Mamografía: todo lo que necesitas saber sobre sus beneficios y riesgos

Rate this post

El cáncer de mama es una de las principales causas de mortalidad femenina. Su detección precoz es fundamental para brindar un tratamiento oportuno, siendo la mamografía una herramienta esencial para su diagnóstico. Se ha demostrado que disminuye en hasta un 35% el riesgo de padecer la enfermedad, siendo recomendable realizarla anualmente a partir de los 40 años.

Muchas mujeres procuran dilatar lo que más puedan la realización de la mamografía, ya que suele ser molesta e incluso dolorosa; sin embargo, sólo toma unos minutos y el malestar -si es que se presenta- cesa rápidamente. La sensación dependerá de la pericia del tecnólogo que realice el examen, la presión requerida, cuán sensibles sean los senos de la paciente o si se encuentra en una fecha próxima a su periodo menstrual.

Otro temor recurrente que despierta la mamografía, es la radiación a que se es sometida la paciente durante el examen. Sin embargo, la tecnología moderna permite que la exposición sea lo suficientemente reducida como para no generar daños ni efectos secundarios. Aún así, siempre es preciso informar a quien tomará la prueba, si es que hay sospecha de embarazo. Se dan algunos casos (entre el 5 y el 15%) en que el resultado es un falso positivo, por lo que se recomienda investigar más el caso puntual ante cualquier anomalía, desarrollando una completa evaluación con el especialista encargado.

Pese a los riesgos antes referidos, la mamografía anual implica grandes beneficios, como la posibilidad de detectar oportunamente tumores pequeños, con mayores posibilidades de tratamiento y cura. Asimismo, permite identificar anticipadamente ciertas formaciones celulares anómalas, que pueden llegar a transformarse en carcinomas. Todo, sin mayores riesgos ni efectos colaterales.

Es esencial que todas las mujeres mayores de 40 -especialmente si poseen antecedentes o factores de riesgo en su historial médico- se tomen esta prueba una vez al año, ya que un diagnóstico oportuno puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.