nutricionista

La importancia de acudir periódicamente al nutricionista

Rate this post

nutricionistaSi al preguntar ¿cuándo fue la última vez que tuvo una cita con el nutricionista?, de seguro fue hace mucho tiempo, lo que no es muy bueno. Puede que se piense que ir al nutricionista no es tan necesario para la salud, pero la verdad es que es indispensable para llevar una vida sana.

Puede que se piense que se maneja de manera correcta la alimentación, sin embargo, hay situaciones en la vida que es estrictamente necesario ir a visitar al nutricionista, al menos una vez al mes.

Un punto importante es que los padres son el reflejo de sus hijos, por lo que si se quiere inculcar el hábito de la buena alimentación desde pequeños, se debe predicar con el ejemplo y para eso se necesita del asesoramiento de un especialista. Se sabe que tener una buena alimentación ayuda a la digestión, el estado físico y mental.

Algunas de las razones más comunes para visitar al nutricionista las detallamos a continuación.

  • Bajar de peso: la razón principal para solicitar una cita con la nutricionista, ya que ayuda a encontrar la dieta más adecuada para llegar al peso ideal de forma paulatina, para no tener luego el efecto rebote y no sufrir con privaciones de comida.

  • Subir de peso: la mayoría de los que asisten por esta razón es porque quieren ganar masa muscular , pero no en grasa. Por lo que este especialista sabe que comidas ayudan.

  • Trastornos alimenticios: los pacientes que más recurren son los adolescentes, que padecen de bulimia, anorexia o exceso de peso u obesidad. Por lo que la nutricionista es la indicada para determinar qué alimentos le hace bien.

  • Embarazo: antes y durante la etapa de gestación, los consejos de un experto en alimentación son muy buenos  para controlar el peso de la madre y el bebé, para evitar futuras complicaciones debido al peso. Incluso luego del parto las visitas continúan durante la lactancia.

  • Problemas gastrointestinales: el especialista será el encargado de diseñar una dieta a la medida del paciente según sus necesidades.  Eliminará todo alimento que empeora el malestar y ayuda a determinar qué es.

  • Otras enfermedades de preocupación: si se padece enfermedades como diabetes, hipertensión o problemas cardíacos, el nutricionista controlará su enfermedad, a través de los alimentos que se consumen. Lo más importante es que les balancea la comida sin sacrificar la variedad ni el paladar.

  • Post operaciones: las personas que han sido intervenidas y están en proceso de recuperación también visitan al nutricionista, ya que es el encargado de diseñar menús especiales según sus necesidades.

  • Adultos mayores: su visita pasa porque necesitan de una dieta especial, debido a que algunos padecen de alguna dificultad para masticar o para evitar futuras enfermedades.