Archivo de la etiqueta: alimentacion

Los pros y los contras de los frutas secas

La variedad de frutas secas está siempre en los estantes de los supermercados y en la cocina de aquellos que quieren la dulzura de una fruta, pero sin tener que pelar una piña.

La principal diferencia entre los dos tipos de fruta es la cantidad de agua en la composición. Si consideramos 100 gramos de los dos alimentos, por ejemplo, las frutas secas van a presentar más nutrientes que las frutas in natura, por ser más concentradas. Sin embargo, la cantidad de calorías también aumenta.

frutas secas

El alerta vale para las personas que siguen un menú orientado hacia la pérdida de peso. Como las frutas secas son más ligeras, la tendencia es consumir una cantidad mayor en relación a la ingesta de frutas frescas.

Además, muchas frutas deshidratadas reciben azúcar refinado para aumentar el tiempo de conservación. No es necesario extender mucho el pensamiento para percibir que, consecuentemente, el valor calórico aumenta bastante.

Pese a los pros y los contras

El proceso de deshidratación presenta puntos positivos y negativos en relación al aprovechamiento de los nutrientes.

Los carbohidratos, las fibras, las vitaminas y los minerales se concentran más y, por lo tanto, se suministran en abundancia por las frutas secas. Por otro lado, algunos nutrientes como la vitamina C, se pierden durante el procedimiento de retirada del agua.

Entre las ventajas de las frutas deshidratadas, una es que ellas son excelentes alternativas para los aperitivos que anteceden y también los que se hacen después de los ejercicios físicos.

Como son buenas fuentes de carbohidratos, las frutas secas evitan la hipoglucemia durante la práctica de la actividad física y reponen las energías después del esfuerzo.

Para los que sufren con el estreñimiento intestinal, las frutas deshidratadas pueden convertirse un ingrediente indispensable en su cocina.

Eso ocurre por la concentración de fibras en estos alimentos hace que la recomendación diaria de 30 gramos sea alcanzada más fácilmente. La dosis correcta de fibra ayuda en la eliminación de las heces y a regular el intestino.

Alimentos que pueden estar robando su energía

Una dieta adecuada es fundamental para superar o tratar casi cualquier situación de nuestro cuerpo y salud, incluyendo el cansancio.

El cansancio cotidiano, que te hace sentir agotado y pensar solo en tu cama hasta mismo durante el día, puede tener varias causas, desde malos hábitos de sueño, falta de hierro (en casos de anemia) y otras enfermedades.

energía 2

Cuando las personas se sienten cansadas es normal añadir a sus dietas alimentarias determinados alimentos con la intención de sentir más energía. Sin embargo, tan importante como agregar ciertos alimentos es evitar otros que pueden robar o dificultar la absorción de energía.

Descubre cuáles son los alimentos o los tipos de alimentos que roban energía:

1. Cafeína en exceso

Consumirla así que salimos de la cama y a lo largo del día, es algo común especialmente en países latinoamericanos, una vez que la cafeína es un estimulante natural.

Sin embargo, lo que no te han dicho es que en exceso, la sustancia puede provocar el efecto contrario, perjudicando la calidad del sueño y la circulación sanguínea.

Sugerencia: Si no puedes dejar el café o no puede disminuir su consumo, opte por consumirlo con más agua para diluir su concentración.

2. Alimentos grasos

Las comidas ricas en grasa presentan un vaciamiento gástrico más prolongado, o sea, se sentirá “lleno” o con sensación de hinchazón durante más tiempo.

Cada vez que se produce este fenómeno, su organismo está obligado a gastar más energía en el proceso digestivo, no pudiendo aplicar la energía obtenida de los alimentos a lo largo de día en otras actividades, incluso el raciocinio.

3. Alcohol

Las bebidas alcohólicas pueden ser desinhibidoras, lo que no debe confundirse con los estimulantes.

El exceso de alcohol provoca sueño, disminución de los reflejos y concentración. Las mujeres son más sensibles a los efectos del alcohol.

4. Carbohidratos simples

Los carbohidratos simples como el azúcar blanco, las tortas y las galletas rellenas no roban energía, pero provocan un efecto bastante perjudicial para la sensación de bienestar.

Este tipo de hidratos hacen disparar los valores de azúcar en la sangre y se consumen muy rápidamente. Siempre que surgen picos de azúcar en la sangre ocurre una sensación de satisfacción muy corta y posterior sensación de necesidad de consumo del mismo tipo de hidratos.

Justamente por ese efecto, muchos estudios clasifican este tipo de hidratos como adictivos. El placer que proporcionan es momentáneo y provocan deseo por poco tiempo después de ser consumidos.

Qué comer para llevar una vida saludable

Encontrar alimentos que se deben ingerir todos los días es más fácil de lo que se imagina. Y se equivoca quien piensa que una buena dieta depende de tener conocimientos en gastroenterologia y invertir mucha plata. Es sólo ir al supermercado o a la feria del barrio que podrás encontrar todos los nutrientes que necesita para vivir bien.

