Archivos de la categoría Seguros

Cómo no heredar la deuda a tu familia en caso de fallecimiento

Las obligaciones monetarias son habituales. La compra de un auto, materializar el sueño de la casa propia, costear algún imprevisto de salud o darse un merecido descanso con un viaje alrededor del mundo, son motivos válidos para adquirir un crédito y cancelar en cómodos pagos, accesibles para el presupuesto.

Si una persona es ordenada, tener cuotas mensuales por pagar no debiera implicar una dificultad. Sin embargo, si es que el titular de estos compromisos financieros llegara a fallecer, podría transferir sus deudas al grupo familiar. Para que esto no suceda, el estar asegurado se vuelve primordial, ya sea de manera voluntaria o mediante seguros colectivos, ya que esto permitirá resguardar la estabilidad financiera de los seres queridos.

Para no heredar la deuda a tu familia en caso de fallecimiento, estos consejos son primordiales:

Privilegiar oportunidades laborales que ofrezcan seguros colectivos

En la actualidad, son más las empresas que se enfocan en el cuidado de sus trabajadores con regalías adicionales. Los seguros colectivos son uno de los beneficios más importantes, otorgados por las compañías, ya que buscan resguardar tanto a sus colaboradores como a las familias. Este tipo de producto financiero, en caso de fallecimiento de un miembro del equipo de trabajo, permite beneficiar a los familiares y les entrega una suma de dinero, la cual podrá ser utilizada para cancelar deudas y costos asociados al deceso.

Ser responsable en materias financieras

La responsabilidad es el pilar de cualquier compromiso, ya que permitirá llevarlo con racionalidad y la plena consciencia de que debe ser cumplido. Esta premisa también aplica en materia financiera, ya que alguien serio y recto no arriesgará su estabilidad ni la de su familia, abarcando más de lo que puede pagar en deudas. Aunque la tentación del dinero plástico sea grande, la mesura es la mejor aliada cuando se trata de comprar.

Contratar oportunamente un seguro de desgravamen

Otra protección efectiva que se puede tomar a la hora de resguardar a la familia es la contratación de un seguro de desgravamen por cada deuda que se adquiera. Quien adquiere este servicio cancela un monto mensual que permitirá, en caso de una muerte inesperada, cubrir cada compromiso monetario que el asegurado tenía durante su vida activa.

La adquisición excesiva de deudas no sólo implica una conducta irresponsable para quien no sepa controlar sus gastos, sino que también puede llegar a dañar a quienes más quiere si es que llegara a fallecer. Por esta razón, se debe ser ordenado, metódico y planificado cuando se trata de materias financieras, para así proteger la calidad de vida propia y también la de la familia.

Cómo hacer frente a los costos que no cubre la Isapre o Fonasa

Cada mes, los chilenos invertimos una parte de nuestro sueldo en un fondo de salud, sea este Fonasa o Isapre. Es una garantía que nos permite acceder a servicios médicos por una suma más reducida que el pago total de la prestación. Sin embargo, hay veces que aún con este beneficio, se nos dificulta ir al doctor. Los altos costos asociados llevan a que descuidemos nuestro bienestar y dilatemos los chequeos médicos. Esto, sin considerar que hay muchos exámenes y especialidades que no están cubiertos por el programa.

Para paliar el gasto que ello implica, las aseguradoras disponen de una excelente herramienta que cubre los costos que el seguro de salud no. Se trata de una garantía complementaria, que otorga al beneficiario cobertura en consultas, medicamentos, radiografía, prótesis, órtesis, gastos ópticos y cirugía ambulatoria, además de visitas al psicólogo o psiquiatra (siempre que sean prescritas por el médico de cabecera). Como ves, una protección completísima para que las enfermedades no alteren en demasía tu presupuesto.

