Archivos de la categoría Pediatría

Peste escarlatina en niños

Peste escarlatina en niños: diagnóstico, síntomas y tratamiento

La peste escarlatina en niños es una enfermedad contagiosa común en niños entre los 5 y 15 años de edad que se manifiesta a través de dolor de garganta, fiebre alta, bolitas en la lengua con aspecto de frambuesa y manchas rojas con picazón en la piel.

Esta enfermedad es causada por la bacteria Streptococcus beta-hemolítico del grupo A y normalmente es una complicación de una faringitis o de una amigdalitis bacteriana en la que los primeros síntomas surgen entre 2 y 5 días después de la aparición de los signos de infección e inflamación de la garganta.

La transmisión de la escarlatina ocurre por el aire a través de la inhalación de gotitas originadas por la tos o el estornudo de una persona infectada. Aunque contagiosa, puede ser fácilmente tratada con antibióticos.

El síntoma más característico de la peste escarlatina en niños es la aparición de manchas o bolitas rojas en la piel que aparecen en el cuello y en el tronco y que, con la progresión de la enfermedad, pasan a aparecer también en la cara, brazos y piernas.

Otros síntomas de la escarlatina son:

  • Dolor e infección en la garganta

  • Picazón en la piel

  • Rostro y boca rojiza

  • Lengua blanquecina

  • Náuseas y vómitos

  • Malestar general

Normalmente los síntomas de la peste escarlatina en niños desaparecen 24h después del inicio del tratamiento y después de más o menos una semana las manchas rojas desaparecen.

Peste escarlatina en niños: Diagnóstico

El diagnóstico de la peste escarlatina e se realiza a partir de la evaluación por el médico de los signos y síntomas de la enfermedad. Además, el médico puede solicitar un examen de laboratorio, como una prueba rápida para identificar la bacteria o una análisis a partir de la saliva del paciente.

El tratamiento se realiza con antibióticos como la Penicilina o Amoxicilina, que pueden eliminar la bacteria del organismo.

En general, el tratamiento para la peste escarlatina en niños dura entre 7 y 10 días, pero después de la segunda dosis del medicamento se espera que los síntomas alivien o desaparezcan.

 

¿Por qué debería llevar a mi hijo al traumatólogo infantil?

¿Por qué debería llevar a mi hijo al traumatólogo infantil?

El ortopedista y el traumatólogo infantil son responsables del estudio y tratamiento de las enfermedades, lesiones y deformidades que afectan al aparato locomotor, incluyendo los huesos, músculos, tendones, articulaciones y ligamentos.

La ortopedia está directamente relacionada también con la traumatología, que trata de las lesiones provocadas por traumas como, por ejemplo, las fracturas óseas.

La necesidad del traumatólogo infantil

Los niños desde edad temprana pueden presentar algunas características ortopédicas distintas que deben ser analizados por un ortopedista y un traumatólogo infantil.

La mayoría de las personas que están en una situación de problemas ortopédicos de la infancia, pueden quedar muy preocupados. El ortopedista y un traumatólogo infantil  son un equipo integrado de profesionales capacitados para decir si las quejas relatadas por los padres son, o pueden llegar a ser, problemas futuros o no.

A medida que los niños crecen, algunas de estas condiciones se corrigen sin tratamiento. Sin embargo, otros problemas ortopédicos pueden llegar a ser aún más graves.

Muchas condiciones ortopédicas óseas, como los pies orientados hacia adentro o fuera, son sólo variaciones normales de la anatomía humana que no necesitan ser tratadas.

Celulares y videojuegos pueden hacer necesario una visita al ortopedista y traumatólogo infantil: Los problemas en la columna vertebral y postura también son problemas de esa especialidad. Hasta la década pasada, el mayor villano a la columna vertebral de los niños y adolescentes era el peso de las mochilas.

Actualmente, observamos claramente que el patrón de dolor de espalda en ese grupo de edad cambió, y los grandes villanos pasaron a ser tablets y celulares. Ellos llegan a representar el 75% de las causas de dolor de espalda en los niños y adolescentes.

Aunque las estructuras de la columna infantil sean más hidratadas y los riesgos de lesiones sean menores, si la mala postura no es corregida, el niño puede sufrir con los daños a esa parte del cuerpo.

