Qué es el cáncer pulmonar

Rate this post

El cáncer pulmonar es una enfermedad grave caracterizada por la presencia de síntomas como tos, ronquera, dificultad para respirar y adelgazamiento.

A pesar de la gravedad, el cáncer pulmonar tiene cura cuando se identifica en tiempo precoz, pero su tratamiento, que se puede hacer con cirugía, radioterapia o quimioterapia, puede durar meses o hasta años. Por eso, lo mejor para la salud es prevenir ese tipo de enfermedad.

cancer_pulmonar

El cáncer de pulmón es más común entre los fumadores, siendo la causa de casi el 90% de los casos. Sin embargo, también puede surgir en pacientes que están expuestos al humo del cigarrillo o a sustancias químicas consideradas cancerígenas, como Carbono o Plomo, por ejemplo.

Tipos de cáncer pulmonar

Los tipos de cáncer de pulmón se clasifican en etapas, de acuerdo con las regiones afectadas e incluyen:

Etapa 0: el cáncer sólo se encuentra en algunas células del pulmón;

Etapa 1: el tumor está presente sólo en el pulmón;

Etapa 2: el cáncer se extiende a los tejidos e internos cercanos del tumor;

Etapa 3: cáncer de pulmón con metástasis, que se extiende hacia las profundidades de la tráquea, pared torácica o diafragma;

Etapa 4: cáncer de pulmón avanzado con la aparición de metástasis en otros órganos, como metástasis cerebrales, por ejemplo.

IMPORTANTE: Cuanto mayor sea la etapa del cáncer de pulmón, más difícil será alcanzar la cura.

Síntomas de cáncer de pulmón

Los síntomas iniciales de cáncer de pulmón incluyen tos seca y ronquera, sin embargo, otros síntomas de cáncer de pulmón pueden incluir:

  • Tos inicialmente seca y posteriormente con sangre.
  • Dificultad para respirar.
  • Dolor en la espalda.
  • Adelgazamiento sin causa aparente.
  • Dificultad para tragar.
  • Chiado al respirar y dolor en el pecho.

En presencia de estos síntomas, el individuo debe buscar un neumólogo para que tome las medidas necesarias. El médico puede solicitar exámenes como: radiografía, tomografía computarizada, biopsia, entre otros exámenes para diagnosticar la enfermedad.

¿Cuál es la mejor forma de prevención?

El 95% de los casos de cáncer en los hombres y el 80% de los casos de cáncer en las mujeres están relacionados con el tabaquismo, por lo que la mejor forma de prevenir es evitar el consumo de tabaco.

Si usted es un fumador, consulte a su médico para que juntos, busquen alternativas y tratamientos para conseguir abandonar este hábito de riesgo. Aproveche para consultar también nuestros consejos para dejar de fumar haciendo clic aquí.

Reducir la exposición a algunos tipos de elementos químicos: Elementos químicos como el amianto son extremadamente perjudiciales y no existen niveles seguros para su contacto.

Los trabajadores que tratan con materiales químicos (Arsénico, Amianto, Asbesto, Berilio, Cromo, Radón, Níquel, Cadmio y Cloruro de Vinilo) en construcción naval, minería, aislantes térmicos y en fábricas de frenos también deben estar siempre atentos a las medidas de seguridad adoptadas por las empresas en las que trabajan.