Esta garantía se encuentra clasificada dentro de la gama de seguros colectivos. Esto significa que sus condiciones son aplicables a un grupo determinado de personas. Así, si lo contratas, tanto tú como tus cargas legales – o colegas, si es el caso – serán beneficiados. Considerando que la salud es una prioridad y que cualquier inversión en este ítem es de primera necesidad, resulta bastante conveniente contar con este apoyo. Así, ante cualquier anomalía que detectes en tu organismo, bastará con la oportuna visita al especialista.

Otros de los seguros colectivos que puedes revisar es el de enfermedades catastróficas, que resuelve gastos de salud aún más onerosos (como el temido cáncer, que todos sabemos cuánta devastación física, psíquica y económica provoca). Esta garantía cuenta con dos modalidades: por extensión – que extiende los beneficios anteriormente detallados – y por evento, que absorbe el tratamiento y medicación de las afecciones más costosas.

Como puedes ver, existen muchas razones que hacen de la contratación de estos seguros colectivos una excelente idea para ti y tu familia. De este modo, ninguna dolencia te tomará desprevenido y podrás continuar disfrutando de una óptima salud, que es la base de una buena vida.

wpid-postedin-mg6zXXx.jpeg

Cómo saber qué seguro de vida elegir

Entre las opciones para obsequiar a tu familia, los seguros de vida son la mejor decisión. Claramente, nada te reemplazará ni atenuará el dolor de tu eventual pérdida; pero al menos les darás seguridad y restarás preocupaciones. Si ya te decidiste, entonces revisa qué alternativas te ofrece el mercado y elige la que mejor se adecue a tus expectativas.

1. Temporales: brindan cobertura durante un plazo determinado, que puedes renovar una vez extinguido. Dicho periodo se definirá en el momento del contrato, pudiendo ser de 1, 10, 20 o más años, según acuerdo con la aseguradora. Este tipo de producto, a diferencia de otros de su clase, no genera ahorros ni inversiones.

2. Vida entera: estará en vigor durante toda tu existencia. A la vez, podrás generar un capital destinado a ahorros, desde el cual – según las condiciones del contrato – incluso te será posible retirar ciertos montos. Es muy ventajoso, ya que al tiempo que proteges a tu familia, dispones de dinero para emergencias o gastos extra.

3. AhorroFlex: es un producto único en cuanto a seguros de vida y lo ofrece Consorcio. Brinda protección hasta los 100 años de edad, con coberturas por fallecimiento o enfermedad. Se puede precisar si la indemnización se realizará de una sola vez o por cuotas, como rentas anuales o mensuales. El ahorro se realizará por fondos mutuos, pudiendo su composición ser mejorada.

Es usual que el mercado ofrezca seguros de vida flexibles o con ahorro. Lo destacable de AhorroFlex es que mezcla lo mejor de ambas modalidades, con una prima muy favorable para el asegurado. La garantía con ahorro habitualmente permite disponer de un monto en caso de que lo necesites, mientras que la flexibilidad radica en poder jugar con los montos de inversión. Como puedes ver, contar con ambos beneficios en un solo producto constituye un verdadero agasajo.

4. Desgravamen: si pediste un crédito a largo plazo – como un hipotecario – este seguro es para ti, pues paga la deuda total a la entidad financiera en caso de fallecimiento. Así dejarás a tu familia un legado repleto de buenos momentos y no sólo deudas que dificulten el proceso de duelo. Sin duda, ¡el mejor regalo que puedes otorgarles!

Y bien, ¿ya tienes definido qué seguro es para ti?

Cuál es la diferencia entre un gasto y un seguro complementario de salud

Entender cómo funcionan los temas relacionados a cobertura en salud y a los distintos seguros que se ofrecen en esta área a veces resulta bastante complejo. Es por ello que nunca está de más aclarar algunos de estos conceptos, sobre todo si la empresa en la que trabajas contrató un seguro complementario que te incluye como uno de sus beneficiarios.

