Archivo de la etiqueta: artrosis

Estos síntomas pueden decirte si sufres de artrosis

30Sufrir de artrosis puede ser muy complicado para la movilidad y la calidad de vida de quien la padece. Esta enfermedad degenerativa provoca un daño en las articulaciones, provocado por múltiples factores como la edad, el impacto que tienen los movimientos repetitivos (como en actividades como caminatas o correr), lo que a la larga genera el desgaste del cartílago articular.

Hay que entender que los huesos en nuestro cuerpo están unidos por medio de las articulaciones, que en este caso actúan como una bisagra, lo que finalmente permite la flexibilidad y el movimiento.

La superficie ósea está revestida de cartílagos, una capa que evita el negativo impacto de la fricción, lo que se encuentra rodeado de una sustancia llamada líquido sinovial. Finalmente, todo el conjunto está complementado por tendones, músculos y ligamentos.

El paso del tiempo no es en vano en el caso de las articulaciones
La edad y los años que van pasando encima del organismo hacen que se debiliten las articulaciones. Este desgaste es el que produce deformaciones óseas o incluso desviaciones en el eje en el que se mueven las extremidades.

La artrosis suele aparecer en articulaciones de carga, sobre las que se asienta el mayor peso corporal, como la cadera y las rodillas. También puede desarrollarse en otros lugares como las manos, el dedo gordo del pie y la columna vertebral.

Entre los síntomas de esta degeneración ósea está el dolor que se siente en la articulación involucrada, que se presenta sobre todo cuando esta zona se sobre exige.

También puede aparecer la hichazón debido a la acumulación de líquido sinovial, que el cuerpo sobre produce en abundancia para evitar el roce en la articulación lesionada.

El crujido también es posible situarlo dentro de los síntomas característicos, aunque no necesariamente si hay sonido es que estemos ante la presencia de artrosis, pues este síntoma también aparece en otros cuadros.

 

Cómo prevenir la artrosis

La artrosis es una de las enfermedades del área de la reumatología, más frecuentes en nuestro país. Se produce debido al desgaste de la almohadilla o cartílago articular, causando inflamación, dolor y dificultad para realizar movimientos con la articulación afectada.

artrosisLa enfermedad es altamente heredable y suele afectar a más mujeres en edad madura que a hombres. Además, antiguamente era más normal en personas de la tercera edad, pero cada vez más gente joven la padece. Lamentablemente, no se puede evitar la llegada de la enfermedad, pero siguiendo estos consejos, se puede aplazar y en algunos casos, prevenir:

Peso controlado

Manteniendo un peso adecuado, correspondiente a la estatura y a la contextura quitaremos presión en las articulaciones de las extremidades inferiores principalmente, reduciendo el riesgo de sufrir de artrosis en rodillas y tobillos. Las personas con obesidad, usualmente sufren de artrosis, debido a la sobre carga que reciben los huesos y articulaciones.

Consumo de calcio

Las mujeres pierden mucho más calcio que los hombres, generalmente por causa de los embarazos, por ello la prevalencia de la enfermedad es más alta en este grupo. Una dieta rica en calcio ayudará a prevenir tanto la artrosis como la osteoporosis. Es aconsejable consultar para consumir suplementos.

Actividad física

Existen diferentes ejercicios que fortalecen el estado de las articulaciones, estas son de gran ayuda para retrasar y evitar la aparición de la enfermedad. Entre los ejercicios recomendados están el yoga, pilates, natación, ejercicio aeróbicos, en general, los deportes de bajo impacto. Por otro lado, también de recomienda realizar estiramientos diarios para relajar y quitar presión en las articulaciones.
Alimentación saludable

Las frutas y verduras aportan las vitaminas que los huesos necesitan para fortalecerse. Los alimentos que más aportan son el brócoli, apio, zanahoria, repollo y las frutas cítricas como la naranja y el kiwi.

Remedios caseros para la artrosis

La artrosis es una enfermedad degenerativa que afecta a las articulaciones y se presenta cuando el cartílago o almohadilla que las recubren se desgastan, esto hace que los huesos rocen entre ellos y se vayan aplastando, produciendo mucho dolor, inflamación, rigidez produciendo deformidades permanentes en los casos más extremos.

Cabe destacar, que esta enfermedad no solo la sufren los seres humanos, sino que también todos los vertebrados, ya que también poseen huesos y articulaciones, solo se salvan los perezosos y los murciélagos. Muchos creen que es porque duermen con la cabeza hacia abajo, ya que esta acción produce una descompresión en sus huesos, que protege al cartílago del desgaste.

Como no somos perezosos ni murciélagos, no podremos evitar que llegue la artrosis, pero sí podemos reducir las molestias siguiendo estos consejos de la abuela:

#1:

Calentar con una plancha una hoja de repollo y cubrir la articulación dolorida por un rato.

#2:

Sumergir la zona afectada en agua caliente a 36 grados y mantener por 10 minutos. Luego sumergir la misma zona en agua fría durante 5 segundos. Repetir el mismo ciclo 3 veces.

remedios_caseros#3:

Tomar una taza de la hierba cola de caballo a modo de infusión. En una taza con agua hirviendo agregar un manojo de la hierba. Se recomienda tomarla una vez al día.

