Cáncer: dormir bien ayuda en la recuperación

Mismo con confortables camas y colchones 2 plazas, las noches mal dormidas y cansancio a lo largo del día son quejas muy comunes en las personas que están en tratamiento contra el cáncer.

Las razones para que el paciente no pueda dormir bien, pueden ser desde factores psicológicos – como depresión, estrés y ansiedad – hasta físicos, como dolor debido a una cirugía o incomodidad derivada de la hospitalización o de la quimioterapia.

Superar las noches más dormidas es la clave para la recuperación

dormir

Esta es una de las batallas que hay que vencer para superar la enfermedad. Un buen sueño es una pieza fundamental para restaurar el sistema inmunológico y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Para que la calidad de este sueño sea preservada, es ideal que la persona no tenga tantas siestas durante el día, por difícil que sea. Muchos pacientes tiendes a pasar un  buen rato del día en sus colchones 2 plazas debido a la indisposición y molestias causadas por la quimioterapia, por ejemplo.

A lo sumo, el ideal es una siesta corta, que no sobrepase una hora, para no comprometer el sueño de la noche.

Para dormir mejor

Rellenar el día con actividades placenteras y hacer ejercicios físicos y comidas ligeras son recomendadas para evitar la somnolencia durante el día, además de promover el sueño por la noche.

Café, claro que no está prohibido, pero no se puede exagerar, y se recomienda que el último del día sea después del almuerzo, pues la cafeína perjudica el sueño. Lo mismo sirve para té y chocolates.

A la hora de dormir, mantenga todas las luces apagadas y nada de televisión o celular en la cama. Para dormir bien es necesario tener un ambiente que favorezca la tranquilidad y somnolencia.

Para lograr un ambiente favorable, también debes estar atento a las condiciones de su dormitorio. Busque disminuir la luz antes de dormir, mantenerlo con una temperatura agradable y en silencio absoluto.