Conoce los alimentos indispensables para llevar una vida saludable:

lari

1. Agua

El consumo diario debe ser de 2L de agua o de 8 vasos de líquido. La ingestión ayuda en la hidratación del cuerpo, en la eliminación de toxinas y el funcionamiento del intestino. Si todavía tienes dificultad para recordar beber agua durante el día, deje siempre una botella de su lado y cuando termine, tome más agua.

2. Frutas cítricas

Son muchas las opciones de frutas cítricas disponibles en el mercado, entre ellas están: naranja, limón, mandarina, piña, granada, jabuticaba, lima y muchas otras. La mejor razón para comer al menos una fruta cítrica al día es la cantidad de vitamina C que cargan.

La vitamina no es capaz de curar enfermedades, como muchos piensan, sino de fortalecer el sistema inmunológico. También ayuda a la absorción del hierro, algo importante para evitar la anemia. Además, las frutas poseen fibras incluso en la parte blanca del alimento.

También poseen antioxidantes, que son fundamentales para combatir la acción del envejecimiento. Es decir, las frutas cítricas ofrecen muchos beneficios y para los nutricionistas y especialistas en gastroenterología, lo ideal es consumir al menos una por día.

3. Vegetales verdes oscuros

Los vegetales como la espinaca y el berro son fundamentales para la dieta diaria de las personas.

La espinaca, por ejemplo, es el proveedor de hierro, fósforo, calcio y vitaminas A y B. Hace bien incluso para disminuir y controlar la presión arterial, minimizar el acné y aumentar la inmunidad.

4. Zanahoria

La zanahoria tiene betacaroteno, un elemento que se transforma en vitamina A en el organismo. Es también importante para mantener el intestino funcionando por su alto contenido de agua, cada 100 g de zanahoria, 92 g son de agua. Por eso y por contener vitamina A, ayuda también al hígado a limpiar las toxinas del cuerpo, a prevenir enfermedades relacionadas a los ojos ya estimular el sistema inmunológico. Los betacarotenos ayudan a mantener el bronceado y la belleza del cabello.

5. Panes y masas integrales

La masa integral suele ser hecha con la harina de este tipo y es mejor que la masa hecha de harina blanca. El mayor beneficio es que los granos incluidos en estos alimentos poseen fibras, que dan una sensación mayor de saciedad al cerebro. Evitan la sensación constante de hambre o la necesidad de comer más de lo indicado. Antes de comprar, analice bien la etiqueta del producto para saber si es integral y cumple lo que promete.

6. Peces

Entre las carnes magras, el pescado es uno de los mejores. Y consumirlo con frecuencia también es una gran sugerencia. Peces son buenas fuentes de vitamina B12, hierro, calcio y omega 3.

Omega 3 es una grasa que los peces cargan, que hace bien, pues aumenta el colesterol bueno. También ayudan a prevenir enfermedades del corazón. La sardina, el pescado y la merluza amarilla, son algunos de los que contiene este elemento tan importante. Las mejores maneras de consumo de pescado son: asados, cocidos o a la plancha.

Combatiendo la obesidad infantil en seis pasos

09Ante las crecientes estadísticas de obesidad infantil que actualmente existen en el país, que nos sitúan como una de las naciones de Latinoamérica que mayor índice de sobrepeso tiene en niños, el Colegio de Nutricionistas Universitarios ha entregado una serie de recomendaciones para enfrentar este problema.

Estas lecciones se enfocan en seis pasos o ejes importantes de acción, a los cuales se suma la recomendación de hacer obligatorio que todos los colegios del país cuenten con un nutricionista en sus equipos.

De ello se desprenden las siguientes ideas fuerza para dar la batalla contra la obesidad infantil.

Seis ideas para seguir combatiendo la obesidad infantil

- Actuar como contra parte de los casinos o las concesionarias de estos espacios al interior de las escuelas, para así velar por el cumplimiento de las condiciones de higiene y la disponibilidad de opciones saludables.

- Supervisar que la normativa sobre inocuidad, higiene y alimentación saludable sea cumplida por cafeterías y kioscos ubicados al interior de los recintos.

- La creación de espacios saludables al interior de la comunidad escolar, que brinden la oportunidad de mejorar la oferta de alimentos, el consumo de agua, frutas y pescado, entre otros alimentos, así como actividades curriculares asociadas a la alimentación sana (como por ejemplo huertos escolares) o preparación de alimentos. Esto podría gestionarse mediante el esfuerzo de padres, colegios, el estado, organizaciones de consumidores y empresas privadas.

- Contribuir al disminución de la obesidad infantil mediante acciones concretas, a través de atenciones con profesionales del área y el tratamiento integral contra la obesidad como eje.

- Vigilar la implementación y cumplimiento de la “Ley Super 8″, N° 20.606, que comprende modificaciones importantes al tipo de alimentos que pueden venderse a los menores de edad al interior de los colegios.

- Entrega de asesoría a los padres y apoderados respecto de la preparación y envío de colaciones para así reducir la ingesta de azúcares, sal y calorías en los niños.

