Conozca la función de la radiología en la medicina

Una de las áreas de la medicina que más se destaca, en la actualidad, es la radiología, cuya denominación más apropiada sería: diagnóstico por imagen o imagenología.

La radiología es la rama de la medicina que trata el estudio de la aplicación de la tecnología de imagen como la radiación y la radiografía para diagnosticar y tratar enfermedades.

radioo

El médico radiologista es el responsable de realizar los exámenes, análisis e interpretar las imágenes obtenidas a través de la radiografía y radiación. El profesional también indica tratamientos para los pacientes.

Importancia de la radiología para la medicina

La energía electromagnética de la radiología es capaz de producir imágenes muy visibles y solo después del descubrimiento de esa tecnología, la medicina fue capaz de diagnosticar y tratar condiciones médicas de forma mucho menos invasiva y mucho más efectiva.

Todo eso transforma esa área en uno de los ramos de la salud más revolucionarios en los últimos tiempos.

Radiología: la pionera en imagenología

Se puede hablar, sin exageración, en una medicina antes y otra después de la radiología. A mediados del siglo pasado, la radiología era el único método de diagnóstico por imagen. Después de ella vino la ecografía (en la década de 1950), la tomografía computarizada (TC) – a partir de 1970 y la resonancia magnética (RM) a principios de los años ochenta.

La fantástica evolución de estos métodos, aliados a técnicas revolucionarias, permitió estudios muy rápidos, sin grandes lesiones y mejor definición de las imágenes. Se incorporaron nuevos métodos, como la mamografía y la radiología digital, y sobre todo la revolucionaria descubierta de la resonancia magnética.

Debido a la perfecta definición de las imágenes, sobre todo para las partes blandas, la radiología se ha convertido en el método de elección para la mayoría de las enfermedades cerebrales y de la médula espinal, cada vez más utilizadas y facilitando a gran escala los estudios vasculares, exámenes del corazón, del abdomen, de la pelvis y en los sistemas muscular, esquelético y articular.