Primero que todo, hay que aclarar la diferencia entre gasto de salud y seguro complementario de salud. Si bien ambos conceptos están directamente relacionados, el gasto se refiere al desembolso que debe hacer una persona para cubrir la diferencia entre los aportes que hace la institución previsional a la que está afiliada (Isapre o Fonasa) y el valor total de una intervención o tratamiento. En tanto, el Seguro Complementario de Salud es un producto ofrecido por las aseguradoras para cubrir precisamente ese copago.

Seguros de salud: Complementario de salud

Consorcio es una de las aseguradoras que cuenta con Seguros de salud: Complementario de salud. Estos pueden ser adquiridos por empresas, sindicatos o áreas de bienestar, que cuenten con un mínimo de 25 trabajadores que puedan ser asegurados.

La edad máxima de ingreso para poder acceder al beneficio es de 65 años tanto para el titular como también para el cónyuge. De igual forma, la permanencia en estos Seguros de salud: Complementario de salud, es de un máximo de 65 años.

Sin embargo, en el caso de los hijos, el seguro establece que el ingreso puede hacerse desde el quinto día de nacido y la edad máxima de permanencia es hasta los 18 o 24 años; siempre y cuando sean solteros, estén estudiando y dependan económicamente del titular de este servicio.

Ahora bien, otro de los aspectos importantes del Seguro Complementario de Salud de Consorcio son las coberturas adicionales que ofrece. En cuanto a la cobertura hospitalaria, abarca días de cama, servicios de hospitalización, honorarios médicos quirúrgicos, cirugía dental por accidente y servicio privado de enfermera profesional, siempre que haya sido prescrito por el médico tratante. Además, contempla el reembolso por servicio de ambulancia, exámenes, cirugías ambulatorias, terapias de kinesiólogo y fonoaudiólogo, implementos de ortopedia, atención psiquiátrica y psicológica, maternidad y controles y tratamientos dentales.

seguro_salud

¿Qué es un seguro de salud?

seguro_salud

En la actualidad existen diversos tipos de seguros de vida para cubrir diferentes cosas. Ya sean inmuebles, automóviles o incluso la salud y nuestra vida pueden ser parte de estos contrato. Sin embargo, ahora nos centraremos en los seguros de salud. ¿Qué significa contratar un seguro de salud? Pues básicamente quiere decir se otorga una indemnización o reembolso al asegurado por los gastos médicos, clínicos, farmacéuticos, de hospitalización u otros gastos incurridos por el asegurado, si éste o sus beneficiarios necesitan tratamiento médico o como consecuencia de una enfermedad o accidente.

Características

Dentro de las características que se pueden tener de este tipo de seguro se encuentran que no sustituye la cobertura que brinda una isapre o Fonasa y no necesariamente cubre las mismas prestaciones que éstas. Reembolsa gastos incurridos en ocasión de una enfermedad, tratamiento médico o incapacidad prevista en la póliza. Además, tiene una vigencia definida y establece una edad máxima del asegurado en el que se le dará cobertura. Generalmente se requiere de una declaración de salud antes de cerrar un contrato de seguro de salud. Asimismo, existen diversos tipos de seguros de salud, entre los que destacan catastróficos o enfermedades graves, gastos médicos, complementario de salud, dental, hospitalización, entre otros.

Por último, excluyen los gastos médicos que están asociados a las actividades o deportes riesgosos, que podrían ser igualmente incluidos por la compañía aseguradora con un incremento en la prima. También a las enfermedades y condiciones de salud preexistentes, hospitalización por reposo, cirugías o tratamientos estéticos, cosméticos, plásticos o en general con fines de embellecimiento físico. Ocurre lo mismo con tratamientos por adicciones como las drogas, el tabaquismo y el alcoholismo.

Un seguro de salud es una buena opción para garantizar la tranquilidad y el bienestar tuyo y de tus seres queridos, pues uno nunca sabe cuándo tendrá que verse envuelto en algún evento que tenga que lamentar y como reza el viejo dicho, siempre es mejor prevenir que curar.