Consecuencias de la obesidad infantil

La obesidad es un problema social que afecta a todos los grupos etarios de la sociedad. Acostumbramos a escuchar los problemas secundarios que provoca el sobrepeso, cómo, con el pasar de los años, el no cuidar nuestra alimentación y peso nos hace vivir una triste y complicada vejez.
¿Pero qué sucede con la obesidad en los niños?, en la antigüedad se pensaba que el sobrepeso en los niños era señal de salud y protección en los menores; una creencia que tal vez pudo ser real en una realidad de comida sana y nutritiva.
En la actualidad la obesidad infantil trae muchas consecuencias en la salud de los niños. El alto consumo de azúcar en la sangre produce resistencia a la insulina, afectando de manera permanente el organismo.
La mala alimentación también produce problemas llamados: síndrome metabólico, que pueden afectar al corazón o provocar la diabetes del tipo 2.

Cambios que mejoran el síndrome del colon irritable

colon_irritableDespués de conocer la coloprotología y hacer una consulta, puedes descubrir que eres portador de la Síndrome del Colon Irritable. Sin embargo, esa no es una información para asustarse, sino que un diagnóstico que te permitirá tratar la enfermedad y mejorar su calidad de vida.

Pero en estricto rigor, el colon irritable es una enfermedad que afecta a un gran número de la población, esta dolencia del sistema digestivo, que también se conoce con el nombre de colitis funcional o síndrome de intestino irritable, afecta de igual manera a hombres y mujeres, porcentualmente hablando, y sus causas son desconocidas.

Esta enfermedad presenta un cuadro crónico y recidivante que se caracteriza por el dolor abdominal y los cambios de ritmo intestinal. Hasta el momento solo se pueden reconocer detonadores sicológicos de este síndrome, pero también se han propuesto, sin alcanzar la unanimidad de los especialistas, que el colon irritable también puede ser incentivado por la gastroenteritis, las intolerancias alimenticias, factores genéticos y alteraciones hormonales.
Una buena alimentación puede prevenir las crisis de esta enfermedad, consumiendo comidas bajas en grasas y ricas en proteínas y fibra. Los pacientes aquejados por el colon irritable deben abstenerse de beber alcohol en exceso y el consumo de tabaco.

Además de tener la Coloprotología como gran compañera, los pacientes que sufren de esa síndrome deben tratar su flora intestinal con mucho cuidado en el día a día. Conoce  algunos hábitos sencillos que harán con que el colon funcione mejor:

Protege la flora intestinal con fibra

Los alimentos ricos en fibras promueven la formación adecuada de las heces. Sin embargo, la orientación es consumir con recomendación médica para no contribuir en  episodios más frecuentes de diarrea o estreñimiento .

Productos lácteos

Equilibrar la flora intestinal,, evitando alimentos que alteran la flora y añadir prebióticos en su dieta diaria es una actitud de protección del intestino y el sistema inmunológico.

Algunas especies de prebióticos ayudan en la digestión de la lactosa (azúcar de la leche), reducen el estreñimiento, la diarrea y alivian los síntomas de los pacientes con síndrome de intestino irritable. También estimulan el sistema inmune en la producción de vitamina B y ayudan inhibir la proliferación de las enfermedades de la flora.

Los productos lácteos como la leche fermentada y el yogur son las principales fuentes de estos microorganismos, pero hoy en día ya se venden cápsulas con esas sustancias en las farmacias. Incluso actualmente también encontramos los alimentos que no contienen lactosa y son enriquecidos con prebióticos. Su consumo es seguro y libre para todas las edades.

Lo que se debe evitar:

-          Para mantener la flora intestinal sana es necesario evitar el uso de laxantes de forma continua sin consejo médico.

-          Leche y productos lácteos si eres intolerante a la lactosa

-          Condimentos picantes

-          Alimentos refinados (como la harina y azúcar blanco)

-          Comida industrializada con conservantes y colorantes en exceso

-          Dulces en general, ricos en azúcar

-          Bebidas alcohólicas y gaseosas

Jugos ayudan a enfrentar los problemas en la tiroides

Nerviosismo, insomnio y pérdida o aumento de peso son los síntomas hipertiroidismo más comunes de cambios irregulares de la actividad de la glándula tiroides, responsable por regular el funcionamiento de órganos como el corazón, el hígado, el cerebro y los riñones.

El problema es más común en las mujeres que en los hombres, llegando incluso a niveles en que se puede dañar la fertilidad femenina y causar riesgos durante el embarazo.

Hipotiroidismo e hipertiroidismo 

El hipertiroidismo opuesto es el hipotiroidismo, que se caracteriza por el funcionamiento más lento de la tiroides, resultando en una baja o ninguna producción de hormonas.

Diferencia entre ambos
Tanto el hipotiroidismo e hipertiroidismo son enfermedades que aquejan una disfunción en la glándula tiroides. En el primer caso la glándula tiroides no genera la cantidad suficiente de hormonas tiroideas, en el hipertiroidismo es lo contrario: un exceso de la producción de esta hormona.
El caso más recurrente de hipotiroidismo es la tiroiditis de Hashimoto, y en el caso del hipertiroidismo la enfermedad de Graves. El buen funcionamiento del sistema endocrino es vital para el organismo, razón por la cual estas enfermedades tienen que ser tratadas con urgencia y restablecer lo antes posible la producción de hormonas tiroideas.
El hipotiroidismo se ve reflejado en síntomas como la retención de líquidos, somnolencia, problemas de concentración y memoria, sequedad de la piel (manos), tendencia a la depresión, visión borrosa e irritabilidad.
Los síntomas del hipertiroidismo son contrarias al hipotiroidismo: aceleración, nerviosismo, palpitaciones, ansiedad, temblores en las manos, alteraciones del sueño y pérdida de peso.

