Archivo de la etiqueta: bypass gástrico

Todo lo que debe saber de la cirugía del bypass gástrico

bypass_gástricoUna de las maneras más efectivas para bajar de peso es una cirugía que cambia la manera como el estómago y el intestino delgado manejan los alimentos que se consumen, ella es el bypass gástrico que logra hacer que las personas se sientan satisfechas con menos alimentos debido a la reducción del estómago.

De esta manera, la comida se dirigirá a otras partes del abdomen y el cuerpo no obtendrá todas las calorías de los alimentos que se consumen.

Y ahora usted se estará preguntando ¿cómo se realiza esta operación?, pues bien siga leyendo que a continuación se lo contaremos.

Para la realización de esta cirugía es necesario que, en primer lugar el especialista médico divida el estómago en dos con unas grapas, dejando la parte superior más pequeña, y la inferior más grande; que es lo que permite que el paciente logre comer menos, y por ende bajar de peso.

Posteriormente el cirujano conecta una ínfima parte del intestino delgado a un agujero en la bolsa, haciendo que la comida que se ingiera viaje desde la bolsa hasta esta nueva abertura hacia el intestino delgado; haciendo que el cuerpo absorba menos calorías.

Luego de la cirugía

-Con el objetivo de que puedan volver lo más rápido a su vida normal, se le pide a los pacientes que el mismo día de la cirugía intenten caminar y sentarse al borde de la cama.

-Además es posible que tenga un catéter que pasa por la nariz hasta el estómago para ayudar a drenar líquidos del intestino.

-No podrá comer por cerca de tres días, y luego de eso podrá tomar líquidos seguido de alimentos blandos como puré.

-Tendrá que recibir una serie de analgésicos por medio de inyecciones para prevenir la formación de coágulos.

-Y por lo general los pacientes permanecen internados cerca de 4 días, cuando ya sean capaces de ingerir líquidos sin vomitar, desplazarse sin dolor y cuando no necesite de medicamentos.

 

¿Qué debo comer después de un bypass gástrico?

comer_bypassEl bypass gástrico es una cirugía que reduce el tamaño del estómago y es la alternativa más habitual para las personas que padecen obesidad porque brinda la posibilidad de un cambio radical para el paciente debido a que garantiza la pérdida de peso; sin embargo de igual manera es preciso realizar varios cambios alimenticios para que pueda garantizar el éxito total de la intervención.

Por lo general los médicos le advierten a sus pacientes que luego de la operación sigan una dieta líquida y que poco a poco vayan incorporando los alimentos sólidos. No obstante lo que las personas dudan es en qué comenzar a comer, y por sobre todo cuáles son las porciones correctas que se deben ingerir.

Algunas recomendaciones

Es importante que en el primer mes se coman alimentos triturados o líquidos que contengan todos los nutrientes necesarios para que el estómago se recupere. Algunos de los más recomendados son las cremas de vegetales con pollo o carne licuada, puré de papas y compotas de fruta para el postre.

Como el estómago fue reducido, a la persona se le hará imposible ingerir los mismos alimentos que antes porque se sentirá satisfecho con pequeñas porciones. Y en el caso de hacerlo sentirá un gran malestar, que le hará dejar la comida de inmediato.

Durante los tres primeros meses posteriores a la intervención, los alimentos que se comen deben ser blandos y cortados en pequeños trozos para ayudar al estómago a digerir un poco mejor y evitar que trabaje más de lo necesario.

Debes comer lento y masticar muy bien los alimentos, triturándolos lo más posible antes de tragarlos,  porque de esta manera evitarás llenar tu estómago con pedazos muy grandes.

No bebas líquidos antes ni después de las comidas, porque de lo contrario lograrás que tu cuerpo se llene de agua,  lo que restará espacio para comer un poco más de alimentos.

 

Sepa cómo prepararse para un bypass gástrico

prepararse_bypassEl bypass gástrico se realiza con el objetivo de reducir el tamaño del estómago en pacientes con obesidad mórbida y lograr pérdidas de peso mantenidas en el tiempo. Y aunque tenga todas las características de una cirugía estética, realmente no lo es porque es un tratamiento para acabar con la obesidad, y por ende para mejorar la calidad de vida del paciente, como por ejemplo:

1° Reduce los problemas asociados a la obesidad, como la diabetes tipo II, la apnea del sueño, problemas de artrosis, y la hipertensión arterial.

