Cáncer de pulmón

Cáncer de pulmón: causas, síntomas y diagnóstico

Rate this post

El cáncer de pulmón es la más temible complicación asociada al cigarrillo actualmente. Cerca del 90% de los casos de la enfermedad, afecta a los fumadores y, en apenas el 10%, personas que nunca fumaron.

Síntomas cáncer pulmonar

No hay síntomas específicos que caracterizan el cáncer de pulmón en los fumadores. En general, son similares a los síntomas que suelen presentar durante la vida por el uso del cigarro: tos, catarro, falta de aire y, a veces, sangrados.

Los fumadores deben buscar un médico para controlar su salud, especialmente si la falta de aire se vuelve más intensa, aparecen dolores torácicos, la tos persiste y cambian las características de las secreciones.

Ante estos síntomas, el no fumador también debe investigar la causa del problema, aunque el riesgo de cáncer de pulmón es mucho más raro en personas que no fuman.

Pero, ¿cuándo buscar un médico? Es necesario buscar un médico si los síntomas de cáncer de pulmón ha cambiado de características por dos o tres semanas consecutivas. Si un cambio de voz tarda dos o tres semanas para desaparecer y la tos continúa diferente, ha llegado la hora de tomar una providencia y buscar asistencia médica.

Desafortunadamente, cerca de dos tercios de los pacientes que buscan al médico por primera vez están con la enfermedad avanzada o ella ya se esparció por el cuerpo. Esto demuestra que el diagnóstico de cáncer de pulmón suele ocurrir tardíamente.

Examen para el diagnóstico del cáncer pulmonar: Un simple rayos X de pulmón puede revelar la existencia de tumores pequeños, con 1c m / 1,5 cm. Si el examen físico del paciente o la radiografía sugieren algún cambio, el doctor pide una tomografía, examen que ofrece imágenes más detalladas del área.

La broncoscopia, examen similar a la endoscopia gástrica, también es fundamental para el diagnóstico detallado del cáncer de pulmón. En ese procedimiento, el médico introduce un tubo para mirar si hay alguna lesión que recuerde cáncer en la tráquea o en los bronquios del paciente.