Los principales síntomas del hipotiroidismo son fatiga, depresión y aumento de peso.Algunos alimentos pueden ayudar a tratar la tiroides y normalizar el funcionamiento de la misma.

Conoce la receta de dos jugos que puede te ayudar a enfrentar los problemas en la tiroides:

1. Jugo para sanar hipotiroidismo

La receta contiene tres ingredientes especiales:

  • Algas deshidratadas y acelgas (eses ingredientes contienen yodo que ayuda a regular la tiroides)
  • Naranja
  • Durazno (es una fruta rica en minerales, lo cual es muy importante para el buen funcionamiento de la tiroides).

INGREDIENTES

1 hoja de alga seca (se venden en tiendas de alimentos naturales o en los mercados de bienes orientales)

10g de acelgas

2 naranjas

1 durazno

MODO DE PREPARACIÓN

Hidrate la alga colocándola en un vaso con un poco de agua.

Elimine el agua y deje de lado las algas hidratadas.

Preparar el jugo de naranja.

Combinar todos los ingredientes y mezclar en una licuadora.

Colar y tomar tres veces al día entre las comidas.

2. Jugo para sanar el hipertiroidismo.

Col y pera, son alimentos que contienen sustancias que inhiben la producción de hormonas las hormonas de la tiroides.

INGREDIENTES

3 hojas de col

1 pera

200 ml de agua

MODO DE PREPARARACIÓN

Batir los ingredientes en una licuadora.

Colar y tomar 3 veces al día.

IMPORTANTE

Las personas con enfermedad de la tiroides deben buscar una clínica especializada en el asunto y realizar acompañamiento con profesionales. Nada debe substituir el tratamiento clínico.

 

Cómo cuidar y prevenir la obesidad

Podemos caracterizar la obesidad por la acumulación excesiva de grasa corporal en el individuo. Para el diagnóstico en todas las edades, pero especialmente en los adultos, el parámetro más utilizado es el índice de masa corporal (IMC).

Calcular el IMC es un procedimiento sencillo, hecho a partir de la división del peso del paciente por su altura al cuadrado. Ese proceso establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), identifica que el peso puede ser considerado normal cuando el resultado del cálculo es entre 18,5 y 24,9. Para ser considerada una persona obesa, los números de ese índice de masa corporal deben estar entre 30 o más.

Las principales complicaciones asociadas a la obesidad son la hipertensión, la diabetes, enfermedades hepáticas, cáncer, problemas de circulación, trastornos respiratorios como la apnea del sueño y hasta mismo enfermedades psicológicas.

La obesidad puede alcanzar niveles críticos y muy dañosos para la salud. En casos más graves, la solución solo es posible por medio de intervención médica y cirugías. Ese tipo de tratamiento se recomienda en casos particulares, cuando el grado de la obesidad ya alcanzó riesgos de morbilidad y el paciente posee un estado delicado de enfermedades asociadas.

Cómo lograrlo

Mucho escuchamos sobre la importancia de la dieta asociada con la actividad física en nuestras vidas. Esa es una de las claves para cuidar casos menos graves y prevenir la obesidad. De esa forma, si llevas una vida sedentaria y con hábitos no saludables, es necesario cambiar y empezar a promover una mayor la calidad de vida.

Para eso, es importante reducir alimentos grasos, formando una nueva  dieta equilibrada y con actividad física regular. Sigue esas recomendaciones claves para la lucha contra la obesidad, tanto en los adultos, como también en los niños y empieza cuanto antes a traer más salud para su vida.

Dietas saludables en foco

Actualmente la gente está invirtiendo cada vez más en dietas que van mucho más allá de resultados estéticos y tienen una gran responsabilidad con la promoción de la salud de las personas. Esas son las llamadas “dietas saludables”.

Este tipo de dieta -que recomienda especialmente el consumo de legumbres, vegetales y frutas – evitando alimentos procesados, con alto contenido de azúcar y grasas ha sido una manera efectiva de lograr resultados positivos para el cuerpo y la salud.

Además de cambiar los hábitos alimentares, las dietas saludables buscan promover un estilo de vida menos sedentario y libre del estrés – considerado hoy un factor de riesgo para muchas enfermedades graves -. Por eso muchas dietas tienen como aliados los ejercicios, deportes y terapias como yoga y pilates.

El primer paso para empezar una dieta saludable con responsabilidad, es hacer exámenes de rutina para constatar la situación de la su salud y consultar un nutriólogo que te acompañará y sabrá exactamente lo que tu cuerpo necesita.

