Cómo aporta la medicina nuclear en el tratamiento de cánceres

Uno de los campos más avanzados en el desarrollo de la investigación en salud es la medicina nuclear. En esta especialidad se destaca el uso por parte de los profesionales de radiaciones ionizantes para el diagnóstico y tratamiento de ciertas enfermedades, por medio de los isótopos radiactivos que emiten.

IMG_8170En ese sentido, los estudios relacionados a la medicina nuclear entregan la posibilidad de ayudar a los doctores a detectar tumores y ver el avance que el cáncer tiene en el cuerpo del paciente o cuando éste se ha propagado. Al mismo tiempo, el diagnóstico por medios nucleares permite medir la efectividad que los tratamientos oncológicos tienen sobre la enfermedad.

En su uso, la medicina nuclear no causa dolor en la persona a la que se va a diagnosticar, y por lo general se transforman en tratamientos ambulatorios, en los que no se requiere hospitalización.

Tipos de especialidades en la medicina nuclear
En la medicina nuclear existen distintas especialidades, que van variando de acuerdo a las necesidades de imágenes que el médico tratante esté requiriendo en el momento.

Entre los estudios que comúnmente se utilizan para los tratamientos de cáncer se encuentran:

- Las gammagrafías óseas

- Las tomografías por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés)

- La gammagrafía tiroidea

- Las exploraciones MUGA (ventriculografía nuclear)

- Las gammagrafías con galio

La medicina nuclear crea imágenes utilizando los principios que rigen la química del cuerpo (como por ejemplo el metabolismo), lo que la diferencia de la imagenología común, que realiza sus diagnósticos por medio de la anatomía y la estructura.

Al momento de ejecutar un diagnóstico de medicina nuclear, los médicos utilizan ciertas sustancias líquidas denominadas radionúclidos (que también son conocidos como marcadores o radiofármacos), que son los que liberan niveles bajos de radiación para formar las imágenes.