Sepa cómo funciona la psicología inversa

Rate this post

psicología_inversaAl escuchar sobre la psicología inversa todos saben que consiste en una técnica que se emplea para conseguir que otra persona haga algo que nosotros queramos, diciéndoles que hagan lo contrario a lo que se desea que hagan.

Pero en estricto rigor, este es un fenómeno psicológico que nace de una técnica conductista que fue creado para modificar la conducta de la otra persona, especialmente cuando esta se resiste a hacer lo que queremos. Esto se logra mediante el truco de cambiar de posición y como el otro personaje desea “llevarnos la contraria” este acaba por aceptar lo que realmente a nosotros nos interesaba que aceptar y  de este modo la otra persona cree que ganó.

¿Cómo se aplica?

Esta técnica funciona debido al fenómeno cognitivo emocional llamado resistencia psicológica, que se refiere a la necesidad de demostrar la libertad de uno mismo, es decir que cuando vemos que hacer lo que nos ordenan es algo impuesto (lo que está ligado a ceder y perder la libertad), tendemos a hacer lo contrario para poder reivindicarla. Esto corresponde a una activación motivacional que busca restaurar la propia autonomía y libertad de acción.

Para poder aplicarla debes tener en cuenta algunos aspectos, como lo son:

-Al haber mayor emoción, habrá mayor efecto, pues entre más deseos de ganar tenga la otra persona, hay mayores probabilidades de que haga lo contrario a lo que le pedimos.

-Debes tener en cuenta a quién le aplicas la técnica, pues existen personas que son más propensas a caer en la psicología inversa, como por ejemplo los niños y adolescentes rebeldes, además de las personas que les molesta que las controlen, o los que tienen un ego tan grande que no soportarán perder una discusión.

-Se debe seguir el tono de la discusión, porque si comienzas a enfadarte o a perder las fuerzas, el otro terminará por ganar. Debes mantener la calma y la mente clara en el objetivo de manipulación, haciendo que pase desapercibido lo que estás haciendo.

-Finalmente debes saber los factores que aumentan la reactancia psicológica, que consisten en que cuanta más amenaza se perciba, más funcionará; entre más libre se sienta la persona, habrá mayor reactancia; y por último si las palabras proceden de una fuente de autoridad legítima, la reactancia será menor.