5 verdades sobre la apnea del sueño

Rate this post

apneaLa apnea del sueño es un trastorno en que la respiración se interrumpe temporalmente al dormir. Dichos episodios se prolongan desde un par de segundos hasta algunos minutos, pudiendo darse hasta 30 veces cada hora. Suele ser de carácter crónico y afectar la calidad del descanso.

A continuación, te contamos 5 verdades respecto a la apnea del sueño:

1. Es de difícil diagnóstico. Entre los síntomas están los cambios drásticos de humor y la sensación de fatiga producto del mal descanso. Dichas molestias suelen vincularse a la depresión, el estrés o – en el caso femenino – trastornos hormonales propios de la menstruación, descartando la necesidad de solicitar opinión médica.

2. Provoca somnolencia excesiva. Aunque el afectado no lo note, el descanso nocturno se ve bastante alterado. Producto de ello, se tiene la sensación de haber dormido muy poco, aún cuando se hayan cumplido las 8 horas recomendadas.

3. Tiene secuelas físicas y neurológicas. La apnea del sueño que no ha sido tratada puede conducir a patologías más graves, tales como la hipertensión, cardiopatía isquémica y apoplejía. Además, afecta la capacidad de memoria y concentración.

4. No es privativa de hombres que roncan o tienen sobrepeso, ya que un 30% de quienes son afectados por este trastorno son mujeres, cuyo peso y hábitos de sueño son -en apariencia- normales.

5. Se puede prevenir. Mantener una buena higiene del sueño – es decir, normalizar horarios y descansar las horas suficientes – junto con evitar la ingesta de somníferos, alcohol o tabaco, son prácticas que disminuirán el riesgo de padecer esta afección. No obstante, si ya se ha declarado, es posible tratarlo acudiendo a un centro de trastornos del sueño, donde especialistas calificados ayudarán a controlar los síntomas y sus eventuales complicaciones.

La apnea del sueño es un enemigo silencioso, que puede tener graves consecuencias si no es una enfermedad diagnosticada. Por eso, es bueno estar alerta a las señales y recurrir al especialista ante cualquier anomalía.

LA APNEA DEL SUEÑO EN LOS NIÑOS Y CÓMO DETECTARLA

La apnea del sueño infantil se presenta cuando la respiración de un niño se detiene durante el sueño debido a que las vías respiratorias se han estrechado, o están parcialmente obstruidas. Y es que, normalmente, la garganta se mantiene abierta durante el sueño para permitir así el paso del aire. Pero algunos infantes tienen una garganta estrecha, lo que podría deberse a la presencia de adenoides o amígdalas agrandadas, que bloquean parcialmente el flujo de aire.
Otros factores que pueden generar riesgo de apnea corresponden al hecho de tener una mandíbula pequeña, la forma del paladar, una lengua grande (que puede retroceder y bloquear la vía respiratoria), la obesidad, o la presencia de tono muscular deficiente debido a afecciones como síndrome de Down o parálisis cerebral.
Los ronquidos son una manifestación física que podría evidenciar la presencia de la apnea del sueño en los más pequeños, siendo una llamada de alerta para asistir al niño con un médico especialista.