Cómo se manifiesta la enfermedad de Parkinson

Rate this post

enfermedad_parkinsonLa enfermedad de Parkinson es una afección del sistema nervioso central, que es considerada crónica y degenerativa. Afecta a la zona de los ganglios basales, la que actúa como un sistema de ayuda en la producción y control de los movimientos, tanto voluntarios como involuntarios de las personas.

Para que se entienda de mejor manera, debe saber que cuando este proceso se desarrolla de manera apropiada, el individuo es capaz de mantener bajo control los movimientos voluntarios, y también le permite mantener inhibidos los movimientos involuntarios.

Y a pesar de que es una de las enfermedades que se consideran más propias de los adultos mayores, la realidad es que el mal de Parkinson no discrimina por edad. De hecho, existen casos de personas muy jóvenes que desarrollan la enfermedad y deben enfrentarse a complejos tratamientos para controlar los síntomas.

¿Cómo se detecta?

Algunos de los síntomas más habituales suelen ser la hipocinesia, tener temblores estando en reposo y rigidez, el que se detiene al momento de realizar el movimiento.

Así como también si el paciente tiene familiares que padecieron esta afección, lo más probable es que lo desarrolle por la herencia genética.
Si tiene lentitud en los movimientos que se manifiesta en actividades que requieren habilidad o precisión, tales como coser y afeitarse; a medida que avanza, empieza a notarse en actividades menos precisas, como abrochar botones o pelar frutas.
Tener problemas para flexionar o extender las extremidades, los que comienzan con dolores locales y calambres.
Cuando la enfermedad está avanzada, el paciente comienza a  flexionar el tronco, la cabeza, las extremidades y se altera la marcha; posteriormente se presentan bloqueos al estar caminando e inestabilidad para hacer giros.
Evitar enfermedades como el Parkinson no es posible, pero al detectarse a tiempo existe mayor probabilidad de mantener controlados los síntomas y llevar una vida cotidiana normal por más tiempo.

 Soluciones para tratar los dolores en la enfermedad del parkinson

El parkinson es una enfermedad neurodegenerativa que, hasta el momento, no tiene cura, aunque sí formas de tratarlos para hacer más llevadera la vida de los pacientes. Sus principales síntomas son los temblores, la rigidez muscular y la dificultad para realizar cualquier movimiento.

Uno de los procedimientos más sofisticados integra terapias de estimulación eléctrica, aunque su implementación no se ha masificado. Otros se basan en la utilización de medicamentos con contenido de ledovopa para promover la liberación de dopamina.

Los consejos para reducir los dolores y rigidez muscular es aumentar el consumo de legumbres y frutas y verduras ricas en antiodioxidantes, vitamina C y E. Estos los puede encontrar en frutillas, arándanos, tomates, zanahorias, uvas, brócoli, moras y nueces.

En tanto, añadir una rutina de actividad física suave y ejercicios de estiramiento ayudan, sobre todo, al endurecimiento de los músculos.