas del mundo

Tuberculosis

Tuberculosis

Durante todos los siglos de la humanidad, las personas nos hemos visto afectadas por diversas enfermedades que afectan nuestra salud de forma leve o sentenciándonos a una muerte inminente. En el siguiente artículo, nos enfocaremos a una de las más agresivas, las que afectan al sistema respiratorio.
Las enfermedades respiratorias más peligrosas del mundo podrían concentrarse entre las de carácter pulmonar, como por ejemplo la fibrosis quística o la tuberculosis, que resultan muy perjudiciales y mortales para el cuerpo.

Descubra cuáles son las enfermedades más graves:

Fibrosis quística

Es una enfermedad genética que afecta principalmente a los pulmones, y en menor medida el páncreas, el hígado y el intestino, provocando la acumulación de moco espeso y pegajoso en estas áreas. Es una condición potencialmente mortal, donde los pacientes generalmente mueren por infecciones pulmonares a una edad temprana.

Las personas con fibrosis quística pueden tener una variedad de síntomas como tos persistente, infecciones pulmonares frecuentes y con catarro, ruido en el pecho y falta de aire, poco aumento de peso y de crecimiento, heces voluminosas y grasas frecuentes o dificultad en los movimientos intestinales.

Cáncer pulmonar

El cáncer de pulmón es otra de las enfermedades respiratorias más peligrosas del mundo, más específicamente, es una enfermedad genética y el hecho de fumar muchas veces se detiene. Normalmente provoca síntomas como dificultad respiratoria, tos, falta de aire y moco con sangre.

Al igual que con otros tipos de cáncer, el cáncer de pulmón puede ser tratado con quimioterapia, radioterapia y mediante la remoción quirúrgica del mismo; aunque la tasa de supervivencia para este tipo de cáncer es baja.

Tuberculosis

Se trata de una infección bacteriana que se encuentra en los pulmones, pero también en el sistema linfático y otros órganos vitales. La mayoría de las personas que están expuestas a la tuberculosis nunca desarrollan los síntomas, porque las bacterias pueden vivir de forma inactiva en el cuerpo, conocida como tuberculosis latente, pero si el sistema inmunológico está debilitado, las bacterias de la tuberculosis pueden volverse activas, cambiando la enfermedad.

Los síntomas de la tuberculosis pueden variar dependiendo de dónde se encuentre en el cuerpo, pero a menudo hay tos intensa que dura tres semanas o más, dolor en el pecho, tos con sangre o moco, debilidad o fatiga, pérdida de peso, falta de apetito, fiebre, escalofríos y sudor por la noche.

Cómo detectar un cáncer pulmonar

El cáncer de pulmón es uno de las afecciones pulmonares de mayor incidencia en el mundo, y la complejidad de ello es que su aparición se asocia a factores a los que se expone el paciente y que podrían ser eventualmente controlados (como el hábito de fumar).

5Este tipo de cáncer consiste en un crecimiento exagerado de las células malignas en los pulmones. En caso de no diagnosticarse a tiempo la persona puede entrar a la fase de metástasis, acortando sus posibilidades de sobrevivencia.

En caso de que el médico tratante sospeche de la presencia de la enfermedad, éste le preguntará al paciente para investigar cualquier antecedente familiar o en su historial clínico que pueda representar un factor de riesgo frente a la enfermedad.

Al cruzar el historial médico y la información respecto del examen físico sobre el paciente, el profesional estará posición de realizar una serie de pruebas para confirmar el diagnóstico.

Citología de esputo
En ella se recoge una muestra de la mucosidad que el paciente expele desde sus pulmones (lo que se conoce como esputo). Ésta se examina bajo microscopio para determinar la presencia de células cancerosas.

Radiografía de tórax
Frente a síntomas de cáncer pulmonar, es recurrente que este estudio sea el primero que el médico ordene. Las imágenes de radiografía simple de tórax se pueden realizar en centros de muestras, hospitales e incluso consultorios.

Tomografía computarizada
Este estudio produce imágenes transversales con gran detalle del cuerpo por medio de los rayos X. Es más probable confirmar la presencia de cáncer por medio de la tomografía, ya que las imágenes muestran el tamaño, la forma y la posición que el posible tumor puede tener dentro del pulmón.

En el caso de que el diagnóstico sea confirmado, a continuación el médico puede indicar más estudios para tener certeza sobre la condición en la que el cáncer de pulmón se encuentra.

Por qué el cáncer de pulmón es el que más vidas cobra cada año

45Durante febrero diversas entidades de salud celebran el denominado mes de la lucha mundial contra el cáncer, ya que precisamente un día especial dedicado a esta enfermedad se conmemora el 4 de febrero. Este mal se trata de un tipo de enfermedad del que sólo existen síntomas cuando el daño está muy avanzado, e incluso hay pacientes que pueden desarrollarlo sin siquiera fumar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el cáncer pulmonar es el más letal de todos los tipos de cáncer, y cada año existen 1 millón 800 mil casos nuevos casos de personas que padecen esta enfermedad.

Las causas de por qué esta enfermedad es uno de los tipos de cáncer más mortíferos es porque justamente por sus características, el cuerpo sólo expresa síntomas y señales una vez que el estado del cáncer está muy avanzado. En este estado, según los especialistas, son pocas las posibilidades de sobrevida y buen diagnóstico.

En promedio, uno de cada cuatro diagnósticos alcanza a diagnosticarse a tiempo para alcanzar la cura mediante la cirugía quirúrgica.

