Vigilancia de la salud en el embarazo

Rate this post

El descubrimiento de  un embarazo cambia la vida de la mujer y más allá de los cambios hormonales y en el cuerpo, es necesario que las preocupaciones y el acompañamiento de la salud también se alteren.

 Evaluar el bienestar del bebé y de la madre durante el embarazo es una de las claves para detectar factores de riesgo, tratarlos y hacer de este periodo una experiencia tranquila y, más que nada, responsable.

Las primeras consultas

Las consultas en el embarazo son un factor clave para la vigilancia de la salud materna y el desarrollo del bebé. En la primera consulta, por ejemplo, el doctor evaluará la historia clínica de la madre, también es común que realice exámenes físicos y ginecológicos.

Ese es el primer paso, entonces también cuenta con  pruebas de laboratorio para evaluar el estado de salud de la embarazada y llevar a cabo cualquier rastro de infecciones que pueden afectar su salud y la salud del feto.

En esta etapa, el médico también proporcionará información útil sobre la nutrición y la salud de la embarazada.

La importancia de la ecotomografia

Además de la colaboración de la madre con los profesionales de la salud, proporcionando informaciones sobre su historia clínica y embarazo, otro grande aliado en la vigilancia de la salud en este momento es la realización de ecotomografía en el periodo prenatal.

De acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las mujeres embarazadas deben realizar una ecotomografía mínimo a cada tres meses para evaluar el bienestar del feto y su desarrollo.

El primero procedimiento de ecotomografia se produce entre 11 semanas y 13 semanas, eso ocurre para medir niveles importantes tanto para la madre, como para el bebé. De esa forma es posible detectar problemas inicialmente, entre otros factores que cuando tratados el cuanto antes presentan menos riesgos.

Esas primeras etapas de vigilancia en el embarazo parecen pequeñas, pero son de mucha importancia y pueden hacer toda la diferencia desde un principio. Por eso, preocúpese de consultarse con clínicas y profesionales especializados, de esa forma puedes garantizar su salud y la del bebé que está por llegar.

El cuidado bucal en el embarazo

Algunas gestantes desconocen la importancia del acompañamiento de la salud bucal durante el embarazo, y corresponde al médico dentista alertar de esa necesidad.

Por los cambios hormonales que ocurren en ese período, la mujer se vuelve más susceptible a las enfermedades periodontales, por lo que es importante que la paciente haga el tratamiento preventivo tan pronto como sepa que está embarazada.

Además de los factores naturales, hay otros elementos que pueden influir en el surgimiento de las caries y periodontitis en la gestante, ya que suelen comer más carbohidratos y el mareo provocado por el embarazo puede hacer que la mujer higienice menos la boca.

En esos casos, el dentista debe hacer un tratamiento preventivo, aplicación de flúor, enseñar la correcta higienización y evitar problemas precozmente.

Además, de actuar como un profesional de la salud e informar sobre procedimientos preventivos, el dentista tiene un papel fundamental para sanar algunas dudas de la gestante.

La gestación es un período en que la mujer está ávida por la información sobre el bebé, es el momento en que el profesional tiene que hacer todas las orientaciones sobre la importancia del acompañamiento bucal del bebé, incluso antes del nacimiento de los primeros dientes.