Cáncer de pulmón: causas y síntomas

Rate this post

El cáncer de pulmón es un problema oncológico serio y actualmente es la principal causa de muerte por cáncer, tanto en hombres como en mujeres.

La enfermedad se produce más comúnmente entre los 45 y 70 años y se ha convertido en las últimas décadas más prevalente en las mujeres, pues más mujeres empezaron a fumar cigarros en los últimos años.

En los niños este tipo de problema oncológico es raro y aún no se sabe las causas, por lo tanto, las consultas con el pediatra broncopulmonarCáncer de pulmón son fundamentales para prevenir y diagnosticar el problema.

Causas de problemas respiratorios y cáncer de pulmón

El tabaquismo es la principal causa de este problema oncológico y otros tipos de enfermedades respiratorias. El cigarro hoy es el responsable de alrededor del 85% de todos los casos de cáncer de pulmón.

El riesgo de desarrollar cáncer de pulmón varía con el número de cigarros fumados y el número de años fumando. Sin embargo, algunos fumadores compulsivos no desarrollan cáncer de pulmón. El riesgo de desarrollar cáncer de pulmón disminuye en las personas que dejan de fumar, pero estas personas siempre estarán en mayor riesgo de desarrollar el cáncer que las personas que nunca fumaron.

Cerca de 15 a 20% de las personas que desarrollan este problema oncológico nunca fumaron o fumaron muy poco. La causa de cáncer de pulmón en estas personas es desconocida, pero puede estar relacionada con ciertas mutaciones genéticas.

Otros factores de riesgo son la contaminación del aire, la exposición al humo de tabaco y el tabaquismo pasivo y la exposición a los carcinógenos, como el amianto, la radiación, el arsénico, el níquel o las emisiones de humo de leña.

Síntomas

Los síntomas de cáncer de pulmón dependen del tipo, de su ubicación y de la forma en que se extiende dentro de los pulmones o a otras partes del cuerpo. Algunas personas no presentan síntomas durante el diagnóstico.

Uno de los síntomas más comunes es la tos persistente o, en personas con tos crónica, un cambio en las características de la tos. Algunas personas expectoran sangre o moco con sangre (hemoptisis).

Otros síntomas no específicos de cáncer de pulmón incluyen pérdida de apetito, pérdida de peso, fatiga, dolor torácico y debilidad.