Archivos de la categoría Ginecología

Mujeres: todo lo que ocurre en tu cuerpo durante el parto

Un momento especial, de mucha ansiedad, angustia, espera, incomodidad y finalmente felicidad. Todas estas y mil emociones más se entremezclan en el momento de un nacimiento, sin duda un acontecimiento importante por el bebé que viene a la vida. ¿Pero te has preguntado qué ocurre en el cuerpo de la mujer durante el parto?

10Durante las horas previas
Antes que todo el trabajo de parto y la consiguiente ida al hospital, los especialistas en obstetricia concuerdan en que el primer síntoma en el cual fijarse son las contracciones. Éstas se definen como un dolor que recorre el cuerpo desde arriba hacia abajo y de atrás hacia adelante, en un espasmo parecido a un cólico abdominal.

¿Cómo reconocer cuando la labor de parto ha comenzado? Los médicos indican que hay que observar la frecuencia: cuando ya se han presentado tres en un lapso de diez minutos, con una duración de entre cuarenta y cincuenta segundos, todo esto durante más de dos horas, es señal inequívoca de que comenzó el trabajo de parto.

La labor de parto
Es el momento cercano al nacimiento. Un proceso que involucra tres fases antes de que la madre dé a luz: dilatación, expulsión y alumbramiento. Todo esto puede llegar a tener una duración de entre seis a catorce horas en las mujeres que son madres por primera vez. En aquellos casos en que ya se han tenido hijos, la duración del parto puede llegar a las ocho horas.

La dilatación es la primera parte de este proceso, y consiste en el ensanchamiento del cuello uterino que ocurre para que el bebé tenga espacio para salir del vientre. La dilatación debe llegar a los 10 cm.

La fase de expulsión ocurre cuando la dilatación alcanza la medida adecuada. En este momento el equipo médico debe evaluar la posibilidad de requerir una episiotomía, un procedimiento poco recurrente que consiste en una incisión en el perineo para evitar un desgarre de la abertura vaginal durante el parto.

Finalmente el alumbramiento es la fase de término, que ocurre entre los 15 y 30 minutos inmediatamente después de nacido el bebé. La mujer podría seguir experimentando contracciones débiles, mientras el equipo médico debe verificar si sus condiciones son normales.

Conozca los últimos avances en ecografías

Como se sabe, las ecografías son un tipo de diagnóstico por imágenes que utiliza ondas de ultra sonido para atravesar los tejidos del cuerpo humano para recrear una imagen completa, lo que se logra con los ecos de diversa intensidad que se utilizan con el equipamiento destinado para el examen.

4Debido a la inocuidad de este procedimiento, la ecografía ha tenido una rápida evolución en cuanto a tecnología. Con ello, ha facilitado la práctica de innumerables estudios en una misma persona sin que esto represente un peligro para el paciente.

Hoy la ecografía es una de las técnicas más prometedoras en su evolución, que se sirve de un dispositivo para la emisión de las ondas de ultrasonido y un computador en el que se crean las imágenes finales. ¿Cuál es el futuro que le espera a este tipo de diagnóstico durante los próximos años?

Avances cada vez más cerca
Entre la diversificación de esta técnica nos encontramos con la ecografía doppler, un procedimiento que analiza el flujo sanguíneo y que por lo general se destina cuando el médico necesita evaluar una parte específica del cuerpo.

Luego nos encontramos con la ecografía vascular, que como su nombre lo indica analiza este sistema del cuerpo, por lo general para verificar la existencia de un coágulo o de alteraciones como dilataciones, estrechamientos y oclusiones.

Quizás la más conocida de estas variantes es la ecografía obstétrica, que se ha convertido en algo verdaderamente diferente a como se conocía hace años, e indispensable en el seguimiento de embarazos.

Hoy el campo del diagnóstico por imágenes se encuentra revolucionado con el desarrollo de la ecografía 3D – 4D, que permite recrear cualquier estructura del feto antes de que nazca, así como también cualquier órgano en estudio.

Este nuevo tipo de tecnología representa una importante mejora en la capacidad de visualización y en la calidad de las imágenes a las cuales los médicos tienen acceso.

5 formas de cuidarse en el embarazo

Cuando la mujer descubre un embarazo, naturalmente pasa a ser orientada a tener algunos cuidados con la propia salud, así como siente el deseo de cambiar malos hábitos a fin de tener un embarazo sano.