La repetición crónica de estas malas posturas puede llevar al aumento del riesgo de desarrollar cambios en las curvaturas de la columna, como escoliosis (curvatura lateral) y cifosis (desvío). También existe el riesgo de desgaste prematuro con ocurrencia de degeneración discal y hernias, por lo que acudir a un traumatólogo infantil.

 

Cómo saber si mi hijo tiene problemas de audición

Durante la primera infancia, el oído es uno de los principales órganos sensoriales del cuerpo y está directamente relacionada al aprendizaje y desarrollo del habla, ya que es escuchando que el niño comienza a aprender las primeras palabras.

Sin embargo, es importante que los padres estén atentos a algunas señales puntuales que pueden indicar problemas en ese sentido.

Comprueba nueve señales indican que llegó la hora de acudir a la otorrinolaringología: 

audio

1. Reacción

Es normal que bebés y niños pequeños reaccionan siempre a sonidos intensos.Manténgase atento para comprobar que los ruidos son percibidos por su hijo.

2. Retraso en el habla

Una de las causas de la demora en empezar a hablar es la deficiencia auditiva. Si usted se da cuenta de que el bebé está tardando incluso en balbucear las primeras sílabas, no deje de consultar a un médico.

3. Distancia

Si el niño a menudo no responde cuando usted la llama a cierta distancia puede ser que no esté escuchando bien.

4. Atención

Si el niño parece disperso u tiene dificultad para prestar atención a otras personas hablando, se atente a las demás señales de problema de audición.

5. Voz

Los niños que hablan muy alto también pueden no estar con la audición perfecta.

6. 5 meses

A partir de los cinco meses, lo normal es que el niño comience a buscar, con la cabeza o mirar, de donde vienen los sonidos que escucha. Si su bebé no reacciona a estos estímulos, vale la pena buscar un especialista.

7. Repetición

Cuando el niño le pide repetir varias veces lo que dijo puede ser que esté con la audición perjudicada.

8. Volumen

Si el niño constantemente pide para aumentar el volumen de la televisión puede ser que tenga problemas de audición.

9. Visual

Su hijo le mira con mucha intensidad cuando usted habla con él, como si dependiera más de las señales visuales para interpretar la conversación.

Aún que el niño presente más de uno de esos síntomas, el problema puede ser sólo de atención o hasta mismo, ningún. Sin embargo, el cuanto antes, consulte a su médico especializado en otorrinolaringología para una orientación con mayor aclaración.

Causas de los problemas de audición

Hay varios factores, además del genético, que hacen que un niño desarrolla problemas auditivos: del uso de antibióticos a la pérdida de oxígeno durante el parto, por ejemplo. Lo importante es descubrir lo más rápido posible.

En cuanto nace, cada niño debe hacer la prueba de la oreja, una clasificación auditiva neonatal universal. No invasivo, la prueba es indolora y se hace cuando el niño está durmiendo.

Los médicos introducen una pequeña sonda en el oído del niño. Con equipos específicos, evoca estímulos sonoros y comprueba cómo responde el sistema auditivo interno. Si algo es detectado, el niño es encaminado para exámenes complementarios.

El diagnóstico es muy importante porque el futuro, un problema auditivo no tratado puede tener reflejos directos en el desarrollo de los pequeños. Se producen cambios en el habla y, consecuentemente, en la convivencia social.

Es fundamental que los padres estén atentos a la salud auditiva y la calidad de vida de los niños. También es importante resaltar que cuanto más temprano se detecte algún tipo de problema auditivo más rápido será el tratamiento. Ignorar o minimizar la pérdida auditiva de un niño puede traer consecuencias muy negativas para su desarrollo.

Día mundial de la Prematuridad

El 17 de noviembre, se celebra el Día Mundial de la Prematuridad en más de 100 países alcanzando cerca de 1,6 billones de personas. El día rinde homenaje a los prematuros y sus familias y tiene como objetivo mejorar la situación de los bebés que nacen prematuros en todo el mundo.

Todos los años, más de 1 de cada 10 bebés nace demasiado temprano (por debajo de las 37 semanas de edad gestacional), lo que equivale anualmente a unos 15 millones de bebés en todo el mundo que necesitan de cuidados por la neonatología.

¿Sabes lo que es un bebé prematuro?