 

 

5 cosas que deberías saber antes de comenzar un plan para bajar de peso

¿Estás decidido a comenzar una dieta para bajar de peso? ¿Tienes claro cuáles son los pasos a seguir y las consideraciones que debes tomar? No te preocupes, échale un vistazo a estos prácticos consejos que te permitirán tener mayor seguridad a la hora de empezar tu plan.

Es muy importante alimentarse de manera saludable al intentar bajar de peso, así como también poner atención a las actividades físicas, y alejarse de tentaciones como bebidas alcohólicas y grasas saturadas, son uno de los primeros pasos que suele tomar cada persona. Sin embargo, es fundamental llevar una dieta saludable que interponga equilibrio y que dé el aporte nutricional necesario para funcionar correctamente.

Integrar más verduras, frutas verdes e infusiones sin azúcar permitirá que se realice una desintoxicación en el cuerpo, eliminando toxinas que pueden perjudicar nuestra salud. Es un proceso lento pero que a la larga brinda muy buenos resultados.

Lo relevante es mantener una buena hidratación, con el respectivo aporte de vitaminas y calorías para no andar fatigado, ni tentarse con la idea de consumir algún dulce o comida chatarra. El cuerpo termina acostumbrándose a la dieta saludable, mientras te sentirás mejor y reducirás grasa corporal y peso.

bajar_peso1. La importancia del compromiso

Esta palabrita deberás recordarla cada día al levantarte, pues dará frutos. Es esencial que no cedas ante los malos ratos que aumentan tu ansiedad, ni te impacientes por observar los resultados de tu dieta. Concéntrate en el plan original, a medida que vayas cumpliendo con pequeñas metas del mismo, el tiempo irá pasando más rápido y sentirás avances en el mediano plazo.

2. Cambia tu entorno y hábitos

Si solías guardar snacks por tu casa para tener “por si acaso”, tendrás que deshacerte de ellos por completo. Rodea tu entorno de comida saludable, frutas, agua o jugos naturales serán clave para no sucumbir ante los alimentos que no son parte de tu minuta. Ordena tus comidas y mata el antojo con frutas, agua abundante o algún otro alimento que sí esté permitido dentro de tu plan.

3. Interacción con medicamentos

¿Estás bajo tratamiento con algún medicamento? Infórmate sobre cuáles de ellos pueden hacer un poco más difícil tu objetivo. Antidepresivos, litio, antihistamínicos, medicamentos para la diabetes e incluso anticonceptivos pueden hacer un poco más ardua la tarea de bajar de peso, así que infórmate a tiempo.

4. Consulta a tu médico

Analiza tu plan con un nutricionista para asegurarte que no ponga en riesgo tu estado de salud. Alértale también de cualquier cambio que notes en tu cuerpo o estado de ánimo, así confirmarás si el plan que desarrollaste es realmente el indicado para tu organismo.

5. Promueve la sensación de saciedad.

Proponerte reducir tu peso, no significa que debas matarte de hambre, sino ordenar tus hábitos alimenticios. Lo ideal es que no pases más de tres horas sin comer algo liviano, de lo contrario, cuando llegues a probar un bocado puede que te descontroles. Por eso, evita la fatiga consumiendo sopas caseras y gelatinas que, además de nutrir, ayudarán a mantener una sensación de saciedad durante tus comidas fuertes.

Como puedes ver, empezar un plan para perder peso es una tarea que requiere de mucho compromiso y dedicación. Recuerda siempre ser responsable con tu organismo, después de todo, bajar de peso es un compromiso con una vida saludable.

 

¿Cómo debe ser tu alimentación después de una gastrectomía?

alimentacion_gestrectomiaUn paciente que se ha realizado una gastrectomía -es decir, la extracción de una parte del estómago- con frecuencia pierde la normal capacidad de digerir y procesar los alimentos.

Conozca el procedimiento

La gastrectomía se realiza para solucionar problemas estomacales como inflamaciones, cáncer sangrados o pólipos.
En primer lugar debes saber que antes de la cirugía debe dejar los vicios, especialmente si es fumador, porque esto retarda la recuperación y aumenta los riesgos de adquirir problemas. Además debe contarle a su médico sobre todos los medicamentos que está tomando, incluso las vitaminas porque puede afectar a la operación. Además, una semana antes se le pedirá que evite ibuprofeno, aspirinas, y todas las vitaminas que dificulte la coagulación de la sangre.
Luego de la intervención, le pondrán una sonda en la nariz para que tenga el estómago vacío mientras los intestinos vuelvan a funcionar de manera óptima. Es probable que sienta un poco de dolor, pero no es nada que no pueda solucionarse con analgésicos. [Es importante que durante la recuperación no tome el control de vehículos, pues que se sienta completamente bien puede tardar varias semanas]

Es por todo esto que luego de la intervención, es necesario cuidar los hábitos alimenticios y seguir ciertas pautas que asegurarán una mejor y más rápida recuperación. Conoce aquí cuáles son.

Primeros días: dieta líquida

Luego de la gastrectomía, el paciente debe procurar consumir una dieta de alimentos líquidos o molidos. El primer día estos son restringidos a caldos y aguas de arroz, después de una o dos semanas se pueden ir incorporando colados, purés, papillas o licuados. No se recomienda, sin embargo, consumir agua adicionalmente a estas comidas.