2° Da una apariencia mejorada de la persona, lo que a la vez hace que se incremente la autoestima.

3° Se tiene una mejor movilidad del cuerpo

4° Se cuenta con una mejor capacidad de realizar actividades físicas.

Es por ello que muchas personas con condición de obesas se han realizado este procedimiento.

Algunas consideraciones

Y si estás considerando realizarlo, debes tener en cuenta que debes prepararte para la cirugía.

A continuación algunos consejos sobre cómo prepararte para ello.

-Es recomendable que dos a tres semanas antes de la operación, se siga una dieta líquida.

-Debe dejar el cigarro, o por lo menos evitarlo durante dos semanas antes de la operación, debido a que este puede alterar los efectos de la cicatrización, así como también puede ser perjudicial para el correcto funcionamiento de los pulmones, alterando la oxigenación de la sangre.

-En el caso de que tome medicamentos para controlar la diabetes, hipertensión, o cualquier otro problema debe avisar a su doctor para que evalúe su caso en particular. Pero lo que sí debe suspender es la aspirina o ácido acetilsalicílico, a no ser que padezca importantes problemas cardiovasculares.

-No es preciso guardar reposo antes de la operación, tampoco menos ejercicio de lo habitual; debido a que esto no afecta la operación.

Conoce sus principales beneficios
Como planteamos en las líneas anteriores, el bypass gástrico es una cirugía en donde el estómago se hace más pequeño, siendo muy efectiva para aquellas personas que desean una mejor calidad de vida, con menos kilos de peso.
Posterior a la cirugía, las personas deben llevar a cabo una dieta muy estricta, recordando que el estómago posterior a la cirugía es radicalmente más pequeño que antes, por lo que las cantidades de alimentos son significativamente menores. Es así como tu nutricionista de cabecera, al menos en un principio, debe recetarte una dieta que ter permita ir asimilando la nueva forma de tu órgano intestinal.
El ejercicio resulta ser un factor clave, debiendo ser practicado lo más inmediatamente posible, ya que de esta manera el organismo comenzará a quemar grasa y no músculos. Además, la actividad física te ayudará a bajar de peso y, por lo tanto, contribuirá al bienestar post-operatorio en el largo plazo.

Cómo alimentarse después de un bypass gástrico

bypass_gastricoEn las personas que sufren de obesidad, una de las cirugías bariátricas más realizadas es el bypass gástrico. Esta intervención consiste básicamente en reducir el tamaño del estómago haciendo que los alimentos pasen directamente desde éste al final del intestino. Con esta cirugía la sensación de saciedad se logrará con mucha menos comida lo que implica la baja considerable de peso.

Pero si bien un bypass gástrico asegura la pérdida de peso, el éxito de esta intervención depende en gran medida del comportamiento que el paciente tenga después de la cirugía. Sólo con una dieta balanceada y ejercicio será posible que los resultados obtenidos se puedan mantener a largo plazo.

Todo el proceso post operatorio debe ser vigilado de cerca por su médico tratante, será él quien le aconseje respecto a los alimentos ideales para una primera etapa y cómo hacerlo para recibir de igual manera todos los nutrientes que necesita.

Durante el primer mes, luego de la cirugía, será necesario llevar una dieta blanda, es decir que los alimentos deben triturarse y privilegiar los alimentos líquidos. De esta forma se evita que el estómago trabaje demasiado y puede recuperarse con rapidez. Los ingredientes más duros los puedes ir incluyendo poco a poco, por ejemplo carnes blandas, como el pollo, los puedes ingerir en pequeños trozos o molidos.

Uno de los cambios más notorios en la alimentación tiene que ver con las cantidades que consumes. Al tener un estómago reducido sentirás rápidamente la saciedad y ese es el momento de dejar de comer. En estos casos no hay pie para los atracones de comida hambre, eso será perjudicial para tu estómago y puedes ocasionar dolores agudos, además de echar por tierra todo lo conseguido por la cirugía.