Según la neonatología, la duración normal de un embarazo es de 37 a 42 semanas. Cuando los bebés nacen antes de las 37 semanas de edad gestacional, entonces estamos ante un bebé prematuro o pre-término.

Es posible que un bebé nazca a las 40 semanas con un peso igual al de un bebé prematuro de 32 semanas, en este caso, se trata de un bebé pequeño para su edad gestacional.

¿Sabe por qué los bebés prematuros necesitan cuidados especiales?

El bebé prematuro nace con una inmadurez de sus órganos y sistemas (respiración, control de la temperatura, digestión, metabolismo, etc.), lo que lo hace más vulnerable a determinadas enfermedades y, también, más sensible a determinados factores externos (como la luz y ruido).

¿Cuál es la posibilidad de supervivencia de un prematuro?

Las posibilidades de supervivencia de un bebé prematuro están condicionadas por su edad gestacional, su peso al nacer y por la presencia de problemas de salud significativos cuando de su nacimiento (respiratorios, cardíacos, infecciosos, malformativos, etc.). De todos, lo más importante es, sin duda, la edad gestacional, ya que ésta determina la madurez de los órganos de su bebé.

El límite de la edad gestacional ha aumentado cada vez más, de modo que, actualmente, puede considerarse viable un recién nacido a partir de las 23/24 semanas.

El nacimiento prematuro es la principal causa de morbilidad y mortalidad neonatal, sin embargo, y gracias a los avances tecnológicos y científicos, la tasa de supervivencia ha aumentado, y los bebés que nacen antes de las 28 semanas, considerada prematuridad extrema, la hipótesis de supervivencia del 70% y los que nacen antes de las 30 semanas del 80%.

La importancia del sueño para la salud de los niños

El sueño es esencial para el desarrollo y el aprendizaje infantil. En ese período, la necesidad de un tiempo bien aprovechado en camas full y noches bien dormidas es mayor que la de un adulto, pues es cuando ocurre la formación del organismo de un niño.

La privación de sueño, por ejemplo, puede causar impacto directamente en el desarrollo neuronal, generando cambios de comportamiento y afectando el desempeño escolar de los pequeños. crianca

La importancia del sueño en el desarollo

Durante la infancia y la adolescencia, el sueño ayuda en la formación de los tejidos y de los órganos, entre ellos el cerebro. Con eso, cuando un niño no duerme como debería, hay un aumento importante de la posibilidad de desarrollar enfermedades mentales en la fase adulta.

Episodios como sonambulismo, cansancio, depresión e inseguridad emocional también puede estar relacionados a la privación de sueño en esta edad.

La falta del sueño también eleva los niveles de cortisol, hormona relacionada al estrés, pudiendo generar irritación, agitación y ansiedad. Además, el cortisol también puede aumentar la probabilidad de desarrollar diabetes y obesidad.

Desde el punto de vista físico, debemos recordar que niños que no duermen presentan reducción en la producción de la hormona del crecimiento, impactando en su estatura. Además, hay caída de la inmunidad, con riesgo mayor de contraer gripes, resfriados y otras enfermedades virales.

Este problema se puede solucionar con una rutina y hacer las noches en las camas full mucho más tranquilas y renovadoras para los niños:

- El niño necesita una rutina a la hora de dormir y eso incluye un horario. Los niños deben dormir entre las 19h y las 20h;
- Coloque el pijama, cepille los dientes y coloque al niño en la cama o cuna;
- Apague las luces y los aparatos electrónicos. Recuerde que la casa necesita estar en el ritmo de “dormir”, no sólo el niño;
- El cuarto debe estar oscuro y en una temperatura agradable;
- No dé alimentos azucarados ni con cafeína al menos 3 horas antes de la hora del niño de dormir;
- Es importante que el niño esté bien alimentado, limpio y con ropa cómoda;
- La cama es el lugar de dormir, así que nunca la use como espacio para jugar;
- Elija un objeto de transición (muñecas, peluches, entre otros) para hacer compañía a la hora de dormir;
- Lea alguna historia tranquila y propia para la hora del sueño, sin excitar demasiado al niño;
- Hacer que el niño duerme en su habitación. El simple hecho de descolocar al niño después de dormirse puede ser suficiente para despertarla.

