¿Para qué sirve el electrocardiograma?

Rate this post

El ECG – que es un electrocardiograma – es un examen hecho para evaluar la actividad eléctrica del corazón, observando así el ritmo, la cantidad y la velocidad de sus latidos.

Este examen es hecho por un aparato que dibuja gráficos sobre estas informaciones del corazón y, si hay alguna enfermedad como: arritmias, soplos o infarto, estos gráficos presentarán un resultado alterado.

El electrocardiograma es un examen de rutina que puede ser solicitado para chequeo y especialmente para detectar problemas en el corazón. Esta técnica es la principal para  detectar algunas enfermedades silenciosas, como:

  • Arritmias cardiacas: Pueden ocurrir por latidos rápidos del ritmo cardíaco, lentificados o fuera de hora. Esto se puede identificar mediante extrañas palpitaciones, mareos o desmayos.

  • Infarto agudo de miocardio: Se manifiesta mediante dolor o ardor en el pecho, mareo y falta de aire.

  • Inflamación de las paredes del corazón: causada por pericarditis o miocarditis, que pueden ser sospechosas cuando hay dolor en el pecho, falta de aire, fiebre y malestar.

  • Soplo del corazón: debido a cambios en las válvulas y en las paredes del corazón, que generalmente causan mareos y falta de aire.

  • Paro cardíaco: pues, en este caso, el corazón pierde su actividad eléctrica, y, si no es rápidamente revertida, causa la muerte cerebral.

Este examen también es solicitado por el cardiólogo para acompañar la mejora o empeoramiento de las enfermedades del corazón.

problemas_cardiovasculares¿Cómo es un electrocardiograma normal?

El electrocardiograma puede ser hecho en el hospital o en clínicas, pues es práctico y rápido, además de no causar dolor.

Para ello, el paciente queda acostado en una camilla, se realiza la limpieza con algodón y alcohol donde se fijan los cables y pequeños contactos metálicos – puños, los tobillos y el pecho. Los “cables” se conectan al aparato del electrocardiograma.

A pesar de no haber contraindicaciones, el resultado del ECG – que es un electrocardiograma –puede no ser confiable en el caso de las personas que no pueden quedar sin  moverse, como en los casos de temblores o Parkinson.