Alimentos digeribles

A medida que el paciente va tolerando otros alimentos más sólidos, la dieta se empieza a volver más variada. A pesar de ello, se debe siempre tener en cuenta que los alimentos a consumir deben ser de preferencia cocidos, blandos y bajos en azúcar. ¿Por qué? Porque estos deben ser fáciles de digerir para evitar que el aparato digestivo recién intervenido realice trabajo extra. Es por ello también que el exceso de frutas y verduras crudas, así como los carbohidratos integrales deben ser evitados, ya que resultan mucho más duros de descomponer.

Aumentar el consumo de proteína

Una gastrectomía puede dejar al paciente con un déficit nutricional, que se puede suplir de mejor forma incorporando fuentes proteicas a la dieta. Estas proteínas no necesariamente tienen que obtenerse de carnes rojas y duras, sino que de alimentos más fáciles de digerir como el huevo y el pollo. De esta forma el metabolismo continúa funcionando en equilibrio, lo que asegura una mejor recuperación.

Para evitar el “síndrome de Dumping”

El síndrome de Dumping es una condición frecuente en pacientes que se han sometido a esta intervención, se caracteriza por una digestión anormalmente rápida. Esto produce nauseas, dolores, vómitos, y diarrea, sin embargo se puede evitar comiendo en pequeñas porciones varias veces al día cada 3 horas aproximadamente.

Si te has realizado una gastrectomía, estos consejos te ayudarán a tener una idea de cómo debe ser tu alimentación de ahora en adelante. Sin embargo, siempre es necesario que consultes a tu médico para obtener una pauta específica indicada para tu situación.

nutricionista

La importancia de acudir periódicamente al nutricionista

nutricionistaSi al preguntar ¿cuándo fue la última vez que tuvo una cita con el nutricionista?, de seguro fue hace mucho tiempo, lo que no es muy bueno. Puede que se piense que ir al nutricionista no es tan necesario para la salud, pero la verdad es que es indispensable para llevar una vida sana.

Puede que se piense que se maneja de manera correcta la alimentación, sin embargo, hay situaciones en la vida que es estrictamente necesario ir a visitar al nutricionista, al menos una vez al mes.

Un punto importante es que los padres son el reflejo de sus hijos, por lo que si se quiere inculcar el hábito de la buena alimentación desde pequeños, se debe predicar con el ejemplo y para eso se necesita del asesoramiento de un especialista. Se sabe que tener una buena alimentación ayuda a la digestión, el estado físico y mental.

Algunas de las razones más comunes para visitar al nutricionista las detallamos a continuación.

  • Bajar de peso: la razón principal para solicitar una cita con la nutricionista, ya que ayuda a encontrar la dieta más adecuada para llegar al peso ideal de forma paulatina, para no tener luego el efecto rebote y no sufrir con privaciones de comida.

  • Subir de peso: la mayoría de los que asisten por esta razón es porque quieren ganar masa muscular , pero no en grasa. Por lo que este especialista sabe que comidas ayudan.

  • Trastornos alimenticios: los pacientes que más recurren son los adolescentes, que padecen de bulimia, anorexia o exceso de peso u obesidad. Por lo que la nutricionista es la indicada para determinar qué alimentos le hace bien.

  • Embarazo: antes y durante la etapa de gestación, los consejos de un experto en alimentación son muy buenos  para controlar el peso de la madre y el bebé, para evitar futuras complicaciones debido al peso. Incluso luego del parto las visitas continúan durante la lactancia.

  • Problemas gastrointestinales: el especialista será el encargado de diseñar una dieta a la medida del paciente según sus necesidades.  Eliminará todo alimento que empeora el malestar y ayuda a determinar qué es.

  • Otras enfermedades de preocupación: si se padece enfermedades como diabetes, hipertensión o problemas cardíacos, el nutricionista controlará su enfermedad, a través de los alimentos que se consumen. Lo más importante es que les balancea la comida sin sacrificar la variedad ni el paladar.

  • Post operaciones: las personas que han sido intervenidas y están en proceso de recuperación también visitan al nutricionista, ya que es el encargado de diseñar menús especiales según sus necesidades.

  • Adultos mayores: su visita pasa porque necesitan de una dieta especial, debido a que algunos padecen de alguna dificultad para masticar o para evitar futuras enfermedades.

¿Cómo mejorar la alimentación?

vegetables

A lo largo de la historia los humanos han planteado distintas formas de ir mejorando la alimentación con recetas milenarias que siempre contienen un argumento científico que avala su efectividad. En los tiempos modernos es sumamente difícil tratar de mantener una dieta balanceada debido a los estímulos de las cadenas de comida rápida lo que además se suma a los hábitos acelerados y el ritmo de vida de las personas en la actualidad. Sin embargo hay múltiples maneras de lograr que los alimentos que consumimos tengan un efecto más positivo para nuestro organismo. ¡Aquí te enseñamos algunos consejos para que comiences a sentirte mejor desde ya!

