Cómo tratar la tricotilomanía

Cómo tratar la tricotilomanía

Rate this post

Para explicar qué es la tricotilomanía debemos mencionar que la palabra “Trico” viene del griego (pelo) y “Tillo” (arrancar), esas dos palabras fueron la base para dar nombre a una enfermedad seria, que es la tricotilomanía.

La característica básica de este trastorno es el impulso de arrancar los pelos del cuero cabelludo. Algunas personas seleccionan específicamente el hilo que van a arrancar.

¿Qué es la tricotilomanía?

La tricotilomanía es una enfermedad compulsiva que lleva a la persona a un deseo incontrolable de arrancar los hilos de pelo, llevando a la rarefacción o notable áreas de calvicie.

La característica esencial de la tricotilomanía es una sensación de tensión creciente antes del acto de arrancar los cabellos. La retirada causa a la persona una enorme sensación de alivio y placer, lo que crea un círculo vicioso incontrolable. Es un ciclo de tensión-placer-alivio.

La tricotilomanía afecta a cerca del 3% de la población, pero puede pasar desapercibida. En general, el 40% de los casos no son diagnosticados y el 58% de los pacientes no son tratados.

La enfermedad puede llegar a cualquier persona, pero las mujeres son las principales víctimas. En la mayoría de los casos, los primeros signos surgen en la adolescencia, pero también se percibe en niños entre seis y diez años.

El abordaje del paciente con tricotilomanía debe ser cuidadoso e investigar tanto el aspecto dermatológico como el psiquiátrico, ya que el trastorno puede tener inicio debido a un acontecimiento estresante, como por ejemplo: muerte en la familia, divorcio, problemas en la escuela o dificultades de relación.

¿Hay algún tratamiento? Los tratamientos recomendados a los tricotilomaníacos son:

  • Tratamiento dermatológico;

  • Tratamiento psiquiátrico;

  • Frecuencia a grupos de apoyo;

  • Terapia cognitivo-conductual para identificar y manejar las situaciones estresantes;

  • Entrenamiento para la reversión de hábitos.

Muchas personas buscan el dermatólogo para tratar la caída de los cabellos, pero se sienten avergonzados de informar que es la tricotilomanía, lo que puede retrasar el diagnóstico y tratamiento. Por lo tanto, el primer paso es reconocer la enfermedad, para entonces buscar ayuda.