Cómo curar un esguince de pie en casa

Rate this post

esguince de pieEs muy fácil sufrir un esguince de pie y las causas generalmente vienen de actitudes cotidianas, como caminar con zapatos con tacos o sufrir algún impacto por cuenta de una calle damnificada y deportes.

Pero ¿qué es un esguince? pues bien, este consiste en una lesión que se produce en los ligamentos de la articulación del pie por la torsión, distensión o estiramiento violento. Los esguinces más comunes son los que se producen en el pie o tobillo y rodillas.

¿Cuáles son los síntomas de un esguince de pie?

Ahora bien, si ya sufriste un esguince de pie, rodilla o tobillo, debes tener claro que los síntomas no tardan en aparecer. Los más frecuentes son:

  • Inflamación: uno de los primeros síntomas en aparecer será la inflamación de la articulación lesionada.

  • Dolor: junto con la inflamación, comenzará a sentir dolor, a tal punto que será difícil mantener la articulación en movimiento.

  • Inmovilidad: como consecuencia de la inflamación y el dolor, ya no podrás mover su articulación como de costumbre, razón por la cual quedará inmovilizada.

  • Hematoma: a veces, puede aparecer un hematoma en el área, que desaparecerá a medida que pasen los días.

¿Cómo curar un esguince de pie de manera eficaz?

Inmovilice el pie que sufrió el esguince y no intentes caminar, mucho menos si te causa dolor. Ten paciencia y descanse todo el tiempo que sea necesario, para que su pie se recupere del esguince.

Mantener en pie en el alto ayuda a disminuir el dolor y acelerar el proceso de sanación de la inflamación. Puedes aprovechar esa posición para utilizar hielo envuelto en un paño o toalla sobre el esguince durante aproximadamente 20 minutos, de dos a tres veces al día.

Ante un esguince de pie, siempre garantice que la articulación quede inmovilizada, facilitando así la recuperación y el movimiento del resto de la pierna, ya que si el dolor le permite, es conveniente que vuelvas a caminar bien lo antes posible para que la lesión no cause mayores daños.