Desayuno

Uno de los mejores secretos para mantener un peso adecuado es tomar un contundente desayuno que contenga frutas y fibra. Este es el momento del día en que nuestro cuerpo está más receptivo a absorber lo que ingiramos. No obstante otra buena alternativa es tomar un vaso de agua en ayuno con el fin de activar cada órgano del cuerpo estimulando sus funciones y limpiando el sistema digestivo de elementos que luego son eliminados por nuestro cuerpo.

Almuerzo

En el almuerzo la recomendación es consumir una fruta una hora antes de almorzar con el fin de aportar un rico contenido de fibra al cuerpo y evitar que tengamos tanta hambre al almuerzo de manera que podamos mantener el peso de nuestro cuerpo controlado. La otra recomendación para el almuerzo es comer la verdura  antes del plato de fondo ya que esto genera mayor inteligencia digestiva ya que cuando ingerimos el plato de fondo primero la ensalada termina pudriéndose dentro del estómago.

Postre

Finalmente la recomendación para después del almuerzo es comer una fruta de postre pero nunca inmediatamente cuando terminamos el plato de fondo, lo mejor es esperar entre 30-40 minutos y luego proceder a comer algo en lo posible que contenga poca azúcar.

 

obesidad_infantil_1024x682

Así se combate el sobrepeso infantil

obesidad_infantil_1024x682Cuando un niño come más de lo que su cuerpo necesita las calorías adicionales que consuma se irán almacenando en los adipocitos los cuales serán utilizados posteriormente. Cuando el cuerpo comienza a almacenar más adipocitos de lo normal estamos frente a un caso de sobrepeso. Los niños y bebés reaccionan frente a las señales de hambre llenando sus estómagos con cualquier tipo de calorías, ya que no tienen mayor conocimiento sobre los alimentos que realmente son sanos.

La publicidad y el sobrepeso infantil

Todos somos testigos de cómo la publicidad nos bombardea constantemente de estímulos sobre comidas ricas pero muy poco saludables. Los niños son más propensos a comer alimentos con mucha azúcar, sal o grasas ya que normalmente suelen ser más sabrosos que aquellos alimentos que sí deberían comer. Si además le sumamos los hábitos contemporáneos de sedentarismo el resultado es: cada vez más niños obesos y con sobrepeso.

Las pruebas demuestran que los niños que mantienen durante su infancia un sobrepeso, serán más propensos a continuar con los mismo hábitos ya que significa que no cuentan con una red de apoyo por parte de la familia o amigos que les ayude.

Asesoría de especialistas

Sin embargo hay que tener en cuenta que esta situación se puede revertir. Lo primero ha tener en cuenta es que debemos pedir ayuda a un especialista. El doctor debería partir tomando pruebas de sangre para así poder detectar problemas a la tiroides o endocrinos que finalmente ayudan a aumentar la grasa corporal del cuerpo. También los expertos analizarán el IMC (Índice de Masa Corporal) el cual se calcula con el peso y la estatura de la persona con el fin de comprobar en una tabla qué tan grave es la situación.

Apoyo desde la casa

Uno de los factores más importante para prevenir el sobrepeso es el apoyo desde el hogar. Si como padres nos encargamos de comprar alimentos sanos para nuestra familia, será más fácil para nuestros hijos escoger una vida más sana. Para esto hay que evitar las bebidas gaseosas y las aguas saborizadas. También es recomendable mantener nuestro refrigerador con alimentos como las ensaladas y las frutas. Así evitaremos que nuestros hijos se tienten y consuman alimentos que puedan perjudicar su salud

Bajar de peso puede ser muy difícil para un niño, porque no puede ir al gimnasio ni tampoco dejar de comer ciertos alimentos porque influirían en su crecimiento. Es por esto que la mejor opción es comenzar a hacer ejercicio con un deporte que sea de su agrado, como jugar al fútbol, bailar, hacer zumba o nadar; de esta manera el infante estará perdiendo peso mientras está entretenido.

Se deben fijar metas propias, porque al tener un objetivo claro será más fácil motivarse a alcanzarlo. Se pueden crear tablas con lo que se come al mes, poniendo una estrellita atribuyéndole recompensas o una tacha cuando se comió comida chatarra.

Se deben comer desayunos saludables que contengan avena porque de esta manera se podrá regular la necesidad que se tiene de comer durante el día pues esto aumenta la sensación de satisfacción por más tiempo.

Se debe comer todo con moderación porque perder peso no quiere decir que nunca más se comerán dulces, más bien se deben moderar las porciones y comer de vez en cuando lo que más le gusta al niño.

 

 

aceite-de-coco

Aceite de coco: Un must para tu nutrición

aceite-de-coco

Actualmente mucho se habla sobre el aceite de coco, pero la verdad es que aún hay mucha gente que tiene un concepto erróneo sobre sus propiedades y beneficios. Si bien el ingrediente milagroso se ocupa en el área de nutrición, cosmética y salud, en esta ocasión profundizaremos sólo en el ámbito de la alimentación.