Se ese eres tu caso, conoce 5 formas de cuidarse en el embarazo y tener una gestación más saludable:

cuidados_embarazo

1. Alimentos ricos en nutrientes

El mito de la alimentación exagerada en el embarazo ha durado por siglos, pero actualmente, es de conocimiento mundial que la alimentación necesita ser de calidad y equilibrada en nutrientes.

Debido a las alteraciones hormonales, muchas mujeres pueden sentir mareos de ciertos alimentos, pero hay tantas opciones en la alimentación sana, que es posible encontrar maneras de reemplazarlos mientras sea necesario.

Es esencial que la dieta en el embarazo incluya frutas, verduras  y carbohidratos integrales. En cuanto a las proteínas, lo ideal es que la mujer prefiera los peces, pollo y carnes magras, además de los huevos y buenas fuentes de proteína vegetal como semillas oleaginosas, fréjoles y verduras, con destaque para el brócoli.

2. Cuidados con algunos alimentos

Entre los consejos de cómo tener un embarazo sano, está el cuidado  con:

  • La higienización de las frutas, verduras y legumbres.
  • No ingerir carnes crudas o con poco cocimiento.
  • Lavar bien las manos antes de alimentarse.
  • Evitar el consumo de sodio y azúcar.

3. Realizar la ecotomografía siempre cuando recomendada

A través de la ecotomografía, el médico tiene acceso a información importante sobre el embarazo y sobre el desarrollo del feto.

Mucho más que saciar la curiosidad de los padres en cuanto al sexo del bebé, o incluso detalles de su fisonomía por medio de los modernos equipos en 3D, el principal motivo del examen es el rastreo de anomalías y el acompañamiento del desarrollo y salud fetal.

4. Actividad física

Los ejercicios físicos son esenciales para un embarazo sano, es importante para dar a la mujer fuerza y ​​resistencia a las transformaciones que ocurren en el cuerpo, incluyendo el peso de la barriga y el desgaste en la columna.

Otro beneficio de la práctica de ejercicios es la recuperación más rápida de la forma física después del nacimiento del niño.

IMPORTANTE: Las actividades físicas sólo se pueden realizarse con acompañamiento profesional especializado y aval del médico.

5. Cuidado con los medicamentos

Entre los consejos para un embarazo sano está el cuidado con la administración de cualquier medicamento. En caso de dolor de cabeza, dolor en el cuerpo, tratamiento para gripes, resfriados o garganta inflamada, es de extrema importancia que la mujer consulte al médico para saber qué medicamento puede tomarse en la gestación.

Perder peso tras la menopausia evita el cáncer de endometrio

14Recientemente los expertos en ginecología y salud de la mujer han establecido que las mujeres que reducen su peso tras la llegada de la menopausia tienen un menor riesgo de desarrollar cáncer en el endometrio durante los siguientes 11 años en comparación a otras pacientes que no variaron su masa corporal.

Lo anterior fue establecido por un grupo de investigadores de la Universidad de Indiana en Bloomington, Estados Unidos, quienes acaban de publicar su trabajo en la revista Journal of Clinical Oncology. Allí explican que las mujeres que logran reducir en un 5 por ciento su peso pueden lograr un 29 por ciento de menores probabilidades de desarrollar un tumor en el endometrio.

Los autores señalaron que la intención de realizar este estudio fue que, si bien se sabe que el exceso de peso puede ser un factor en la aparición de cáncer de este tipo, no se tenía certeza absoluta sobre los cambios involucrados en el organismo en el caso de una pérdida de peso intencional.

El cáncer de endometrio como una creciente amenaza para las mujeres
El tumor aparecido en el caso del cáncer ginecológico es uno de los más frecuentes en países como Estados Unido y el cuarto más frecuente entre los que son sufridos por mujeres.

La investigación que reveló la conexión entre la pérdida de peso y el cáncer de endometrio trabajó con más de treinta y seis mil mujeres de entre 50 y 79 años, que se transformaron en participantes de un seguimiento a largo plazo. Al inicio de la medición fueron pesadas y luego de tres años nuevamente fueron analizadas. La investigación transcurrió en un lapso de 11 años, y en total fueron quinientas cincuenta y seis mujeres las diagnosticadas con este tipo de tumor.

Los resultaron fueron concluyentes para determinar que las mujeres que redujeron su peso fueron significativamente menos propensas a desarrollar tumores.