ecografía doppler en el embarazo

¿Para qué sirve la ecografía doppler en el embarazo?

Rate this post

El punto principal de la ecografía con doppler es el crecimiento del feto. Muchos – pero no todos — los bebés pequeños para la edad gestacional tienen un diagnóstico desfavorable, pues la placenta no estaría alimentando al bebé de acuerdo con el tiempo de gestación.

La mayoría de las veces este pequeño bebé puede tener una ayuda cuando se detecta precozmente la ausencia o restricción de la ganancia de peso, por la eco doppler.

¿Cuándo puede ser hecha la eco doppler?

La primera eco doppler se puede realizar en el primer trimestre del embarazo. Esta verifica si el flujo de la placenta está como debería. Esta medición se realiza a través del flujo del cordón umbilical y también verifica la actividad cardiaca del feto.

Las venas de la cabeza también se verifican con la ecografía doppler. En ese momento el médico verifica la actividad de oxigenación del bebé.

¿Cómo es realizado el examen? Este examen se realiza de forma sencilla y, por lo tanto, no es necesaria ninguna forma de preparación previa.

Así como en la ecografía normal, la gestante queda acostada en una litera mientras el médico examinador utiliza un gel en la piel para deslizar un aparato que emitirá las ondas sonoras en la región del abdomen.

No utiliza radiación ni es invasivo, además de ser indoloro y ofrecer gran precisión en los diagnósticos.

El eco doppler no perjudica a la madre ni al bebé, siendo que la gestante será avisada cuando de su necesidad. En raras ocasiones, puede ser necesaria la complementación del examen por vía vaginal.

El resultado del eco doppler se realiza por medio de laudo médico, cuya emisión es de responsabilidad del médico radiólogo. Es posible suministrar las imágenes del ultrasonido en un CD, con imágenes digitales o por medio de un papel especial impreso.