Lo primero que debes saber es que el aceite de coco en una sustancia grasa que contiene un 90% de ácidos saturados de cadena media, por lo que este ingrediente no engorda en lo absoluto, ya que, al revés de los demás aceites, éste no se acomula en el cuerpo, sino que pasa al hígado y desde allí se distribuye al resto del organismo creando energía de forma inmediata.

Lo segundo que debes tener en cuenta es que el aceite de coco contiene ácido láurico (en un 50%), esta sustancia es capaz de matar bacterias, virus y hongos. Lo interesante es que este ácido se encuentra en grandes porcentajes en la leche materna, por lo que en conclusión estaríamos ingiriendo un componente altamente nutritivo.

En cuanto a los beneficios de su consumo existe una lista enorme que te podríamos dar, pero entre los más relevantes se encuentran que reactiva el metabolismo, mejora la digestión, reduce el apetito, ayuda a bajar de peso (sobre todo en el área abdominal) y ayuda en la absorción de vitaminas liposolubles (A,E y K).

Gastronomía basada en aceite de coco

Hay que decirlo; el aceite de coco es considerado como el mejor producto para cocinar, inclusive es superior en calidad que el oliva, que por lo demás no se puede ocupar en frituras. Pues bien, el de coco no sólo sirve para cualquier preparación, además puede ser reutilizado de forma constante sin que dañe nuestro organismo.

Algunos chef reconocidos ya ocupan el aceite de coco en varias de sus recetas, como es el caso del  venezolano George Durán, autor de programas como “Take this dish and twist it” emitido por la cadena TLC.

También debes saber que existen varios tipos de aceite, desde extra virgen, orgánico, prensado por expulsor, refinado hasta hidrogenado, siendo este último el que menos se debe ocupar si lo deseas consumir. Siempre es bueno tener claridad acerca de la importancia del proceso de este producto, para conocer sus beneficios y de esta forma, a aprovechar cada una de sus propiedades para nuestro organismo.

Cómo alimentarse después de un bypass gástrico

bypass_gastricoEn las personas que sufren de obesidad, una de las cirugías bariátricas más realizadas es el bypass gástrico. Esta intervención consiste básicamente en reducir el tamaño del estómago haciendo que los alimentos pasen directamente desde éste al final del intestino. Con esta cirugía la sensación de saciedad se logrará con mucha menos comida lo que implica la baja considerable de peso.

Pero si bien un bypass gástrico asegura la pérdida de peso, el éxito de esta intervención depende en gran medida del comportamiento que el paciente tenga después de la cirugía. Sólo con una dieta balanceada y ejercicio será posible que los resultados obtenidos se puedan mantener a largo plazo.

Todo el proceso post operatorio debe ser vigilado de cerca por su médico tratante, será él quien le aconseje respecto a los alimentos ideales para una primera etapa y cómo hacerlo para recibir de igual manera todos los nutrientes que necesita.

Durante el primer mes, luego de la cirugía, será necesario llevar una dieta blanda, es decir que los alimentos deben triturarse y privilegiar los alimentos líquidos. De esta forma se evita que el estómago trabaje demasiado y puede recuperarse con rapidez. Los ingredientes más duros los puedes ir incluyendo poco a poco, por ejemplo carnes blandas, como el pollo, los puedes ingerir en pequeños trozos o molidos.

Uno de los cambios más notorios en la alimentación tiene que ver con las cantidades que consumes. Al tener un estómago reducido sentirás rápidamente la saciedad y ese es el momento de dejar de comer. En estos casos no hay pie para los atracones de comida hambre, eso será perjudicial para tu estómago y puedes ocasionar dolores agudos, además de echar por tierra todo lo conseguido por la cirugía.

Puedes iniciar probando con porciones que sean 1/4 de lo que antes consumías. Esta etapa consiste en gran medida en un entrenamiento a tu cerebro, es la mente la que debe asociar la nueva capacidad de tu estómago y evitar servir más comida de la que realmente podrás consumir.

Algunas recomendaciones en los alimentos a consumir

Una operación de esta categoría, suele para muchos la solución en la pérdida de peso y no se trata de un mito, pero la magia no ocurre por si sola y de suma importancia que el paciente tome conciencia de que el objetivo principal es eliminar de raíz lo malos hábitos alimenticios que estaba teniendo antes de la cirugía. Por esta misa razón, el rol del nutricionista esta tan relevante ya que es el único profesional a cargo que puede orientan y cambiar la forma de alimentarse y ver los alimentos. Porque no se trata de comer por comer, sino de ingerir los nutrientes que el organismo necesita.

De esta manera, todo lo que se vaya a ingerir durante los tres primeros meses luego de la operación deben ser porciones pequeñas y blandas, con el fin de que el estómago no tenga que trabajar más de lo debido. Será tu médico quien podrá autorizar luego de este tiempo, la ingesta de otro alimentos mucho más duros y de difícil digestión como granos y frutos secos.

Principalmente, el cambio radica en que ya no comerás tres porciones diarias de comida, donde tratabas de abarcar la mayor cantidad de alimentos posibles en una sola ingesta. Ahora, las comidas deben ser cinco y en porciones mucho más pequeñas, acostumbrando al organismo a saciar el hambre cuando debe ser y sobre todo a comer más sano.