Puedes iniciar probando con porciones que sean 1/4 de lo que antes consumías. Esta etapa consiste en gran medida en un entrenamiento a tu cerebro, es la mente la que debe asociar la nueva capacidad de tu estómago y evitar servir más comida de la que realmente podrás consumir.

Algunas recomendaciones en los alimentos a consumir

Una operación de esta categoría, suele para muchos la solución en la pérdida de peso y no se trata de un mito, pero la magia no ocurre por si sola y de suma importancia que el paciente tome conciencia de que el objetivo principal es eliminar de raíz lo malos hábitos alimenticios que estaba teniendo antes de la cirugía. Por esta misa razón, el rol del nutricionista esta tan relevante ya que es el único profesional a cargo que puede orientan y cambiar la forma de alimentarse y ver los alimentos. Porque no se trata de comer por comer, sino de ingerir los nutrientes que el organismo necesita.

De esta manera, todo lo que se vaya a ingerir durante los tres primeros meses luego de la operación deben ser porciones pequeñas y blandas, con el fin de que el estómago no tenga que trabajar más de lo debido. Será tu médico quien podrá autorizar luego de este tiempo, la ingesta de otro alimentos mucho más duros y de difícil digestión como granos y frutos secos.

Principalmente, el cambio radica en que ya no comerás tres porciones diarias de comida, donde tratabas de abarcar la mayor cantidad de alimentos posibles en una sola ingesta. Ahora, las comidas deben ser cinco y en porciones mucho más pequeñas, acostumbrando al organismo a saciar el hambre cuando debe ser y sobre todo a comer más sano.

clinica_alemana_bypass

El éxito del bypass gástrico para bajar de peso

Al comparar los resultados con la cirugía de banda estomacal con el del bypass gástrico, los estudios han señalado que la banda gástrica sólo reduce en un 36% el peso de pacientes con diabetes, no así el segundo que lo hizo en un 64%. Los resultados fueron investigados durante un año después de que los pacientes se sometieron a dos de las operaciones más populares para bajar de peso que existen en todo el mundo.

clinica_alemana_bypassEste tipo de cirugías son hechas cada vez con más frecuencia, dado los beneficios que le otorgan a las personas con sobrepeso para evitar complicaciones a futuro como el cáncer, enfermedades cardiovasculares, entre otras.

El estudio que arrojó una mayor eficacia del bypass gástrico, fue hecho a 100 personas con diabetes y sobrepeso, que tenían la misma edad, el mismo género y misma raza. En cada una de las mitades del grupo de individuos mórbidos, se presentaron complicaciones, pero ninguna de gran envergadura. Pero el bypass gástrico, estuvo sobre la otra cirugía, dado los resultados en la pérdida de peso, que superó cualquier diagnóstico.

Al mismo tiempo, las personas sometidas a la operación cambiaron radicalmente su estilo de vida, disminuyendo los riesgos problemas que posee la diabetes en la gente con sobrepeso. De esta manera, la conclusión es que los pacientes que buscan reducir la mortalidad debido al obesidad, cuentan con una solución que sólo debe ser informada debidamente por los expertos y aplicada bajo la mayor seguridad posible.

La diabetes y el sobrepeso

Una de las enfermedades más lentas, peligrosas y dañinas para el ser humano es la diabetes. La cual se encuentra estrechamente relacionada con el estilo de vida que los individuos manejen, dado que las personas con sobrepeso están mucho más propensas a ser víctima de esta dolencia. Un tipo de diabetes que maneja altas cifras sobre la obesidad y  que mantiene muy atentos a los especialistas, es la diabetes tipo 2, en la cual los pacientes no son insulinodependientes y se encuentra relacionada con la obesidad y el sobrepeso, ya que se da por la forma en que se alimenta.

La relación que existe en la actualidad de esta enfermedad y su aumento, es un síndrome de la sociedad moderna donde predomina el sedentarismo y la ingesta de alimentos altos en calorías, dado por el poco tiempo que dedican a comer sanamente, a no realizar deporte y no conocer correctamente las desventajas de seguir con un estilo de vida donde predomine todo lo anterior.