Todos los síntomas de próstata inflamada

¿Dolor en los senos es cáncer de mama?

Rate this post

Muchas mujeres conviven con dolores en las mamas regularmente, sea durante su periodo o en la menopausia. Por eso, es un poco asustador cuando descubrimos que uno de los síntomas de cáncer de seno es el dolor.

Dolor de mamas

En general el cáncer de mama no duele y esa sensación sólo se convierte en uno de los síntomas de cáncer de seno cuando el tumor es voluminoso o cuando se presenta bajo la forma inflamatoria, lo que es raro.

Los tumores benignos que tampoco duelen, de la misma forma que hay inflamaciones en el seno que nada tienen que ver con el cáncer.

Dolor en el seno es algo bastante común en la vida de cualquier mujer. Se produce casi siempre una tensión en los tejidos mamarios, provocada por cambios hormonales y quistes (bolsas de agua o de leche).

Esta tensión suele manifestarse con más frecuencia en la fase pre-menstrual, durante el embarazo o cuando los senos están ingurgitados de leche en la fase de la lactancia.

Cuando, sin embargo, el dolor se acompaña de enrojecimiento u otra señal inflamatoria en el seno, exige de nosotros y de nuestros médicos atención redoblada. En esos casos la realización de una mamografía minsal o biopsia es recomendada.

¿Qué puede causar el dolor de mamas?

Los expertos creen que el estrés, la ansiedad y la depresión pueden promover la liberación de sustancias en el cerebro que reducen o aumentan la liberación de ciertas hormonas femeninas, llevando los tejidos de ciertos senos más sensibles a presentar reacciones que producen dolor.

A veces, el dolor no tiene origen en el seno y viene de afuera. En este caso, es sólo el reflejo de un problema en otro lugar, como por ejemplo la compresión de nervios en el cuello, en la espalda o en la columna vertebral, entre otros.

Aunque sabiendo que los dolores en el seno son casi siempre de origen benigno, no debemos descuidar nunca, porque las excepciones existen y es mejor no darles oportunidad.

Todo dolor en el seno debe comunicarse al médico con el fin de investigar sus posibles causas antes de considerarla como el resultado sólo de simples cambios funcionales benignos de la mama.