Drenaje linfático

Indicaciones para un drenaje linfático post operatorio exitoso

Rate this post

Post operatorio

Después de cualquier intervención quirúrgica, corresponde que el paciente deba tener algunos cuidados generales con su cuerpo y en algunos casos, se producen inflamaciones producto de los procesos invasivos, como pueden ser las liposucciones o abdominoplastías. En estos, casos, es importante aplicar técnicas que ayuden a solucionar esos inconvenientes y para ello, los drenajes linfáticos post operatorios son una buena opción a considerar.

Esta técnica, sea para fines estéticos o terapéuticos, es recomendada en general por los cirujanos plásticos para acelerar la recuperación del paciente, ya que mientras antes desaparezca la inflamación, la piel podrá adherirse de mejor manera al músculo y el post operatorio será más corto.

Por lo general, suelen efectuarse entre 4 y 10 sesiones de masajes, con una duración de 30 a 60 minutos cada una y que se distribuyen a un ritmo aproximado de 2 o 3 semanas, dependiendo de la magnitud de la operación y los resultados de esta.

Recomendaciones para el drenaje linfático post operatorio

Si bien otorga muchas ventajas, es importante que el masaje lo realice un especialista en drenaje linfático. Junto con esto, la persona debe seguir algunas indicaciones que ayuden a que el proceso sea totalmente exitoso.

Algo básico a tener en cuenta, es que el drenaje no debiera empezar de inmediato, sino al menos una semana después de la operación, ya que una manipulación temprana podría generar una acumulación de fluidos serosos; asimismo, se debe evitar fumar, pues los efectos del cigarro aletargan la cicatrización de los tejidos.

A fin de ejercer una correcta presión, en las zonas intervenidas, es recomendable usar una faja, que mantenga los espacios cerrados, aunque esto obviamente, debe contar con la venia del cirujano, quien recomiende los ajustes necesarios, así como productos que puedan ayudar, como gel conductor y cremas reafirmantes.

Por último, no todos pueden realizarse este procedimiento. Aquellas personas que sufran de afecciones cardíacas, hipertiroidismo, infecciones agudas o tumores, entre otros, deben evitar aplicarse drenajes linfáticos post operatorio, pues podría ser perjudicial para la salud a menos que el especialista lo indique.