La medicina nuclear como una aliada contra el cáncer infantil

41El cáncer, y sobre todo la incidencia que tiene en los niños y adolescentes, es una de las problemáticas que hoy generan preocupación en toda América Latina y el Caribe, región en la que actualmente se registran ocho mil fallecimientos cada año.

Los tratamientos contra este mal se siguen investigando y desarrollando, y la medicina nuclear es uno de los aliados de los especialistas para realizar mejores diagnósticos y controlar de forma más certera el comportamiento que el cáncer tiene en el organismo.

Según el Organismo Internacional de Energía Atómica, este tipo de medicina aplicada por los doctores durante las evaluaciones permite que se puedan disminuir los costos para los pacientes y la necesidad de realizar intervenciones quirúrgicas innecesarias. Lo anterior hace que se pueda tener una mejor expectativa de sobrevida.

Las ventajas de una técnica unida a los átomos
El tipo de diagnóstico que permite la medicina nuclear también hace posible que en el caso de que se requiera cirugía, el equipo médico tiene un mejor conocimiento sobre el estado del paciente y puede preparar de mejor manera la operación.

También, los tratamientos necesarios contra el cáncer también se pueden definir mejor. Por ejemplo, utilizando la imagenología, se puede evaluar la efectividad de un tratamiento de quimioterapia en un paciente, y en caso de que no se hayan obtenido los resultados esperados, se puede cambiar la terapia para lograr la mejora necesaria.

Los especialistas destacan de la medicina nuclear el hecho de que permita observar los cambios funcionales en el paciente, que están precediendo a los cambios morfológicos. En muchos casos los oncólogos requieren realizar cambios moleculares muy pequeños que no pueden ser detectados con una radiografía.

De esta forma,  la medicina nuclear se describe como una técnica terapéutica y de diagnóstico, que utiliza pequeñas cantidades de material radioactivo para ser introducidas en la vía metabólica. Éste emite rayos gama, un tipo de energía detectada durante el examen los equipos especiales que se utilizan. Así es posible realzar imágenes del interior del organismo en profundidad.

Tratamiento de la leucemia en niños

Los casos de leucemia en niños tienen un alto número de recuperación en la actualidad, sin lugar a dudas tiene que ver con la energía y ganas de vivir que cuentan los pequeños, pero obviamente esto es ayudado por un diagnóstico oportuno y un tratamiento adecuando.
Apenas es diagnosticado este padecimiento, se determina la gravedad o tipo de leucemia, para de esta manera emplear el tratamiento más adecuado para el pequeño. Lo más probable es que se inicie sin perder tiempo una quimioterapia para eliminar este tipo de cáncer.
Además de la quimioterapia, también se acompaña (principalmente en Europa) en conjunto con un trasplante de células madres. Se pueden usar otro tipo de procedimientos según las circunstancias específicas: terapia dirigida, inmunoterapia, radioterapia y en algunos casos cirugía.
La intensidad de la terapia ira acorde a la gravedad de la leucemia en el niño, pudiendo ser de un tipo más agudo como la linfocítica o mieloide.

Niños en desarrollo versus dietas vegetarianas

15El creciente interés que concitan las formas de alimentación saludables junto a un aumento en la cantidad de personas que rechaza el consumo de carne por diversas razones han acercado aún más el tema de las dietas vegetarianas y la crianza.

A priori, muchos padres que se sitúan desde el punto de vista “convencional” de crianza han mirado con recelo este tipo de dieta, que por un lado se ve como una forma de imponer las decisiones éticas de los padres a niños que aún no tienen edad suficiente para realizar una decisión consciente. Por otra parte, también está el temor de que los niños que dejan de consumir algunos alimentos de vital importancia para el desarrollo (especialmente la carne y las proteínas y vitaminas que contiene) terminen por sufrir consecuencias visibles en un desarrollo.

Desde la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria han sido enfáticos en señalar que una dieta vegetariana o vegana con una mala planificación está destinada a generar consecuencias negativas sobre la salud e influir en el crecimiento de los niños. Lo anterior se da en un contexto en que este tipo de dietas se está volviendo tendencia entre los padres españoles.

Dietas “verdes”
Recordemos que las dietas vegetarianas o veganas están basadas en la supresión de la carne como proteína, lo que incluye a pescados y mariscos, pudiendo extenderse también a otros productos de origen animal como la leche, los huevos, los lácteos y la miel.