¿Cuáles son los síntomas a los cuales prestar atención?
Cuando se habla de cáncer pulmonar, algunos de los síntomas visibles son la presencia de tos, expectoración de sangre, sensación de falta de aire, agitación y dolor en el pecho.

La forma en que se podría detectar precozmente este padecimiento sería un análisis anual a todos los fumadores mayores de cuarenta años que hayan consumido una cajetilla por día de cigarrillos al día como promedio durante veinte años. Esto debería realizarse con una tomografía de tórax.

El problema de esto es que no es un estudio fácil: este examen es de alta complejidad, costoso e implica una exposición a la radiación. A diferencia del cáncer de mama, que se detecta mediante un examen más sencillo y accesible, es difícil incorporar el sentido de prevención y autocuidado en los fumadores.

Principales causas del cáncer al pulmón

El cáncer al pulmón es el cáncer más letal, en cuanto a número de pacientes que fallecen por esta razón, a nivel global. De seguro no existe una única razón, pero lo más probable es que esta recurrencia se deba a que los afectados siguen un patrón en particular.
Dentro de las causas del cáncer podemos reconocer principalmente el abuso y adicción al tabaco. El humo del tabaco, con su elevada concentración de sustancian cancerígenas se posiciona como el protagonista del cáncer más mortal, cuidado con lo que inhalas.
Otra de las potenciales causas del cáncer al pulmón es el efecto del radón, el radón es un gas radiactivo emitido por las rocas y presente también el suelo de la tierra. Se forma producto de la descomposición natural del radio.
Las demás causas principales tienen que ver con factores hereditarias y exposición a agentes tóxicos, muchas veces causadas por los lugares de trabajo (minería).

Cambia tu vida y previene el cáncer pulmonar

Muchas pueden ser las causas de cáncer pulmonar, sin embargo, las formas de reducir las probabilidades y prevenir esta enfermedad también son diversas. Esto significa que una persona que quiere prevenir ese tipo de cáncer tiene muchos medios de hacerlo y puede comenzar el cuanto antes.

¿Qué es el cáncer pulmonar?

El cáncer de pulmón se define por un tumor que se desarrolla en el tejido pulmonar. Hay dos formas principales de cáncer, el “cáncer de las células pequeñas” (que corresponde a alrededor del 20% de los casos) y el “cáncer de las células no pequeñas” (el 80% de los casos).

El cáncer pulmonar es un tumor maligno, siendo que el tipo de “células pequeñas” es más agresivo y se desarrolla con gran rapidez.

El hábito de fumar o de estar expuesto al humo aunque no sea fumador, es una de las principales causas del cáncer de pulmón. Los datos muestran que 9 de cada 10 casos de cáncer de pulmón se debe al cigarro.

Desafortunadamente, los síntomas del cáncer de pulmón son raramente nítidos y específicos, sin embargo, aquí hay algunos síntomas que deben ser cuidadosamente observados:

- Pérdida de peso.

- Tos regular que aparece sin motivo alguno.

- Expectoraciones con presencia de sangre.

- Dolor en el pecho.

- Ruido y alteración de la voz

- Dolores de cabeza y dolores en los huesos

El fumador, las personas que conviven con fumadores o que tienen la enfermedad en el historial familiar, siempre deben consultar un médico para una consulta completa y exámenes detallados para un diagnóstico precoz.

Descubre como algunos cambios en la vida cotidiana pueden ayudarte a prevenir esta enfermedad:

Comer alimentos saludables 

Cuando hablamos de la necesidad de una buena alimentación para la calidad de vida, también nos acordamos que ese es el punto clave para la prevención de diversas enfermedades, incluso el cáncer pulmonar.

Para realizar una dieta saludable el primer paso es enriquecerla con frutas, verduras, granos, entre otros alimentos naturales. Reducir grasas, alimentos procesados y azúcar también son determinantes en ese proceso.

Hacer actividades físicas regularmente

El impacto de la actividad física en el cáncer de pulmón también es significativo. Un estudio norteamericano mostró que las mujeres no sedentarias son 23% menos propensas a desarrollar cáncer de pulmón, con una reducción del 28% de los casos entre las fumadoras y el 37% de las ex fumadoras.

Para que los resultados sean realmente efectivos la actividad física debe ser regular, o sea, es necesario dedicar un poco de tiempo todos los días a la práctica. Acuérdese de que ni siempre la dificultad de la actividad es un factor importante, por veces la disciplina y la determinación del tiempo son mucho más importantes en ese caso.

Aléjese del cigarro

El tabaquismo es una de las principales causas evitables de cáncer en el mundo.  Además de dejar de fumar, es también importante dejar de tener contacto con el humo del cigarro pasivamente, especialmente cuando hablamos de niños.

Las componentes que traen los cigarros llevan cerca de 4720 substancias toxicas y cerca de 400 son altamente cancerígenas. Algunas de ellas están directamente relacionadas con los pulmones, las vías respiratorias y bronquios. Así es como las sustancias de cigarrillos afectan al cuerpo y contribuyen para el cáncer pulmonar.

Consultas periódicas

Los tratamientos contra el cáncer pulmonar son mucho más efectivos cuando descubiertos en el inicio de la enfermedad. Por eso, además del chequeo regular, hoy es posible realizar exámenes de detección temprana del cáncer en clínicas especializadas.

Con todos esos cuidados la posibilidad de prevenirse contra el cáncer pulmonar aumenta junto con la mejora de la salud y calidad de vida.