Oncología

La importancia de cirugía mamaria para pacientes con cáncer

Rate this post

Muchas personas piensan que la inserción de implantes en la mama es solo una cirugía estética. Sin embargo, ese tipo de procedimiento también es importante para la oncología, ayuda muchas mujeres que, después de un cáncer mamario, tienen que pasar por un proceso delicado de retirada de la mama.

El procedimiento de cirugía estética que rehace la mama se llama reconstrucción mamaria o mamoplastia. En algunos casos, se puede hacer junto con la mastectomía. En otros, la mama es reconstruida después de que la mujer ya esté curada del cáncer.

El mejor momento para que la cirugía sea hecha es decidido en conjunto con el oncólogo responsable del tratamiento del tumor, la paciente y el cirujano plástico.

Hay mujeres, que no le importa quedarse sin una o ambas mamas. Otras se sienten incompletas sin ellas y es algo que influye mucho en su autoestima y en la forma que lidia con su recuperación. Para estas, la cirugía estética de reconstrucción de la mama se convierte en una posibilidad.

Cirugía estética de reconstrucción de la mama

La consulta con el especialista puede ocurrir en cualquier momento durante el tratamiento. Es importante que la mujer converse sobre el deseo de rehacer la mama con el médico responsable de su caso para ser orientada al respecto.

Conforme a la situación, puede ser necesario implantar prótesis de silicona y tener el pezón y la areola reconstruidos, además de acertar la simetría con la mama opuesta. A veces, es necesario realizar dos o más cirugías para que el proceso sea concluido. En unos seis meses, la paciente puede estar con la mama recuperada.

Vale señalar que aunque la paciente logra con la cirugía una mama con aspecto relativamente natural, la que fue reconstruida nunca será igual a la mama que fue removida y la sensibilidad de la región puede ser alterada. Sin embargo, los resultados de la cirugía estética, casi siempre hacen que la mujer vuelva a tener una buena relación con su espejo.