A pesar de los riesgo de generar un problema nutricional en los niños, lo cierto es que los médicos  sólo fijan su llamado en prestar atención y realizar este tipo de dietas de forma asesorada, y siempre supliendo los nutrientes básicos con otros alimentos. Hasta ahora ningún especialista de la pediatría ha intentado prohibir o ser concluyente sobre la negatividad de las dietas vegetarianas en niños, y esto se debe simplemente a que, bien balanceada, esta forma de alimentación puede entregar todos los componentes  nutritivos que los niños necesitan.

Beneficios de los deportes en el desarrollo de los niños

En la actualidad, cuando la obesidad infantil ha sido declarada como una epidemia mundial, provocada principalmente por el sedentarismo y la mala alimentación. Se exige que los padres supervisen la alimentación y motiven la actividad física en sus hijos.
Controlar el consumo de comida chatarra en tu hijo harán que él tenga mucha más energía al jugar y mejorará su estado de ánimo. Es recomendable fomentar la práctica de algún deporte que le interese a tu hijo.
Los beneficios de los deportes y la actividad física en los niños son numerosos, podemos nombran entre esta larga lista que: favorece el crecimiento de los huesos y los músculos, es decir, ayuda a su desarrollo integral, ayuda a que los pequeños se concentren más en los estudios.
Por otro lado los deportes entregan valores sociales en los niños, como la responsabilidad, el trabajo en equipo, superar la timidez y el respeto a las reglas del juego.

Combatiendo la obesidad infantil en seis pasos

09Ante las crecientes estadísticas de obesidad infantil que actualmente existen en el país, que nos sitúan como una de las naciones de Latinoamérica que mayor índice de sobrepeso tiene en niños, el Colegio de Nutricionistas Universitarios ha entregado una serie de recomendaciones para enfrentar este problema.

Estas lecciones se enfocan en seis pasos o ejes importantes de acción, a los cuales se suma la recomendación de hacer obligatorio que todos los colegios del país cuenten con un nutricionista en sus equipos.

De ello se desprenden las siguientes ideas fuerza para dar la batalla contra la obesidad infantil.

Seis ideas para seguir combatiendo la obesidad infantil

- Actuar como contra parte de los casinos o las concesionarias de estos espacios al interior de las escuelas, para así velar por el cumplimiento de las condiciones de higiene y la disponibilidad de opciones saludables.

- Supervisar que la normativa sobre inocuidad, higiene y alimentación saludable sea cumplida por cafeterías y kioscos ubicados al interior de los recintos.

- La creación de espacios saludables al interior de la comunidad escolar, que brinden la oportunidad de mejorar la oferta de alimentos, el consumo de agua, frutas y pescado, entre otros alimentos, así como actividades curriculares asociadas a la alimentación sana (como por ejemplo huertos escolares) o preparación de alimentos. Esto podría gestionarse mediante el esfuerzo de padres, colegios, el estado, organizaciones de consumidores y empresas privadas.

- Contribuir al disminución de la obesidad infantil mediante acciones concretas, a través de atenciones con profesionales del área y el tratamiento integral contra la obesidad como eje.

- Vigilar la implementación y cumplimiento de la “Ley Super 8″, N° 20.606, que comprende modificaciones importantes al tipo de alimentos que pueden venderse a los menores de edad al interior de los colegios.

- Entrega de asesoría a los padres y apoderados respecto de la preparación y envío de colaciones para así reducir la ingesta de azúcares, sal y calorías en los niños.

Consecuencias de la obesidad infantil

La obesidad es un problema social que afecta a todos los grupos etarios de la sociedad. Acostumbramos a escuchar los problemas secundarios que provoca el sobrepeso, cómo, con el pasar de los años, el no cuidar nuestra alimentación y peso nos hace vivir una triste y complicada vejez.
¿Pero qué sucede con la obesidad en los niños?, en la antigüedad se pensaba que el sobrepeso en los niños era señal de salud y protección en los menores; una creencia que tal vez pudo ser real en una realidad de comida sana y nutritiva.
En la actualidad la obesidad infantil trae muchas consecuencias en la salud de los niños. El alto consumo de azúcar en la sangre produce resistencia a la insulina, afectando de manera permanente el organismo.
La mala alimentación también produce problemas llamados: síndrome metabólico, que pueden afectar al corazón o provocar la diabetes del tipo 2.