#4:
Hervir 3 cucharadas de ortiga verde a fuego lento durante tres minutos y dejar reposando por horas. Más tarde, cuele y agregue un diente de ajo bien molido y una cucharada de jugo de limón. Tomar medio vaso en ayunas todos los días.

#5:

Hervir 20 hojas de almendras en 3 litros de agua hasta que se reduzca a uno. Tomar una taza y media, tres veces al día.

También se recomienda no cargar peso y ejercicio suave en las zonas afectadas.

Artrosis de cadera: conoce sus causas, síntomas y tratamiento

¿Sufres de artrosis o conoces a alguien que sí padezca de esta enfermedad? La artrosis consiste básicamente en un deterioro del cartílago de nuestras articulaciones corporales que, si bien es común que se debiliten con el paso de los años, diversas causas —como obesidad, actividades físicamente exigentes o herencia genética— podrían ocasionar un temprano desgaste.

La artrosis de cadera es la degeneración de los cartílagos de las articulaciones entre el fémur y la pelvis. Se origina con frecuencia en personas de edad más avanzada, principalmente sobre los 50 años, aunque también se produce inusualmente en pacientes más jóvenes.

¿Cuáles son sus causas?

Existen una gran variedad de causas que pueden generar artrosis, dentro de las más comunes se encuentran la edad, el sexo —ya que tiende a ocasionarse con mayor frecuencia entre las mujeres—, la realización de actividades que demanden gran esfuerzo físico y enfermedades concomitantes (como diabetes, hipertensión, entre otras). También el género es otro factor determinante: si lo común es que la artrosis se desarrolle más en mujeres, cuando se desarrolla en las caderas, los más afectados tienden a ser los hombres.

Principales síntomas

Básicamente son los dolores que se sienten al realizar acciones cotidianas como caminar largas cuadras, subir escaleras o trasladarse dentro de la casa. Asimismo, las molestias se podrían generar en las zonas delanteras o traseras del muslo.

Cuando la enfermedad se encuentra en sus inicios, los malestares cesan al momento de dejar de hacer la actividad; por el contrario, cuando ésta se agrava, los dolores no acaban con facilidad y el realizar acciones básicas se transforma en una tarea bastante dificultosa.

¿Cómo tratarla?

Existen tres alternativas para combatir la artrosis de cadera: el tratamiento no farmacológico, el farmacológico y la cirugía. La primera terapia consta de la corrección de malos hábitos (como realizar esfuerzos físicos inapropiados o mantener una descuidada alimentación) lo que se acompaña de ejercicios especializados, uso de bastón y tratamientos traumatológicos varios. La segunda opción es el consumo de medicamentos bajo receta médica, con la finalidad de controlar el dolor. Por último, está la elección quirúrgica que se debe realizar en caso de que las anteriores no funcionen y que la persona se encuentre muy afectada por este problema.

La prevención de la artrosis de cadera se encuentra en tus manos y comienza desde que somos jóvenes. Sigue estos consejos en caso de padecerla y no dudes en consultar a tu médico ya que, en caso de dejarlo pasar, tu salud y calidad de vida se verían muy perjudicadas.

Consejos para limitar los síntomas de la artrosis

limitar_sintomasLas personas que padecen de artrosis sufren dolores debido a que el cartílago articular se desgasta de manera progresiva. Puede afectar a personas de cualquier edad y a cualquier articulación, siendo los más habituales en las zonas de: la columna vertebral, caderas y rodillas porque son las que tienen mayor uso.

Sus síntomas más comunes son rigidez, deformidad y dolor articular, crujidos o limitación de los movimientos. La persona que padece este mal sabe que durante las épocas frías sus síntomas pueden empeorar, es por ello que a continuación le daremos una serie de consejos para que pueda mejorar sus condiciones de vida .

Algunas consideraciones

-Intente mantener el peso corporal correcto, porque la obesidad hace que que la enfermedad crezca aún más, y para ello procure realizar una dieta baja en calorías, en el caso de que no pueda, pida ayuda a un especialista.

-Evite sobrecargar las articulaciones. Esto puede realizarlo evitando caminar por terrenos irregulares, y no pasar demasiadas horas parado sin descansar. En el caso de que su artrosis esté alojada en la cadera o rodilla, procure llevar consigo siempre un bastón que le ayudará a reducir la sobrecarga en estas articulaciones.

-Lleve zapatos adecuados con una suela muy gruesa para que pueda  resistir la fuerza del impacto del pie contra el suelo mientras está caminando, especialmente si padece de artrosis en las rodillas, caderas o lumbar.

-Mejore sus hábitos de posturas evitando sentarse en sillones muy hundidos, y en su lugar prefiera sillas con respaldo recto donde sus rodillas y caderas adquieran una posición natural para el cuerpo.

-No evite el ejercicio porque al disminuir al máximo la movilidad, la persona con artrosis se transforma en un dependiente de los demás. Por lo que es recomendable que realice algunos de carácter suave como por ejemplo: caminar, nadar o andar en bicicleta; en cambio son contraindicados los deportes de contacto.