cáncer de tiroides

Detalles del tratamiento para cáncer de tiroides

Rate this post

El cáncer de tiroides es responsable de aproximadamente el 1% de todos los tumores malignos del cuerpo. Sin embargo, se sospecha que su incidencia es mayor por el hecho de ser un tumor generalmente poco agresivo, que puede pasar desapercibido a lo largo de la vida.

El cáncer de tiroides es tres veces más común en las mujeres que en los hombres. Dos de cada tres casos ocurren con personas en el grupo de edad entre 20 y 55 años de edad.

La glándula tiroide está situada en la parte anterior del cuello. Ella tiene la forma aproximada de la letra H y contiene dos lobos: el derecho y el izquierdo, unidos por una parte central, el istmo.

La función de la tiroides es producir hormonas que actúan en la regulación del metabolismo. La cantidad de hormona tiroidea producida por la glándula está regulada por otra glándula, la hipófisis (localizada en el cerebro), que libera la hormona estimuladora de la tiroides (TSH).

Sólo uno de cada 10 a 20 nódulos encontrados en la tiroides es de hecho maligno, y sólo uno de cada 10 nódulos es palpable.

Operación de tiroides

La cirugía es el principal tratamiento para casi todos los casos de cáncer de tiroides. Si el cáncer de tiroides se diagnostica a través de la biopsia por aguja fina, la cirugía para quitar el tumor o la parte de la glándula tiroides remanente es generalmente recomendada.

Los principales tipos de cirugía para el cáncer de tiroides son:

  • Lobectomía: Esta cirugía es a veces utilizada para el cáncer diferenciado de tiroides. El lobo que contiene el cáncer es generalmente removido, junto con el istmo (parte que une los lobos).

Una ventaja de esta técnica, es que el paciente puede no necesitar hacer reposición hormonal después de la cirugía. Pero tener tejido tiroideo puede interferir en exámenes posteriores, como exámenes de sangre de la tiroides y exámenes para diagnosticar posibles recidivas.

  • Tiroidectomía: La tiroidectomía es el tipo de cirugía más común para la eliminación de la glándula tiroides. Si toda la glándula es removida, se denomina tiroidectomía total.

  • Eliminación de los linfonodos: Si hay algún compromiso de los ganglios linfáticos del cuello, los mismos serán removidos durante la cirugía. Esto es especialmente importante en el tratamiento del cáncer medular de tiroides.

Riesgos y efectos colaterales

Las principales complicaciones de la cirugía de tiroides pueden incluir:

  • Ruido temporal o permanente o pérdida de la voz.

  • Daños a las glándulas paratiroides, que pueden llevar a niveles bajos de calcio en la sangre, provocando espasmos musculares y sensación de adormecimiento y hormigueo.

  • Sangrado excesivo o formación de hematomas.

  • Infección.

Ahora que ya lo sabes todo con respecto al cáncer de tiroides, estás más que informado en el caso de que sientas alguno de estos síntomas.