Cómo prevenir las enfermedades sexuales

Rate this post

rp_problem.jpgLas enfermedades sexuales son aquellas que se transmiten de una persona a otra al tener relaciones sexuales. Las enfermedades de transmisión sexual afectan a millones de personas en todo el mundo.

Ningún grupo está inmune. Es posible estar infectado, independientemente de su sexo, raza, situación económica o edad. Las enfermedades de transmisión sexual pueden tener efectos graves y permanentes en su salud.

Tener una enfermedad de transmisión sexual aumenta el riesgo de contraer el virus de la inmunodeficiencia humana o el VIH, lo que puede conducir al síndrome de inmunodeficiencia adquirida -SIDA- o AIDS en inglés.

Consejos para la prevención de enfermedades de transmisión sexual

Hacer Exámenes

Una de las maneras más eficaces de prevenir contra las enfermedades venéreas es hacer exámenes regulares.

Se sugieren innumerables exámenes para las más diversas formas de ETS y con regularidades diferentes. A continuación algunas de las recomendaciones más importantes:

  • Todos los adultos entre 13 y 64 años deben tomar el examen del SIDA por lo menos una vez.

  • Examen anual para Clamidia y gonorrea en todas las mujeres menores de 25 años y en las mujeres por encima de esta edad que tienen múltiples parejas.

  • Exámenes para sífilis y hepatitis B en todas las gestantes

  • Examen anual para sífilis, clamidia y gonorrea en todos los hombres heterosexuales, homosexuales y bisexuales.

  • Examen anual para el SIDA en todos los hombres heterosexuales, homosexuales y bisexuales, así como en las personas que usan drogas inyectables. Esta frecuencia puede ser aumentada dependiendo de la frecuencia de uso de la droga y relaciones de riesgo.

Vacuna

Las vacunas son muy seguras, efectivas y recomendadas para prevenir la hepatitis B e infecciones por el virus del VPH. Ambos deben ser aplicados preferentemente antes del inicio de la actividad sexual, pero pueden ser utilizados después.

Uso del preservativo

El uso correcto del preservativo es altamente efectivo en la prevención de enfermedades sexuales. Se debe utilizar en el sexo vaginal, anal y oral. El condón es poco efectivo en la protección contra el herpes y el VPH.

Algunas enfermedades sexuales pueden ser tratadas y curadas, pero algunas no pueden. Esta es una de las razones por las cuales es imprescindible prevenirlas.