Máquina vibratoria: La alternativa fortalecedora de músculos

Rate this post

La máquina vibratoria es famosa por fortalecer la musculatura en entrenamientos cortos y sin pesos. A pesar de que la eficiencia del equipo ha sido comprobada por estudios realizados en diversos institutos internacionales en los últimos años, hay quienes no concuerdan con el uso del aparato para dejar los músculos más fuertes o adelgazar.

¿Cómo funciona esta plataforma vibratoria?

abdomenLa vibración pone su cuerpo en desequilibrio, lo que requiere que uno mantenga a sus miembros fortalecidos para poder permanecer sobre la plataforma vibratoria durante el procedimiento.

No es simplemente ponerse  sobre el aparato y él proporcionará los beneficios! Ante las vibraciones, es necesario debe mantenerse firme, lo que proporciona la práctica de un entrenamiento llamado aceleration training, que se caracteriza por su esfuerzo por mantenerse en equilibrio.

La vibración producida en la máquina vibratoria resulta en la variación de gravedad, aumentando e induciendo al trabajo de más fibras y músculos de los miembros afectados por el estímulo del aparato.

Usted debe concentrarse cuando esté sobre la plataforma vibratoria, para que aplique la fuerza necesaria para que su músculo sea mejor alcanzado y trabajado.

No es correcto afirmar que la plataforma vibratoria se adelgaza en sí, porque ella busca un trabajo muscular y este no quema grasas. Pero ella te hace ganar masa muscular y quemar calorías.

Por su parte, la plataforma vibratoria adelgaza, aunque de forma indirecta.

Tratamiento complementario

El procedimiento adelgaza si forma parte de su plan general de pérdida de peso, que implica una buena alimentación y posiblemente ejercicios aeróbicos. Es un tratamiento complementario, no una práctica principal y única para adelgazar.

La plataforma vibratoria puede intensificar la pérdida de peso, pero no es el método principal para reducir el porcentaje de grasa. Es imprescindible buscar otros hábitos saludables para conciliar, pues un cuerpo sano exige actitudes saludables.